null: nullpx
Asalto al Capitolio

No presentarán cargos al policía que mató a mujer durante el asalto al Capitolio

El Departamento de Justicia anunció este miércoles que que no había pruebas suficientes para demostrar que se violaron los derechos civiles de Ashli Babbitt. Los fiscales presentaron una narración detallada de los hechos en los que la mujer de 35 años murió.
14 Abr 2021 – 03:34 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El oficial de policía del Capitolio que disparó a la veterana de la Fuerza Aérea Ashli Babbitt durante al asalto a la sede del Congreso en enero pasado ha sido liberado de cualquier responsabilidad criminal y por lo tanto no se presentarán cargos en su contra.

En un comunicado dado a conocer este miércoles, el Departamento de Justicia anunció que no existen pruebas suficientes para demostrar que se violaron los derechos civiles de Babbitt y que era razonable que el oficial, quien no fue identificado, creyera que estaba disparando en defensa propia o en defensa de miembros del Congreso.

“Los funcionarios examinaron imágenes de video publicadas en las redes sociales, declaraciones del oficial involucrado y otros oficiales y testigos de los hechos, evidencia física del lugar del tiroteo y los resultados de una autopsia”, señalaron. “Con base en esa investigación, los funcionarios determinaron que no hay pruebas suficientes para respaldar un proceso penal".

La muerte de la mujer de 35 años, quien vivía en San Diego, California, se convirtió en uno de los momentos decisivos de los disturbios del 6 de enero, luego de que videos gráficos del momento de recibir el disparo del oficial se difundieran en las redes sociales.

Reporte oficial

La fiscalía detalló los hechos en los que Babbitt se vio involucrada en un pasillo fuera de la sala de la presidenta de la Cámara Baja, vestíbulo que conduce a la Cámara de Representantes propiamente dicha.

En ese momento, los miembros de la Policía del Capitolio (USCP en inglés) se encontraban evacuando a congresistas y senadores mientras la turba intentaba ingresar por varias puertas.

Para evitar que la multitud ingresara al pleno, los oficiales de la USCP usaron algunos muebles para realizar una barricada frente a las puertas de vidrio que no frenó a la turba que seguía intentando atravesar las puertas a golpes. No obstante, ante la presión, tres oficiales de la USCP ubicados fuera de las puertas se vieron obligados a evacuar a los manifestantes.

En ese momento, dice la narración, “la señora Babbitt intentó trepar por una de las puertas donde se rompió el vidrio. Uno de los oficiales dentro de la sala de la presidenta de la Cámara Baja disparó una carga de su pistola de servicio, impactando a la señora Babbitt en el hombro izquierdo, haciéndola caer hacia atrás desde la puerta y caer al piso”.


“Un equipo de respuesta a emergencias de la USCP, que había comenzado a dirigirse al pasillo para tratar de someter a la turba, administró ayuda a la Sra. Babbitt, quien fue transportada al Washington Hospital Center, donde sucumbió a sus heridas”, señala.

Después de acontecidos los hechos, el policía que le disparó fue suspendido con pago mientras se investigaba el incidente.

El 1 de enero, Babbitt dijo a sus seguidores que iría en Washington DC a una manifestación, usando el mismo eslogan de QAnon.

En una publicación hecha por Twitter antes de viajar escribió “¡Nada nos detendrá (…) ellos pueden tratar y tratar y tratar pero la tormenta ya llegó y estará bajando a DC en menos de 24 horas … de oscuridad a luz!”.

El tuit fue en respuesta al mensaje de otro usuario de Twitter que rezaba: “¡Trump sigue siendo nuestro presidente!”.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés