null: nullpx
Escuelas Públicas

Cada vez más maestros recurren al 'crowdfunding' para equipar sus salones de clase

Los recortes de presupuesto y la incapacidad de algunos padres de contribuir han motivado a los maestros a pedir donativos para materiales escolares en páginas web de financiación colectiva y en 2015 recaudaron 140 millones de dólares.
8 Sep 2016 – 9:40 AM EDT

Papel, lápices, computadoras, robots: cada vez más maestros estadounidenses utilizan la red para crear campañas de financiación colectiva o 'crowdfunding' con el propósito de adquirir todo tipo de materiales para sus salones de clases y se han encontrado con una agradable sorpresa: la gente está deseosa de cooperar.

Según datos de las páginas web de 'crowdfunding' GoFundMe y DonorsChoose, sus campañas centradas en educación recaudaron casi 140 millones de dólares en 2015, en comparación con 31.2 millones de dólares recaudados en 2010.


GoFundMe recaudó 58 millones de dólares durante los pasados 12 meses y DonorsChoose registró más de 50,000 campañas durante esta temporada de regreso a clases.

Según DonorsChoose, una página especializada en 'crowdfunding' para escuelas, la mayoría de sus campañas, el 38% son para recaudar fondos para materiales escolares.

En su primer año como maestra de educación primaria en Kingman, Arizona, Shannon Raftery recaudó 340 dólares mediante una campaña de financiación colectiva para comprar materiales para su salón, que antes adquiría, como hacen otros maestros, con su propio salario. Ahora necesita 500 dólares para equipar su kinder en la Escuela Primaria Roosevelt de Philadelphia.

Raftery dice que tiene un director escolar que la apoya pero que simplemente no hay dinero suficiente en el distrito de Philadelphia para equipar el salón como a ella le gustaría.

En su caso, tiene un presupuesto de 200 dólares para cubrir las necesidades de 25 alumnos en una escuela en la que al menos 40% de los estudiantes vive en situación de pobreza. Se gastó todo el dinero antes del inicio de clases.

"Prefiero gastar mi propio dinero antes que a estos niños les falte algo", comentó. "Cada dólar ayuda".


La maestra aseguró que aunque planea seguir poniendo entre 100 y 150 dólares de su bolsillo para comprar materiales, no serán suficientes para todo lo que quiere tener.

Ya adquirió productos de limpieza, papeles para cubrir el tablón de anuncios y pinturas de colores para cubrir las austeras paredes blancas de su sala, y quiere comprar sillas de playa y almohadones para darle un aire más acogedor al aula.

"No quiero que un ambiente frío arruine la primera impresión de la escuela que tienen los niños", dijo Raftery.

En las páginas de 'crowdfunding' los donantes pueden ver todas las campañas que tienen que ver con educación y cooperar con la cantidad de dinero que quieran.

Este sistema inyecta millones de dólares en materiales y equipos a escuelas en barrios pobres y ricos.

DonorsChoose afirma que el donativo promedio de las personas que utilizan por primera vez su sitio es de 58 dólares, y que cada campaña recauda un promedio de 668 dólares.

Cuando crean sus campañas de 'crowdfunding' los maestros escriben sobre las necesidades de sus estudiantes, qué es lo que requieren y a menudo incluyen fotos del salón de clases.

'Ms. S', una maestra en la Secundaria Mira Monte, en Bakersfield, California, donde según ella el 92% de los estudiantes son elegibles para almuerzos gratuitos o a precio reducido (indicador de pobreza en una escuela), inició una campaña en DonorsChoose para recolectar 411 dólares para comprar 30 libros de la obra'¿Quién le teme a Virginia Woolf?'

"Mi trabajo enseñándole teatro a nuestros estudiantes es muy importante porque para muchos de ellos este es el único momento durante el día que tienen para usar su imaginación y entretenerse", escribe 'Ms. S'.


"Tener una colección de '¿Quién le teme a Virginia Woolf?' para toda la clase les permitirá a mis estudiantes tener experiencia en teatro clásico leyéndola y representándola ellos mismos", agrega.

Las cifras no son sorprendentes, dice Michael Leachman, director de investigación fiscal estatal del centro de investigación Center on Budget and Policy Priorities.

Los recaudos locales, estatales y federales tras la recesión no han podido suplir las necesidades de los estados luego de estos haber recortado sus presupuestos, y ahora otros factores económicos como los bajos impuestos sobre la propiedad y la inflación están frenando una recuperación completa, aunque la financiación de la educación ha mejorado en la mayoría de los estados, dijo Leachman.

"Es perturbador obviamente que los maestros tengan que recaudar el dinero que necesitan para proveerle una buena educación a los niños", dijo Leachman.

Pero el 'crowdfunding' les permite obtener fondos y materiales en cuestión de semanas tras iniciar una campaña.

Allan Rogers, maestro de tercer grado en la Primaria Jackson en la comunidad rural de Jackson, Louisiana, afectada recientemente por severas inundaciones, trabaja con estudiantes que ya cuentan con materiales adquiridos mediante financiación colectiva a pocas semanas de iniciado el año escolar.

"Hay gente que ha perdido todo por las inundaciones y antes de las inundaciones no tenían mucho", dice Rogers, en cuya escuela no hay presupuesto para tecnología y el 96% de los estudiantes son elegibles para almuerzos gratuitos o a precio reducido.

En su escuela los maestros han hecho campañas para adquirir materiales básicos, como marcadores para pizarrones, pero también quieren comprar una computadora para cada aula, dijo la directora de la escuela, Megan Phillips.

Gracias al 'crowdfunding' han podido comprar iPads y iPods para que los estudiantes los usen en las aulas.

"Siempre estamos tratando de darles a los estudiantes lo que se merecen", dijo Rogers. "No solo lo que necesitan, sino lo que se merecen".


Publicidad