Elecciones 2016

Trump negó que la estrella de seis puntas de su tuit fuera "antisemita" y la campaña de Clinton lo ataca

La demócrata publicó un comunicado luego de que el virtual nominado republicano borrara un tuit en el que atacaba a Clinton con una estrella de seis puntas que remite a la estrella de David, símbolo judío.
4 Jul 2016 – 4:23 PM EDT

La campaña de Hillary Clinton atacó este lunes a Donald Trump por un tuit que el empresario publicó el fin de semana atacando a la candidata con una imagen que remite a la estrella de David, un símbolo de la religión judía.

En un comunicado, la campaña de la exsecretaria de Estado acusó a Trump de "uso de imaginería antisemita" proveniente "de sitios de internet racistas" y que el comportamiento del republicano "debe dar a los votantes una causa de preocupación."

"El uso de Donald Trump de una imagen claramente antisemita proveniente de sitios web racistas para promover su campaña debería ser suficientemente perturbador, pero el hecho de que esto es parte de un patrón debe dar a los votantes una mayor causa de preocupación", dijo en su mensaje Sarah Bard, directora de divulgación judía de la campaña de Clinton.

"Y ahora, no sólo no se disculpa por ello, sino que está vendiendo mentiras y culpando a otros. Trump debe condenar el odio, no ofreciendo más comportamiento y retórica de campaña que alienta extremistas", expresó Bard.

Horas después, Trump lanzó un comunicado en respuesta en el que dijo que los "falsos ataques de Clinton que tratan de vincular la estrella de David con una estrella básica... son ridículos".

"Clinton a través de sus sustitutos, sólo está tratando de desviar la atención del comportamiento deshonesto de ella y de su marido. Las verdaderas preguntas son, ¿porqué fue la reunión de Bill Clinton en secreto con la Fiscal General de Estados Unidos y dónde están los 33.000 mensajes de correo electrónico y toda la otra información que falta en su caso? ¿Por qué hay tantas mentiras?", expresa el mensaje.

El magnate hace referencia a la reunión privada en un aeropuerto de Arizona del expresidente Bill Clinton con Loretta Lynch , la Fiscal General que sería la encargada de imputar a Hillary Clinton si el FBI lo recomienda al concluir la investigación del caso de los emails que Hillary Clinton envió desde un servidor privado cuando fue secretaria de Estado en el primer mandato de Barack Obama.

Desde Twitter, este lunes Trump también había negado que el mensaje tuviera connotaciones antisemitas y culpó a los medios de comunicación por haber hecho una mala interpretación del tuit.


"Medios deshonestos están haciendo su mejor intento para representar una estrella en un tuit como la estrella de David en vez de una estrella de sheriff, o una estrella normal!", tuiteó el magnate.

Una defensa a Trump

El exjefe de campaña del empresario Corey Lewandowski atribuyó la discusión en torno al mensaje del empresario que algunos vieron como antisemita a la "corrección política".

"La conclusión es que esto se trata de una corrección política fuera de control. Si esto llegara a ser una estrella junto a Hillary Clinton y sin el dinero detrás (de la imagen) nadie se cuestionaba esto", dijo Lewandowski a CNN, cadena que lo contrató como comentarista luego de que fuera despedido de la campaña del republicano.

"Esta es la misma estrella que los departamentos del sheriff en todo el país utilizan para representar la aplicación de la ley... pusieron un nuevo tuit con el círculo, pero el mensaje es el mismo y es que Hillary Clinton es corrupta", aseguró.

La estrella de la discordia

El mensaje publicado el fin de semana en la cuenta del republicano mostraba una imagen de Clinton con dólares de fondo junto a una estrella de seis puntas que decía "¡La candidata más corrupta!"

Casi de inmediato el mensaje provocó una reacción generalizada en las redes sociales y entre políticos por lo que finalmente fue eliminado de la cuenta.

Luego un tuit con la misma frase fue republicado, esta vez con un círculo que suplantaba la estrella de la discordia.

Lea más:


Más contenido de tu interés