null: nullpx
Escuelas Públicas

Las escuelas en malas condiciones físicas afectan directamente el desempeño académico de los alumnos

Se sabe que hay una correlación entre escuelas deterioradas y malas calificaciones, pero una investigadora de la Universidad de Cornell descifró cuál es la razón.
22 Jul 2016 – 11:58 AM EDT

Estudiar en una escuela destartalada, con baños y mobiliario rotos, o cafeterías sucias influye directamente en el bajo desempeño académico de los estudiantes, quienes perciben el abandono como una muestra de desinterés en ellos y tienden a faltar más a clases, según un nuevo estudio de la Universidad de Cornell.

El estudio, llevado a cabo por Lorraine Maxwell, profesora de diseño y análisis ambiental del Colegio de Ecología Humana de Cornell, analizó una base de datos recopilados por el Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York, sobre 236 escuelas intermedias de la ciudad en donde estudian más de 140 mil alumnos, con reportes de arquitectos, ingenieros mecánicos y eléctricos que evaluaron las condiciones físicas de los planteles.


También evaluó el 'clima social' en las escuelas con base en encuestas a padres, maestros y estudiantes. En sociología, 'clima social' se refiere a los sentimientos, actitudes, creeencias u opiniones que en general alguien tiene en torno a algo, en este caso la escuela.

De los datos concluyó que el "éxito académico está vinculado a las condiciones de un edificio por medio del clima social y la asistencia" a clases, sostiene el análisis.

En otras palabras, dijo Maxwell, " los edificios escolares que son atractivos y están en buenas condiciones indican a los estudiantes que alguien se preocupa (por ellos) y que hay un clima positivo, lo que a su vez estimula la asistencia" a clases. "Los estudiantes no pueden aprender si no vienen a la escuela", agregó.

La autora narró que durante el transcurso de su estudio "nunca olvidaré a un niño que dijo. 'Tal vez si la escuela se viera mejor los niños querrían venir'. Eso me hizo pensar 'ok, se dan cuenta'".

El análisis indica que aunque los malos resultados académicos de un estudiante también tienen que ver con su estatus socioeconómico u otras variables, las malas condiciones de una escuela y el mal ambiente que ello genera ejerce gran influencia en las calificaciones.


"Vale la pena que la sociedad se asegure de que los edificios escolares son adecuados" para los estudiantes, explicó Maxwell.

Los edificios, dijo, además de valor funcional tienen un valor simbólico, y en las capitales estatales y en la capital federal "esos edificios están bien mantenidos. ¿Por qué? Nos dan una cierta impresión sobre lo que ocurre adentro y cuánto la sociedad valora esas actividades".

"Podrán entender por qué los niños pueden llegar a pensar que una escuela que no luce bien por dentro o por fuera les envía el mensaje de que lo que ocurre en su escuela no importa", agregó la profesora.


Publicidad