null: nullpx
Elecciones 2016

Si dependiera de Bernie Sanders, la presidenta del Partido Demócrata perdería su puesto

El senador ofreció su apoyo al rival de Debbie Wasserman Schultz para las elecciones al Congreso, en medio de una escalada en el conflicto entre Sanders y el Partido Demócrata.
22 May 2016 – 4:33 PM EDT

En una escalada de la tensión entre Bernie Sanders y el Partido Demócrata, el precandidato aseguró que de ser presidente "no nombraría de nuevo a la actual presidenta del Comité Demócrata Nacional", la congresista Debbie Wasserman Schultz.

Sanders además anunció que iba a apoyar al rival de Wasserman Schultz para la carrera de reelección en el Congreso por el Distrito 23 de Florida, el profesor de derecho Tim Canova.

“Claramente, apoyo a su oponente", le dijo Sanders a Jake Tapper de CNN. "Sus puntos de vista son más cercanos a los míos que a los de Wasserman Schultz".

El anuncio llega después de que el sábado pasado se desataran fuertes protestas y peleas en la convención estatal del partido en Las Vegas, Nevada, entre los seguidores de Sanders y directivos del partido.

Wasserman Schultz respondió en un comunicado que "aunque Bernie Sanders apoye a mi oponente voy a permanecer neutral" en la carrera y que "espera trabajar junto con el senador en victorias demócratas en el otoño", cuando se decidan las elecciones al Congreso en agosto.

Canova aclaró durante una entrevista en CNN que su rivalidad con la presidenta del DNC, el Comité Demócrata Nacional, por sus siglas en inglés, se limita a su carrera en el congreso, criticó el trabajo que Wasserman Schultz ha hecho, tanto en Florida como en Washinton.

"Ser presidenta del DNC es un trabajo de tiempo completo, representar un distrito es algo de tiempo completo, y no se pueden hacer bien los dos trabajos al tiempo. Creo que mi oponente no está haciendo un buen trabajo en ninguno de los dos", dijo Canova.

"No estoy feliz con como el DNC ha estado manejando las elecciones", añadió el profesor. "Hay días en que me preocupo sobre la convención [del partido] en julio".

Canova dijo en un comunicado de prensa que está "orgulloso de que Bernie Sanders favorezca nuestra campaña progresista. Como el senador Sanders, estoy llevando una campaña realmente apoyada por la gente, no por las grandes corporaciones — una campaña que se le enfrenta a los intereses de Wall Street en vez de aliarse con ellos".

Canova ha recaudado más de $1 millón para su campaña desde que la lanzó en enero de este año, y según comunicados de su campaña 99% de este dinero viene de donaciones de menos de $200.

Y aunque Canova ahora cuenta con un respaldo de alto perfil, a Wasserman Schultz la respaldan el presidente Barack Obama y el vicepresidente Joe Biden, quienes asistiran un evento para recaudar fondos para su campaña en junio.


La búsqueda por los delegados

Sanders aprovechó la entrevista en CNN para denunciar lo injusto del sistema de superdelegados de su partido, como lo ha hecho en numerosas ocasiones, y dijo que "no estaría mal si nos deshacemos" del proceso de superdelegados.

Cuando Tapper le preguntó si el candidato con más delegados al final de la carrera debería ser el nominado, Sanders no ofreció un sí o un no claros, solo se limitó a decir que él era el candidato más fuerte para derrotar a Donald Trump en las generales.


Lea más:


Más contenido de tu interés