null: nullpx
Elecciones 2016

Trump evade hablar de inmigración en feudo hispano

Más allá de repetir su inconsistente expresión de que los latinos “lo aman”, el aspirante republicano a la Casa Blanca evadió constantemente el tema de inmigración y no quiso explicar su estrategia para ganar el voto hispano.
27 Jul 2016 – 4:15 PM EDT

Se esperaba que la sorpresiva visita de Donald Trump este miércoles a Doral, Florida, donde más de la mitad de la población es de origen hispano, se tratara de un intento del magnate para acercarse a esa comunidad.

Pero más allá de repetir su inconsistente expresión de que los latinos “lo aman”, Trump evadió constantemente el tema de inmigración y no quiso explicar su estrategia para ganar el voto hispano.

“Los hispanos me aman, creo que he subido en las encuestas a un 35%”, calculó el magnate desde su lujoso campo de golf ante decenas de periodistas, que fueron convocados el martes a última hora a una conferencia de prensa.

Una reportera local le preguntó sobre cómo pensaba deportar a 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en el país.

“En tres semanas presentaremos un plan al respecto que lo incluirá todo”, respondió en seco Trump.

Otra reportera le pidió que diera un adelanto de sus propuestas migratorias, haciendo énfasis en que debería considerar que estaba en Doral, donde el 79% de los habitantes son hispanos, quienes seguramente estarían interesados en el tema.

“Amo Doral, en mi maravilloso club tengo muchos empleados hispanos”, evadió Trump, sin dejar que la periodista terminara la pregunta.

Según el último sondeo nacional de la firma Bendixen & Amandi, el 52% de los votantes elegibles se inclina por Hillary Clinton, mientras un 25% lo hace por Trump y un 23% se mantiene indeciso.

Incluso dentro del mismo Partido Republicano, si bien las preferencias por Trump en el condado son mayores (48%), todavía hay un 32% que se mantiene indeciso y un 20% que le daría el voto a Clinton.

Otra encuesta de The Wall Street Journal/NBC News muestra que Trump solo recibió el apoyo del 14% de los votantes latinos potenciales, mientras Clinton alcanzó el 76%.

El respaldo a Clinton podría cambiar el curso de las elecciones generales en estados con una población hispana significativa y en estados péndulo importantes como Florida, Colorado y Nevada.

“No le importamos”

El martes , Trump canceló por segunda vez un anunciado encuentro con líderes hispanos en Florida.

Inicialmente, el 8 de julio iba a celebrar un almuerzo en el emblemático restaurante cubano Versailles, localizado en la Pequeña Habana de Miami. También tenía programado un mitin esa jornada, pero ambos eventos fueron cancelados debido al tiroteo de Dallas que ocurrió ese mismo día.

Se había dicho entonces que lo acompañarían a la reunión el senador por Florida y exaspirante presidencial Marco Rubio, el gobernador del estado, Rick Scott, el vicegobernador Carlos López Cantera, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, entre otros hombres de negocios del condado de Miami-Dade.

“Que Trump cancele y cancele eventos con hispanos demuestra lo poco que le importa esa comunidad. Él no va a acercarse a los latinos, y por más que lo intentara es demasiado tarde. Ya nos ha ofendido demasiado, nos ha usado como blanco para llegar a donde está”, dijo a Univision Noticias la inmigrante indocumentada y activista de United Families, María Bilbao.

El martes, varias decenas de manifestantes se dieron cita a las afueras del Club Trump National Doral Miami, para protestar contra la retórica del magnate con pancartas alusivas a su propuesta de construir un muro en la frontera sureña con México.

El gesto fue llamado “El muro de la infamia de Trump”, que incluía fotografías de los republicanos hispanos que respaldan la campaña del multimillonario como Helen Aguirre, directora de comunicaciones del Partido Republicano, y el representante a la Cámara por Florida, Carlos Trujillo.

"No va a acercarse a los latinos porque él necesita seguir apelando a la base racista o de gente que tiene mucho miedo y solo buscan a un culpable único de los problemas del país: el indocumentado”, acotó Bilbao.

“Y es una vergüenza que hayan hispanos que traten de justificar sus palabras y las desvíen, como si no fueran antiinmigrantes”, agregó.

El analista político republicano Israel Ortega, coincide con Bilbao en que “Trump desaprovecha toda oportunidad para buscar el voto hispano”.

“Su comportamiento siempre ha sido errático, así que no es extraño que cancele encuentros. Pero en su campaña ha demostrado constantemente que no le importa mucho tomar un paso para ese acercamiento”, dijo el experto.

Lea también:

Más contenido de tu interés