null: nullpx
Huracán Harvey

"Tratamos de salvar lo que pudimos": estos son los testimonios de los rescatados de Harvey

Casas sin paredes, pertenencias, pertenencias mojadas o destrozadas y agua hasta donde alcanza la vista: Estas son algunas de las historias de las víctimas de la tormenta.
27 Ago 2017 – 7:14 PM EDT

Gabriel Ferrer, un puertoriqueño residente en Texas, pasó horas junto a su familia atrapado en la parte de arriba de su casa. Fue a las cinco de la mañana del domingo cuando comenzaron a escuchar ruidos en la parte de abajo y se percataron que el agua estaba entrando a su residencia.

Horas después, la parte de abajo de su casa quedó completamente inundada por las fuertes lluvias que han caído en los últimos días tras el paso de Harvey. Se encontraba con su esposa embarazada de doce semanas y su hijo de 1 año y medio.

"Tratamos de salvar lo que pudimos y llamamos al 911 pero nos dijeron que iban a tardar en rescatarnos porque todo Houston está inundado".

El creciente nivel de agua afectó a miles de personas que tuvieron que subirse a las azoteas o a zonas altas y sobrepasaron la capacidad de los rescatistas, que no pudieron atender todos los pedidos de ayuda. Equipos de rescate estadounidenses corrían para sacar personas de sus casas y vehículos mientras las aguas crecían en el sureste de Texas, rescatando a más de 1,000 habitantes cerca de Houston mientras la tormenta Harvey golpea la región.

Un grupo de 15 ancianos tuvo que ser evacuado en helicóptero de la residencia La Vita Bella, en la localidad texana de Dickinson, según confirmaron las autoridades del condado de Galveston al periódico local The Daily News.

El rescate se produjo después de que un familiar del propietario tuiteara la imagen, que se viralizó el domingo por la mañana.


Por su parte, Mateo Salinas, un padre hispano de Texas que trabaja en una planta procesadora de algodón, se desplazó hace dos días con su esposa y sus hijos de 3, 6 y 10 años a la casa de unos familiares en la localidad de Refugio, a una media hora en carro de Bayside a la espera de la llegada de Harvey.

Cuenta que cuando pasó el huracán se rompieron las ventanas de la casa y pasaron mucho miedo y ahora están sin agua, luz ni electricidad. Pero lo peor es lo que se encuentre cuando regrese al que era su hogar porque sabe que su casa está totalmente destrozada.

"Mi familia no tiene nada", lamenta en declaraciones a Damià Bonmatí y Nicolás Hernández de Univision Noticias.

Pese a que la casa de sus familiares también estaba en zona de evacuación obligatoria, asegura que no se habían preparado y que por el momento no ha llegado nadie a ayudarles.

Asimismo, en el estacionamiento del HEB Fresh Food de Victoria, una de las ciudades más golpeadas por el huracán Harvey, Erika Andrade, de 27 años, y su tía Michelle Lizario, de 44, llevaban dos horas esperando a que la tienda abriera para conseguir agua.

"Dicen que van a dar agua gratis y gasolina pero no saben cuándo", afirmó Lizario, en declaraciones a Damià Bonmatí y Nicolás Hernández, los enviados especiales de Univision Noticias a Texas.

Las mujeres pasaron la noche del huracán junto a una decena de miembros de su familia en la casa de Lizario, a donde llegó Andrade tras evacuar la casa móvil en la que vivía con su esposo y sus dos hijos de 3 y 13 años.


"Por la mañana, las calles estaban inundadas. Nosotros vivimos en Bloomington, a unas 10 millas de Victoria, pasamos por nuestra casa y está totalmente destrozada. Un árbol se cayó sobre el tráiler, "Tratamos de rescatar lo que pudimos": estos son los testimonios de los rescatados de Harvey. Creo que no merece la pena arreglarlo. Hemos perdido todo, pero estamos aquí intentando conseguir agua", dijo.

Andrade asegura que buena parte de las casas de su zona están destruidas y que las líneas eléctricas se cayeron.

Los rescatistas tuvieron que darle prioridad a las situaciones que fueran de vida o muerte, dejando a familias desplazadas a su suerte.

Gillis Leho llegó al centro empapada. Dijo que se despertó el domingo para encontrar que toda su planta baja estaba inundada. Trató de llevar algunas de sus pertenencias al primer piso y luego agarró a sus nietos.

Algunas personas utilizaron juguetes inflables para la playa, balsas de goma e incluso colchones inflables para atravesar el agua y llegar a salvo. Otros cruzaron el agua junto con algunas bolsas de basura llenas de sus pertenencias y con transportadoras con animales pequeños.

El alcalde de Houston, Sylvester Truner, dijo que las autoridades han recibido más de 2,000 llamadas pidiendo ayuda, y se tiene previsto que reciban más.

Fotos de las inundaciones en Texas: cuando las carreteras se convierten en ríos

Loading
Cargando galería
Publicidad