null: nullpx
Elecciones 2016

Trump, defensor de la dieta para multimillonarios de Mar-a-Lago, reconoce que debe perder peso

El Dr. Oz le reprochó al candidato republicano que "tiene sobrepeso" durante un programa grabado que se emitirá este jueves y en el que conoceremos un resumen de su nuevo examen médico.
15 Sep 2016 – 9:05 PM EDT

Donald Trump tiene "algo de sobrepeso". Lo dice el Dr. Oz, un buen conocedor del tema. Por el momento esa es una de las revelaciones que conocemos sobre la salud del candidato republicano después de su entrevista este miércoles para el programa del mediático doctor.

El candidato republicano, de 70 años, le entregó a Oz en medio de la grabación un resumen de su nuevo examen médico al que se sometió el viernes, según se ha sabido gracias a un dramático adelanto de la entrevista que concluye justo cuando Oz recibe el documento de una página.

La campaña ha dicho que publicará el documento tras la emisión del show este jueves (a la 1PM ET), pero parte de su contenido ha trascendido por medio de entrevistas a miembros de la audiencia.

Trump dijo durante la grabación este miércoles que pesa 236 libras (107 kilos) y que quiere perder de 15 a 20 libras (entre 7 y 9 kilos). El republicano reveló que toma medicamentos para disminuir el colesterol. También hemos sabido que no hace ejercicio más allá de jugar ocasionalmente al golf cuando se lo permite la actividad de la campaña.


Oz le dijo impresionado a Trump tras ver el resumen que sería "el sueño de un doctor", según reportes de entrevistas con miembros de la audiencia. Pero el show y el resumen del examen médico no acallarán las críticas de quienes ven en Trump un candidato poco transparente que ha divulgado menos información sobre su salud que la acostumbrada a pesar de que si gana el 8 de noviembre se convertiría en el presidente de mayor edad de la historia. Por su parte, la demócrata Hillary Clinton, que lleva cuatro días reposando por una neumonía, publicó este jueves un nuevo y detallado examen médico en que su doctora personal asegura que está "sana y apta para ser presidenta".

En un momento de la campaña en que la salud de Clinton se ha convertido en asunto de debate, los demócratas no han dejado pasar la ocasión de atacar a Trump.

"Tiene 70 años. No es que esté ligero y delgado. Presume de comer comida rápida a diario. Miren a su salud un poco", dijo este miércoles el senador Harry Reid en el Capitolio a preguntas de los reporteros sobre la salud de Clinton. Por su parte, el exasesor de Barack Obama, David Plouffe, dijo en MSNBC que es legítimo hablar del sobrepeso de Trump, considerando que "es el candidato más voluminoso que hemos tenido desde el presidente William Taft".

En campaña hemos visto a Trump en numerosas ocasiones delante de sus platos de comida en fotos que él mismo tuitea: papas fritas, alitas de pollo o Taco Bowl,

Comer como un multimillonario

El magnate ha dejado claro que ese tipo de caprichos forman parte de su filosofía culinaria y es que Trump, que ha pontificado sobre lo divino y lo humano a lo largo de su vida, también ha escrito sobre la dieta ideal. La presentó en su libro de 2004 Think Like a Billionaire y se llama la dieta Mar-a-lago, el nombre de su mansion en Palm Beach, en el sur de Florida. Según explica Trump, la ideó su chef personal, Gary, con la mente puesta en su jefe.

"No puedes limitarte a pensar como un multimillonario, tienes que comer como uno", escribió Trump en tres páginas dedicadas a la dieta Mar-a-Lago, después de haber dado consejos sobre cómo decorar interiores, cómo ser un buen inversor o cómo compaginar trabajo y romance.

Parte de la clave de esta dieta consiste en satisfacer los caprichos del estómago, "por muy ridículos que puedan ser", explica Trump.

"Gary piensa que es ridículo pensar que puedas disfrutar la vida sin carbohidratos y azúcar. Todo el mundo trata de evitar el pan, la pasta, el arroz y las patatas estos días. El mes que viene la gente probablemente estará absteniéndose de comer frutas y verduras. Tienes que satisfacer tu apetito y manener el equilibrio. Tan simple como eso", escribe.

En la dieta de Mar-a-Lago predominan los platos para paladares exquisitos como cangrejos moros de Florida o salmón bañado en hierba de limón, pero Trump admite que a veces opta por hamburguesas, pizzas y helado.

"Si comes las mejores comidas y vigilas tu cintura, comenzarás a tener un gran aspecto y sentirte genial en poco tiempo", concluye Trump que resume su dieta de Mar-a-Lago en cuatro puntos:

1. Tiene que ser servida en un escenario fantástico.
2. Tiene que tener un aspecto fantástico.
3. Tiene que tener un sabor increíble.
4. No puede hacerte subir de peso.

Lea también:

Más contenido de tu interés