null: nullpx
Elecciones 2016

Tras guerra contra el Partido Demócrata, la campaña de Sanders ve a una aliada en su nueva presidenta

Donna Brazile, quien reemplazará a Debbie Wasserman Schultz, dice que trabajará con ex jefe de campaña de Sanders en su nuevo rol para asegurarse de que las reformas que pedía el senador sean implementadas.
27 Jul 2016 – 01:45 AM EDT

FILADEFIA, PENNSYLVANIA -- La guerra entre el Partido Demócrata y la campaña de Bernie Sanders parece haber llegado a su fin ahora que su antigua cabeza de la organización, Debbie Wasserman Schultz, renunció a su puesto en el primer día de la convención nacional del partido y en su lugar fue nombrada Donna Brazile, profesora y comentarista de la cadena de noticias CNN.

Durante un intercambio con periodistas en el piso de la Convención Demócrata Jeff Weaverr, jefe de campaña del ahora excandidato presidencial Bernie Sanders, le dijo a un pequeño grupo de medios, entre ellos Univision, que la campaña del senador apoya a Brazile en su nuevo rol “100%”.

Brazile por su parte intimó que le ofreció a Weaver trabajar con el partido demócrata: “Lo voy a arrastrar, él va a ser mi hermano” en esta nueva tarea “para asegurarnos de que esta nueva posición funcione … que el partido implemente las reformas necesarias, las reformas en las que trabajamos tan duro. Confío en su criterio”.



Aunque había una alta probabilidad de que esto no fuera suficiente para aplacar tanto a la campaña del ex candidato demócrata Bernie Sanders, como a los delegados de Sanders y a sus seguidores, quienes habían cultivado un profundo desprecio por el Partido Demócrata desde que comenzaron las primarias, por percibidas injusticias que perjudicaban al ex candidato demócrata Bernie Sanders y que beneficiaban a la ya nominada Hillary Clinton.

Estas injusticias ahora se han visto confimadas por la filtración de emails obtenidos furtivamente por el hacker Guccifer 2.0 y publicados por Wikileaks que presentan evidencia que sugiere un sesgo del partido hacia Clinton. Wasserman Schultz en un intercambio llama a Sanders un "maldito mentiroso" y en otro un oficial del partido sugiere pintar a Sanders como "ateo" y usar el hecho de que Sanders es judío para bajar su popularidad entre votantes cristianos.

Wasserman Schultz se disculpó en una tensa rueda de prensa donde tuvo que salir bajo una lluvia de abucheos.

Lo peor de los emails está por venir

Brazile, quien dijo estar familiarizada con la naturaleza de los emails del Partido Demócrata filtrados por hackers y publicados por Wikileaks que serán publicados, confirmó que las siguientes filtraciones contendrán conversaciones de la programación de los debates presidenciales demócratas y cómo estos fueron programados.

La campaña de Sanders aseguró en multiples ocasiones que los días y fechas escogidos para los debates fueron escogidos deliberadamente para afectar negativamente al senador.

Brazile además aseguró que lo peor de la filtración está por venir.

“No han visto el volumen o la cantidad del material que será publicado y basado en lo que he visto, todo el mundo que está aquí, todo el que ha cubierto las elecciones, ha sido rastreado”.


Publicidad