null: nullpx
Primarias Demócratas

Sanders y Biden tratan de apropiarse del legado de Obama (y su exitosa coalición)

El exvicepresidente y el senador se esfuerzan por acercarse a la figura del exmandatario para obtener réditos en las primarias y lograr los 1,991 delegados necesarios para convertirse en el abanderado del Partido Demócrata.
6 Mar 2020 – 06:39 PM EST

Tres años después de haber dejado la Casa Blanca, el expresidente Barack Obama sigue gozando de una gran aprobación entre sus copartidarios demócratas.

Y de ese apoyo mayoritario a Obama buscan beneficiarse los dos últimos aspirantes a la nominación demócrata, el exvicepresidente Joe Biden y el senador por Vermont Bernie Sanders.

Biden busca aprovechar al máximo el haberse desempeñado vicepresidente durante los ochos años del gobierno Obama (2009-2017), en su intento de convertirse en el heredero político del primer mandatario negro en la historia del país.

Ahora cuando la contienda se concentra principalmente en que los demócratas definan su identidad como un partido centrista encabezado por Biden o uno más liberal a la cabeza de Sanders, Biden se describe a sí mismo como un "demócrata Obama-Biden".

Los demócratas "quieren a un nominado que sea demócrata, un demócrata de toda la vida, un demócrata orgulloso, un demócrata Obama-Biden", dijo Biden el martes al final de la jornada electoral conocida como Supermartes, durante la cual se impuso en 10 de los 14 estados que celebraron comicios.

Los comentarios de Biden eran una referencia no tan velada a Sanders, quien es independiente pero vota junto a la bancada demócrata en el Senado.

Una encuesta Huffpost/YouGov determinó que en mayo del 2019, un 86% de los votantes demócratas aprobaba la presidencia de Obama y casi la mitad consideraba a Biden como el más precandidato más semejante a Obama.

El más parecido

Apenas 15% de los encuestados nombró a Sanders como el más parecido a Obama, pero la encuesta tomó en cuenta a un total de 20 aspirantes demócratas por lo cual es imposible extrapolarla al momento actual cuando la contienda se limita a un mano a mano entre Biden y Sanders.

La legisladora por Hawaii Tulsi Gabbard aún mantiene su candidatura pero sus posibilidades son casi nulas al haber acumulado un solo delegado después de que 18 estados celebraran sus primarias.

Tal como lo hizo durante el ciclo electoral en 2016, Obama ha evitado apoyar públicamente a alguno de los precandidatos demócratas. Cuando Biden anunció su candidatura en abril de 2019, el exmandatario calificó el haber seleccionado a Biden como compañero de fórmula como "una de las mejores decisiones" que haya tomado.

Sanders, el candidato antisistema, también quiere un pedazo del legado Obama, la figura principal del establishment partidista.

Su campaña difundió esta semana un aviso televisivo en el que se escucha a Obama decir que "la gente está lista para un allamado a la acción. Quieren un liderazgo honesto que se preocupe por ellos, y quieren a alguien que va a luchar por ellos, y lo van a encontrar en Bernie".

Es un fragmento del discurso que Obama pronunció en 2006 para apoyar la candidatura de Sanders al Senado, pero el aviso ha recibido críticas de que descontextualiza ese discurso del 2006 y otros fragmentos de otras fechas para presentar la imagen errónea de que Obama ha apoyado públicamente una candidatura presidencial de Sanders.

Ari Rabin Havt, subdirector de la campaña Sanders, defendió en la televisora MSNBC la legitimidad del aviso porque "muestra la trayectoria de Bernie Sanders en la voz de otra persona. Es un aviso completamente justo, y uno que muestra un aspecto importnate de la trayectoria de vida de Bernie Sanders".

El senador por Vermont necesita mejorar su apoyo entre el segmento afroestadounidense, el cual demostró el Supermartes que apoya mayoritariamente a Biden. Sanders difundió el video después del Supermartes.

Otro que acudió -infructuosamente- a la imagen de Obama fue el exalcalde neoyorquino Michael Bloomberg, quien el mes pasado difundió un aviso en el que se oye al ex presidente decir que "en el momento en que Washington está dividio en viejas batallas ideológicas, él nos muestra lo que puede lograrse cuando juntamos a personas para buscar soluciones pragmáticas".

El magnate, quien retiró su candidatura esta semana tras fracasar estrepitosamente el Supermartes pese a haber gastado al menos 500 millones de dólares de su fortuna personal, se defendió de críticas expresadas por Biden de que el aviso de 30 segundos daba la imagen errada de que Bloomberg y Obama eran muy cercanos.

"Hicimos muchas cosas juntas en ocho años. Es un amigo, y he hablado con él varias veces desde entonces", dijo Bloomberg sobre Obama a PBS.


Obama sigue popular

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.