null: nullpx

El gobierno estima que más de 460 padres separados de sus hijos en la frontera fueron deportados

La ausencia de estas madres o padres podría dificultar la tarea de reagrupar a las familias antes de este jueves, cuando se cumple el plazo fijado por un juez federal. Hasta el lunes, se han realizado 1,187 reunificaciones de acuerdo con el Departamento de Justicia.
24 Jul 2018 – 4:28 AM EDT

Más de 450 padres inmigrantes que fueron separados de sus hijos cuando entraron ilegalmente a Estados Unidos ya no están en el país, aunque sus hijos sí, según una presentación conjunta para una corte presentada este lunes por el Gobierno federal y la Unión Estadounidense de Libertades Civiles.

La ausencia de los 463 representantes de estos menores, que los abogados del Gobierno estadounidense dijeron que está "bajo revisión", podría impedir los esfuerzos de la administración del presidente Donald Trump para reagrupar a las familias separadas antes del jueves, plazo fijado por un juez federal.

La presentación no explica la razón de que los 463 padres ya no están en el país, pero funcionarios del Gobierno reconocieron previamente que algunos fueron deportados sin sus hijos, según Reuters.

El dato es a la vez significativo y preocupante pues señala que el número de madres y padres potencialmente deportados sin sus hijos durante la aplicación de la política de 'tolerancia cero' podría ser mucho mayor de lo que se había reconocido anteriormente.

Stephen Kang, uno de los abogados de la ACLU citado por The Washington Post, señaló que la presentación del lunes parecía ser el primer intento del gobierno, aunque impreciso, de cuantificar el número de inmigrantes afectados por esta particular política migratoria.

"Si esta cifra resulta ser tan grande como sugiere el informe, será un gran problema para nosotros", añadió Kang. "Tenemos muchas preguntas."

Unos 3,000 niños migrantes han sido separados de sus padres después de que el gobierno comenzó esta práctica a principios de mayo, con la que quiso procesar a todos los adultos que cruzaron la frontera ilegalmente, incluidos aquellos que viajaban con niños. La iniciativa fue revocada en junio, de cara a las críticas dentro y fuera de Estados Unidos sobre el trato que el Gobierno daba a los menores inmigrantes.


El juez federal Dana Sabraw en el distrito de San Diego ordenó el mes pasado que el Gobierno tendría que reunir a los niños con sus padres en el marco de una demanda presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés).

El Departamento de Justicia señaló en los documentos que se han realizado 1,187 reunificaciones “y otras bajas apropiadas” de parte de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Los documentos no proporcionan más detalles sobre qué significa y bajo qué parámetros se han gestionado esas “otras bajas apropiadas”

El gobierno ha identificado a 2,551 niños de al menos 5 años que fueron separados de sus familiares.

La Administración Trump también indica que hay 917 padres no cumplen los requisitos para recibir a sus hijos o que todavía no se sabe que si pueden ser reunidos con ellos. Esa cifra incluye a los que ya no se encuentran en el país, así como a los que fueron considerados no aptos debido a condenas penales o por otros motivos.

Los defensores de los inmigrantes han expresado su alarma sobre los padres deportados sin sus hijos, diciendo que la situación puede crear problemas con los casos de los niños. Muchos de ellos fueron presionados a firmar formularios de deportación voluntaria, mientras sus hijos e hijas eran enviados a centro de detención administrados por el gobierno.

"Nos preocupa la información errónea que se les da a estos padres sobre sus derechos a luchar contra la deportación sin sus hijos", subrayó Kang . Localizarlos en América Central será un reto y llevará mucho tiempo, dijo.

Abrazos, llanto y emoción: las imágenes de los reencuentros entre padres e hijos que han sido separados en la frontera sur

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés