null: nullpx

Qué es la 'stamina' de la que tanto habla Trump

El término es usado con frecuencia para medir el rendimiento de los deportistas y tiene que ver con la capacidad cardiorrespiratoria. El antiguo asesor de la tenista de élite Martina Navratilova, entre otros, explica cómo se mide y si se puede incrementar.
19 Sep 2016 – 5:47 PM EDT

"Ella no tiene la fuerza o la stamina para hacer que Estados Unidos vuelva a ser lo que era. Créanme", dijo Donald Trump a finales de agosto refiriéndose a Hillary Clinton. No es la primera vez que menciona esta palabra que quiere decir vigor, aguante, fortaleza, resistencia. De hecho la repite con bastante frecuencia, equiparándola a fallas graves de carácter e insinuando que la ex secretaria de Estado no resistiría la presión de un cargo demandante.

La referencia al vigor es de uso común también en el entorno del candidato republicano. En la primera carta que compartió sobre su estado de salud, firmada el 4 de diciembre, el doctor Harold Bornstein del Lenox Hill Hospital en Manhattan, sentenciaba que su “fuerza física y su stamina son extraordinarios".

La stamina tiene que ver con la capacidad de sostener el esfuerzo físico o mental prolongado, también con la resistencia a la fatiga o la enfermedad. Es un término usado con frecuencia por médicos deportivos y por los biólogos al comparar especies, de hecho deriva de la palabra griega stamen, relativa a la polinización.

La falta de vigor y resistencia puede manifestarse de muchas maneras. “Las personas con baja resistencia se fatigan hasta con las actividades más simples del día a día. La vejez, el estilo de vida sedentario, la privación del sueño y condiciones médicas son algunos de los muchos factores que pueden afectar la resistencia y la condición física”, señala Yazan Amro, del departamento de Fisiología y Biofísica de la Case Western Reserve University.

Es por eso que hasta un antiguo escritor de discursos de Obama, Jon Favreau, ha salido a defender a Clinton escribiendo: “Tú no dudas de su stamina o tenacidad cuando estuvo sentada once horas en la corte por el caso Bengasi".

Lisa Bardack, internista en Mount Kisco en Nueva York y médico de la candidata por los últimos 15 años, no usó el término en su primer reporte médico público, pero sí dijo que Clinton estaba en “excelentes condiciones físicas para servir como presidente de Estados Unidos”.


¿Se puede medir la resistencia? Solo a través de pruebas muy específicas de las que no se tiene conocimiento que Clinton haya sido sometida. Amro dice que por ahora una de las formas “más fiables” para medir la resistencia, o el vigor, es a través de la aptitud cardiorrespiratoria o el VO2 Max (consumo máximo de oxígeno), que cuantifica el volumen máximo de oxígeno que se usa durante el ejercicio.

“Esto normalmente se realiza en una caminadora con la persona conectada a una máscara de respiración que mide el oxígeno que inhala y la cantidad de oxígeno y carbono que exhala”, comentó.

Bob Prichard, presidente del Somax Performance Institute –cuyo eslogan es “44 medallas de oro y 11 récord mundiales”– y autor de ' The Efficient Golfer' y ' Are You Flexible Enough for Golf?', menciona una técnica similar, aunque no considera que el VO2 Max sea la forma apropiada de medir la resistencia.

Nosotros medimos la resistencia en los atletas todos los días a través de la expansión de su estómago, el diafragma y el pecho. Los atletas de élite y los titulares de récord mundiales tienen una tasa de expansión de 20%. Esto significa que alguien con un pecho de 40" lo puede expandir 8"”, dijo a Univision Noticias.

Según Prichard, un buen ejemplo es la tenista Martina Navratilova, ganadora de 18 Grand Slam y la mejor tenista femenina entre 1965 y 2005 según la revista Tennis, cuya capacidad de expansión es de 20%.


“Le preguntamos sobre la fatiga. Dijo que nunca se cansa, no importa cuánto dure el partido o el torneo. No podía entender por qué las otras mujeres en el circuito se cansaban. Le explicamos que su tasa de expansión era el doble que la de ellas. Martina no tenía ninguna necesidad de tomar medicamentos para la resistencia”, narra.

Otro ejemplo que recuerda Prichard es el de la nadadora Janet Evans, que alcanzó los récord mundiales en 400, 800 y 1,500 metros estilo libre de forma simultánea, quien también lograba una expansión de 20%.

Publicidad