null: nullpx
Coronavirus

Biden o Trump: ¿a qué campaña perjudica más la pausa forzada por el coronavirus?

Las restricciones vigentes de distanciamiento social para detener la propagación del virus le han dado a la campaña electoral en curso un matiz inédito: no hay contacto directo entre candidatos y votantes.
7 May 2020 – 04:25 PM EDT
Comparte
Trump y Biden han debido suspender sus actos de campaña por la pandemia. Crédito: Fotocomposición David Maris/ Getty

La era covid-19 se las trae. No solamente ha causado más de 70,000 decesos y dejado a más de 33 millones de estadounidenses sin empleo. También ha cambiado la manera de hacer campaña política en EEUU.

La prohibición de multitudes para detener la propagación del coronavirus también ha alterado de forma inédita distintos aspectos de la sociedad estadounidense durante un año electoral.

Numerosos estados han pospuesto sus elecciones primarias. La Convención Nacional del Partido Demócrata se pospuso exactamente un mes, hasta el 17 de agosto. Y ha surgido un debate sobre la necesidad de agilizar el voto por correo para garantizar una alta paricipación en noviembre.

Entonces surge una pregunta obvia: ¿Las nuevas reglas de una campaña electoral benefician más al presidente republicano Donald Trump en su intento de reelegirse o a su rival demócrata Joe Biden?

Analistas consultados por Univision Noticias coinciden en que los presidentes que buscan reelección siempre llevan ventaja a su oponente. Y que cuando uno de los aspirantes está confinado en su casa durante semanas, esa ventaja se vuelve aún mayor.

La dinámica actual "perjudica más a Biden porque no puede hacer campaña con la gente", dijo el analista republicano Alfonso Aguilar.

Cargando Video...
Acusación de acoso sobre Biden ocurre cuando el candidato está a punto de escoger a una mujer como posible vicepresidenta


Biden se ha dedicado a participar en videoconferencias desde su hogar en Delaware, mientras que Trump mantuvo una mayor presencia comunicacional durante el mes de abril con las confererencias de prensa que ofrecía a diario sobre la respuesta de su gobierno a la crisis del coronavirus.

Algunas conferencias de Trump llegaron a extenderse hasta dos horas, y finalmente sufrieron una pausa después de que el mandatario recibiera numerosas críticas por sugerir inyecciones de desinfectante como una modalidad para tratar la covid-19.

Aguilar reconoció que si bien las conferencias de prensa diarias ayudaron inicialmente, Trump "luego se sobrexpuso. Pero él es presidente y tiene la posibilidad de aparecer y desaparecer cuando quiera porque al ser presidente (los medios de comunicación) siempre lo van a cubrir".

Una encuesta reciente parece apuntar en esa dirección.

El sondeo Reuters/Ipsos difundido el pasado martes muestra que Trump remontó la brecha que Biden le había sacado el mes pasado y actualmente reciben el apoyo a partes iguales del electorado estadounidense.

La encuesta determinó que un 43% de los 1,215 estadounidenses consultados -incluyendo 1,015 que dijeron haberse inscrito para votar- votarían por Biden y un 41% por Trump.

Una consulta similar había arrojado el mes pasado una ventaja de seis puntos porcentuales a favor de Biden.

Una fortaleza de Trump según este sondeo es que casi la mitad de los estadounidenses lo ve más capacitado para generar empleo, mientras que solo uno de cada tres prefiere a Biden.

La encuesta se realizó por internet, en inglés, y tuvo un margen de error de mas o menos 3 puntos porcentuales.

La "desventaja" de Trump

José Dante Parra -consultor vinculado durante años a dirigentes del Partido Demócrata- coincide en que Biden resulta el más perjudicado de los dos, pero señaló que Trump también pierde al no poder celebrar sus eventos electorales.

"Allí no solamente se comunica con su base. También recaudan fondos y recaban información sobre sus votantes", explicó Parra. "Puedes llegar a tener tanta información en esos eventos que puedes hacerle un mensaje a la medida de tu votante promedio".

Trump le dijo al diario New York Post que el no poder celebrar sus rallies le representaba "una gran desventaja", y al día siguiente realizó su primer viaje fuera de la capital estadounidense en casi dos meses. Voló a Arizona, a una fábrica de máscaras protectoras en un viaje que tuvo algunos guiños electorales (como cuando invitó a la pareja hispana dueña de un restaurant de Tucson que asegura haber sido agredida por ser simpatizantes del presidente).


Tanto Aguilar como Parra coincidieron en que ante la imposibilidad de relacionarse con los votantes en persona, la presencia en internet y en los medios de comunicación cobra aún más importancia. Y en ese frente, la ventaja también es para Trump.

Biden "no ha logrado una presencia comunicacional mayor y debe hacerlo para reaccionar en tiempo real cada vez que Trump hace o dice algo. Y no han tenido esa flexibilidad", dijo Parra.

David Axelrod y David Plouffe, estrategas electorales del expresidente Barack Obama, escribieron esta semana en The New York Times que Biden necesita "acelerar el ritmo de su campaña, usar plenamente su ejército de influyentes representantes y hacerse de un arsenal nuevo de herramientas virtuales guiadas por estadísticas y tácticas creativas".

El director digital de la campaña Biden, Rob Flaherty, dijo a Politico que las visitas a sus plataformas múltiples se han duplicado desde febrero, cuando sumaron 27,4 millones.

En marzo se elevaron a 62 millones y en abril fueron 51 millones, y Flaherty lo atribuyó a una estrategia que pone énfasis en mensajes entusiastas y no en la confrontación directa con Trump.

La campaña de Biden no dio gran énfasis al aspecto digital antes de que apareciera el coronavirus, y el ex vicepresidente suma apenas 7 millones de seguidores en Facebook y Twitter, frente a los 106 millones que siguen a Trump.

Jason Goldman, exjefe digital de la Casa Blanca durante Obama, escribió el mes pasado en Medium que no hay tiempo para que Biden pueda remontar esa ventaja numérica.

Goldman indicó que la campaña demócrata debe concentrarse en "identificar el sector demográfico de la audiencia a la que quiera llegar y luego poner a Biden accesible para entrevistas u otros productos en esos canales".

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés