null: nullpx
Africa

Acusan a misionera estadounidense de hacerse pasar por médico en un caso que involucra la muerte de niños

La demanda, que fue presentada en enero, alega que Renee Bach y su organización "han practicado ilegalmente la medicina y han ofrecido servicios médicos a niños vulnerables".
6 Ago 2019 – 8:02 PM EDT

Renee Bach y su organización Serving His Children (SHC) recibieron a principios del año una demanda civil en Uganda por operar una instalación médica sin licencia.

La demanda fue presentada por Gimbo Zubeda y Kakai Annet que pertenecen a Women's Probono Initiative (WPI), una organización que promueve los derechos humanos de las mujeres en Uganda.

Las demandantes alegan que Bach y su organización fueron responsables de las muertes de los bebés de ambas mujeres y de "cientos" de otras personas, alegando que Bach y SHC "han practicado de manera ilegal la medicina y ofrecido servicio médicos a niños vulnerables".

La demanda civil, presentada ante el Tribunal Superior de Uganda en enero, solicita una indemnización por daños y perjuicios y el cierre de la instalación de Serving His Children.

La misionera estadounidense declaró que la organización que fundó ha tenido más de un 96 por ciento de "éxito" en el tratamiento de niños desnutridos.

"Se cometieron errores y se aprendieron lecciones, pero los errores y las lecciones de la vida nunca resultaron en el daño de ningún individuo", dijo la misionera Renee Bach, de 30 años, a NBC News a través de un correo electrónico.

En el año de 2017 Bach fue entrevistada por la estación de televisión WSLS de Virginia, donde aseguró que su organización esta enfocada a la desnutrición por lo que realiza programas de atención preventiva y ofrece servicios de tratamiento.

Según las declaraciones de Zubeda y Annet presentadas ante la corte de Uganda, las madres fueron persuadidas a creer que Bach era una "profesional médico", ya que "utilizaba una bata blanca, un estetoscopio y de manera regular administraba medicamentos a los niños que tenía a cargo.

En marzo, Bach presentó una respuesta ante el Tribunal Superior de Jinja, negando las acusaciones. Ella y su abogado, David Gibbs, afirmaron que SHC no era responsable de las muertes de los pequeños.

A través de un comunicado de prensa difundido en el mes de junio por David Gibbs III, abogado de Bach, menciona que la fundadora de la organización tuvo "entrenamiento médico, cuenta con un certificado de reanimación cardiopulmonar (RCP) pero no un título médico, afirmó que recibió su diploma de bachillerato a través de la educación en el hogar, que aprendió habilidades para proporcionar asistencia y ayudó a enfermeras y profesionales médicos a servir en situaciones de crisis.

En una entrevista durante el mes de junio para Fox News, Bach mencionó que "nunca trató a los niños por enfermedades o se involucró como médico de manera intencional".

Pero exvoluntarios de su organización afirman que durante el período 2009-2015, Bach estuvo estrechamente involucrada en el cuidado de niños enfermos, algunos de los cuales murieron bajo el cuidado de su organización, señala NBC News. Según información citada en documentos de la organización SHC, 119 niños murieron en sus instalaciones entre 2010 y 2018.

Una exvoluntaria incluso declara en su testimonio, incluido en la demanda civil, que Bach invitó a madres de niños que se encontraban en hospitales gubernamentales para que llevaran a sus hijos a su organización ubicada en la ciudad de Jinja, en el este de Uganda.


La organización

Renee Bach, nacida en Bedford, Virginia, tenía 20 años cuando se mudó a la ciudad de Jinja en 2009 como misionera cristiana. Fue ahí donde fundó Serving His Children, organización benéfica dedicada a combatir la desnutrición.

Jinja es una ciudad de 72,000 habitantes a orillas del lago Victoria y ha sido popular entre los misioneros estadounidenses.

La desnutrición es un problema grave en Uganda. El país cuenta con unos 2.2 millones de niños menores de cinco años con retraso en el crecimiento y otros 300,000 considerados extremadamente delgados para su estatura.

Según la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, la desnutrición es la causa del 45% de las muertes infantiles en el país.


El grupo No White Saviors (NWS) dirige una cuenta Instagram con cerca de 200,000 seguidores, trata de concienciar sobre el impacto que tienen los misioneros o personalidades, "principalmente blancos" en "las comunidades negras en nombre de la caridad o del trabajo misionero".

Los activistas han publicado con frecuencia sobre el caso de Bach, citando las acusaciones como un ejemplo: occidentales que se trasladan a países pobres para entregar ayuda incluso cuando no están cualificados para la tarea. NWS ha acusado a Bach de proporcionar a los niños tratamiento médico que aprendió viendo videos de YouTube.

En una declaración escrita, el abogado Gibbs dijo que la organización NWS estaba "atacando a Renee Bach" y calificó a los activistas como "terroristas de reputación".

Gibbs informó que Bach regresó de manera temporal a Estados Unidos ya que existe preocupación por su seguridad y la de su familia, ya que ha recibido amenazas de muerte.


Mira también:


En fotos: El lado más salvaje de África retratado por una fotógrafa brasileña

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AfricaNiñosMuertesDemandas
Publicidad