null: nullpx

Corredores curvos y arena para gatos: regresar a clases en la era de los tiroteos escolares

Desde el fatídico tiroteo en la secundaria de Columbine, Colorado, hace 20 años, los tiroteos han continuado aumentando. Para este regreso a clases, algunos prefieren no esperar a que los legisladores tomen acción para regular las armas y toman precauciones para proteger a los estudiantes de un atacante.
19 Sep 2019 – 03:22 PM EDT
Comparte
1/12
Comparte
Tras cada tiroteo, las ventas de las mochilas a prueba de balas se disparan. Este modelo ha estado a la venta desde el tiroteo en la escuela primaria de Sandy Hook en 2012. Para algunos fabricantes de este tipo de protección, las ventas han aumentado un 200% desde los tiroteos en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio. Crédito: George Frey/Getty Images
2/12
Comparte
Garrett Casutt, gerente de Compras de Citizen Armor, compañía que fabrica las mochilas a prueba de balas, muestra rondas de municiones de pistolas de mano que fueron detenidas por sus paneles que se deslizan dentro de las mochilas y maletines. Estos sin embargo no detienen balas de rifles automáticos o semi-automáticos como el AR-15, el más usado en los tiroteos y el más popular en Estados Unidos. Crédito: George Frey/Getty Images
3/12
Comparte
En el distrito escolar de Jeffco en Colorado, algunos maestros han recibido como parte de sus materiales del regreso a clases baldes y arena para gatos para que los estudiantes los usen como baños en caso de que deban cerrarla por un tiempo prolongado debido a un tiroteo en la escuela.
Crédito: pedphoto36pm/Getty Images/iStockphoto
4/12
Comparte
Este no es el primer año que a los maestros de Jeffco les dan "baldes-baños" (' go buckets', en inglés). Alrededor de más de la mitad de las 158 escuelas de Jeffco han recibido los baldes, junto con carpas improvisadas o cortinas de baño para darle privacidad a los estudiantes. Crédito: Cortesía Uline
5/12
Comparte
El marcador Sharpie es para que los maestros escriban la hora en que le aplicaron un torniquete a un estudiante que esté sangrando, para que los paramédicos sepan cuánto tiempo ha pasado.
Crédito: RSMcLeod/Getty Images
6/12
Comparte
Algunos profesores de Colorado recibieron también dulces para darle a los estudiantes con diabetes en caso de que se les bajen los niveles de azúcar en la sangre mientras se esconden de un atacante por un tiempo prolongado. Crédito: TracieMichelle/Getty Images
7/12
Comparte
También recibiron kits de primeros auxilios regulares, con termómetros, curas ( Band-aids), gasa, tijeras, toallitas húmedas, alcohol para limpiar heridas, un analgésico como aspirina o ibuprofeno, entre otros elementos. Crédito: LightFieldStudios/Getty Images/iStockphoto
8/12
Comparte
Esta secundaria en Fruitport, Michigan, está diseñada específicamente para la seguridad frente a un tiroteo, con casilleros más cortos en un área común en lugar de casilleros en los pasillos, para que los maestros puedan ver a 900 estudiantes a la vez. Las características de seguridad también incluyen paredes curvas y un sistema de bloqueo especial. Crédito: TowerPinkster
9/12
Comparte
La firma de arquitectos que diseñó la escuela, TowerPinkster, le proveyó los planos y modelos a Univision Noticias. En estos explican que un botón wireless que puede ser accionado desde la oficina del director bloquea las puertas de diferentes espacios dentro de la escuela para compartamentalizarla, para que en caso de que un atacante entre, no pueda pasar al resto de la escuela. No queda claro qué pasa con los estudiantes que queden atrapados con el atacante en un área dada o si el atacante consigue acceso al mecanismo de bloqueo. Crédito: TowerPinkster
10/12
Comparte
Todas las aulas tienen ventanas con una capa protectora y puertas que cierran con seguro. Crédito: TowerPinkster
11/12
Comparte
La mayoría de espacios tiene unas pequeñas paredes de concreto (winged walls) que sobresalen diseñadas para que los estudiantes se escondan detrás de ellas y el atacante no pueda verlos. Los corredores además son curvos para que los atacantes no tengan una línea visual directa a muchos estudiantes a la vez. Crédito: TowerPinkster
12/12
Comparte
Los salones de clase están diseñados para que cuando un atacante se asome por la ventana de la puerta no tenga una línea directa visual a todo el salón y los estudiantes y maestros puedan esconderse de él pegados a la pared. Crédito: TowerPinkster
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés