null: nullpx
Refugiados

Ni abogados ni clases ni fútbol: gobierno de Trump cancela programas para niños migrantes en refugios

La Oficina de Reasentamiento de Refugiados ha dejado de financiar actividades “no directamente necesarias para la protección de la vida y la seguridad” de los menores de edad migrantes y eso incluye “los servicios de educación, servicios legales y recreación”, dijo un portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) al diario The Washington Post.
5 Jun 2019 – 12:43 PM EDT

El gobierno de Donald Trump ha decidido cancelar los programas recreacionales, las clases de inglés y la ayuda legal que hasta ahora han recibido los niños migrantes que han llegado solos a la frontera sur de Estados Unidos y que permanecen en refugios del Estado, alegando “presiones presupuestarias”.

La Oficina de Reasentamiento de Refugiados ha dejado de financiar actividades “no directamente necesarias para la protección de la vida y la seguridad” de los menores de edad migrantes y eso incluye “los servicios de educación, servicios legales y recreación”, según dijo Max Weber, portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), al diario The Washington Post.

Este año más de 40,800 niños migrantes que cruzaron la frontera solos han sido puestos bajo custodia del departamento. La mayoría de ellos proviene de los países que conforman el Triángulo Norte -El Salvador, Guatemala y Honduras- y huyen de la violencia de las pandillas y las condiciones socioeconómicas.

Para finales de abril de 2019, unos 12,500 niños y jóvenes se encontraban alojados en refugios federales de todo el país, según cifras de HHS, y en promedio permanecieron allí unos 48 días, antes de ser puestos bajo el cuidado de un guardián legal, preferiblemente un familiar.

“Es un repunte dramático”, dijo Weber al diario. El funcionario argumentó que, si el Congreso no aprueba el fondo de 2,900 millones de dólares solicitados por la Casa Blanca para el HHS, su presupuesto del año puede acabarse a finales de junio. Y esas circunstancias, dijo, la agencia está “legalmente obligada” a destinar el dinero disponible a “servicios esenciales”.


El programa que alberga a niños inmigrantes que vinieron solos a Estados Unidos o que fueron separados de un adulto en la frontera regularmente ha necesitado fondos adicionales en los últimos años, lo que requiere que se asigne de otras partes del presupuesto del departamento.

En febrero, Trump declaró la “emergencia nacional” en la frontera como mecanismo para obtener el dinero que costaría construir un muro en los límites con México, sin pasar por la aprobación del Congreso. En ese momento, el presidente dijo que destinaría unos 8,000 millones de dólares para levantar la barrera y frenar lo que calificó como “una invasión”.

En la 'zona cero' de la frontera: así es un día en el lugar donde llegan más familias migrantes

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés