¿Vale la pena pagar los impuestos de propiedad antes del final de año?

La reforma fiscal limita a 10,000 dólares la deducción sobre los impuestos de propiedad locales y estatales. Propietarios de casas intentan pagar antes del 31 de diciembre los gravámenes para beneficiarse de los viejos descuentos. Pero es posible que a algunos no les sirva de nada.

Miles de contribuyentes corrieron esta semana hasta sus oficinas locales para pagar de forma anticipada sus impuestos de propiedad y beneficiarse de una deducción que desaparecerá el próximo 1 de enero de 2018.

Pero el IRS les manda un mensaje: no vayan tan rápido, quizás no les sirva de nada.

La reforma fiscal, aprobada en el Congreso este diciembre, limitó las deducciones sobre los impuestos locales y estatales de propiedad a 10,000 dólares. A partir de esa cantidad, ya no se aplicará el descuento. Los efectos de la norma entran en vigor el 1 de enero de 2018.

"Antes podías deducir lo que pagabas en tus impuestos estatales en tu declaración de impuestos federal; ahora ya no. Ahora solamente hasta un límite de 10,000 dólares", explicó en Noticiero Univision el contador Roberto Montaño.

Lo que interpretaron algunos contadores y ciudadanos era que, si anticipaban su pago a las autoridades locales, lograrían beneficiarse de la antigua deducción en su pago de impuestos de 2018. En algunas oficinas locales se vieron largas filas durante toda la semana para intentar abonar sus impuestos antes del fin de año.

Pues bien, el Servicio de Impuestos Internos (IRS) dijo en un comunicado que eso solamente pasará en algunas excepciones.

En concreto, solo se acepatará en algunas ciudades y condados:


  • En las jurisdicciones locales que ya tasaron esa propiedad durante 2017. Es decir, el IRS no solo quiere que haya abonado la cantidad de impuestos por su casa. Quiere que la ciudad o condado haya tasado esa casa en 2017 y emitido una factura por ello. Así lo explicó en un post Nicole Kaeding, experta fiscal de la Tax Foundation.
  • Otra opción es que las autoridades locales hayan creado una medida extraordinaria y temporal para reaccionar ante la nueva situación legal, que especialmente perjudicará a propiedades de casas en estados con altos impuestos como Nueva York, California, Nueva Jersey y Washington DC.


En Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo firmó una orden el viernes 22 para que los residentes en el estado pueden pagar de manera anticipada (ya sea parcial o total) sus impuestos sobre la propiedad y así seguir beneficiándose de la deducción fiscal por encima de los 10,000 dólares.

En Nueva Jersey, algo similar hizo el gobernador Chris Christie, quien firmó una orden ejecutiva para que las municipalidades guarden a crédito los pagos anticipados de los contribuyentes.

Desde California, el contador Manuel Azcorra recomienda, primero de todo, que los propietarios de casa llamen a quienes les asisten en las declaraciones de impuestos cada año: "Los contadores conocen la situación específica de cada cliente", explicó a Univision Noticias.

Y, en el caso que sus ciudades y condados sí acepten el pago anticipado, lo aprovechen y paguen antes del 31 de diciembre de 2017.

Sin embargo, queda muy poco para la fecha final. El mismo Azcorra, que vive en San Bernardino, California, llamó a su oficina local de impuestos y las líneas están saturadas. Le tocará ir en persona para averiguar.