null: nullpx
Indultos

Humala niega otra vez el indulto a Alberto Fujimori, pero Kuczynski promoverá su arresto domiciliario

El presidente entrante planteará en el Congreso una ley para aliviar las condena a presos de avanzada edad. El mandatario saliente rechazó concederle la medida solicitada: "Yo no lo firmaré".
26 Jul 2016 – 1:58 AM EDT

El presidente electo de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, dijo este lunes que está a favor de que el exmandatario Alberto Fujimori, condenado por crímenes de lesa humanidad, cumpla arresto domiciliario, en momentos en que el gobierno saliente evalúa un pedido para indultarlo.

"Hubo un proceso judicial donde se concluyo que (Fujimori) debe cumplir sentencia. Lo que estoy dispuesto a hacer es que la pueda cumplir en circunstancias más agradables en su casa, así como otras personas en condiciones de edad y salud parecida", reiteró Kuczynski a la prensa.

El pasado viernes, Fujimori, de 77 años, solicitó el indulto al Ministerio de Justicia, en medio de pedidos de sus simpatizantes para que el gobernante entrante le conceda ese beneficio por motivos de salud. Conceder indulto es una facultad presidencial.

"Alberto Fujimori ha presentado al Ministerio de Justicia un pedido de indulto. Se tramitará conforme a la constitución y a la ley", escribió el sábado en su cuenta de Twitter el presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano.

Una comisión evaluadora requirió la documentación médica y penitenciaria a la prisión policial donde el exgobernante está recluido, para hacer un informe.

El mismo presidente Humala zanjó la duda: "Él (Kuczynski) tiene el derecho de pedir indulto, yo no lo firmaré", reiteró el lunes.

Cateriano lo recalcó en Twitter con una fría y escueta negativa: El presidente Ollanta Humala no indultará a Fujimori.


En vista de que el gobierno de Ollanta Humala deja el poder el 28 de julio, la "tarea" quedó entonces para el entrante gobierno de PPK, quien reiteró lo que dijo tras ganar las elecciones: que se allanará a promulgar una ley que apruebe el Congreso entrante -de amplia mayoría fujimorista- para que personas presas de avanzada edad, que cumplan ciertos requisitos, accedan al arresto domiciliario, favoreciendo a Fujimori.

Se trata de la segunda solicitud formal de indulto vinculada al exgobernante. En 2013 su familia también realizó similar pedido, pero el presidente Humala la rechazó basándose en un informe médico que indicó que Fujimori no reunía las condiciones de gravedad para recibir ese beneficio.

En los últimos tres años, el expresidente ha ingresado en repetidas ocasiones a clínicas locales, debido a su hipertensión arterial y a un tumor en la lengua por el que ha sido operado en cinco ocasiones y que requiere evaluación periódica.

Tras asumir la presidencia en 1990, Fujimori cerró el Congreso dos años después, convocó a una asamblea constituyente y reabrió el Parlamento en 1995, tomando el control de todas las instituciones del Estado.

Ese año fue reelecto y en 2000, tras una nueva reelección, renunció al cargo en medio de un escándalo de compra de votos de parlamentarios y de líneas editoriales de medios de comunicación.

Fujimori (1990-2000), en prisión desde 2007, cumple una condena de 25 años por ser el autor intelectual del asesinato de 25 personas -casos La Cantuta y Barrios Altos- a manos de un escuadrón de la muerte, durante su lucha contra la guerrilla maoísta Sendero Luminoso.

Pese a que el 5 de junio su hija Keiko Fujimori perdió por un ajustado margen en un balotaje presidencial contra Kuczynski, la agrupación fujimorista Fuerza Popular consiguió 73 de los 130 escaños en el Parlamento unicameral.

Publicidad