Elecciones 2016

Sanders advierte que Clinton no será “virtual nominada” después del supermartes

Desde California, el senador advierte a los medios que no declaren ganadora a Clinton aunque tenga los delegados suficientes para asegurar la nominación y presagia que los demócratas tendrán una convención abierta.
5 Jun 2016 – 9:41 AM EDT

El senador y precandidato por la nominación presidencial de Partido Demócrata Bernie Sanders advirtió a los medios de comunicación que el próximo martes, cuando se cumplan las penúltimas primarias de la temporada, no deberán declarar a Hillary Clinton como “virtual candidata” porque asegura que ella no contará con los delegados suficientes para asegurar la candidatura.

“Los medios están equivocados cuando suman superdelegados con delegados”, dijo Sanders en una conferencia de prensa en Los Ángeles, destacando la diferencia entre los representantes a la Convención Nacional que se eligen en los caucus y primarias y los nombrados por el partido y que son libres de respaldar al candidato de su preferencia.

Hasta este domingo, a ntes de definirse el resultado de las primarias de Puerto Rico, Clinton contaba con 2,313 delegados (544 de los cuales son ‘súper’), mientras que el senador por Vermont tiene 1547 (46 ‘súper’).

Hace falta 2,383 delegados para asegurar la nominación, algo que se espera que la exsecretaria de Estado logre en los próximos días entre Puerto Rico, California, Nueva Jersey y Nuevo México, estos tres últimos estados del último supermartes de la temporada electoral 2016.



Convención disputada

La advertencia de Sanders se basa en que Clinton “no tendrá el número requerido de delegados comprometidos para ganar la nominación cuando termine el proceso el 14 de junio (cuando elija Washington DC)".

La Convención Nacional Demócrata será una convención disputada”, dijo Sanders en referencia a la reunión del partido que se hará en Filadelfia la última semana de julio en la que se oficializará el nombre del candidato para las presidenciales de noviembre.

Una convención disputada o abierta se produce cuando ninguno de los aspirantes ha logrado el mínimo requerido para lograr la nominación.

Pero en este caso, se espera que Clinton los obtenga, ya que en esa suma incluye a los superdelegados. Las reglas del partido no establecen una diferenciación entre los tipos de delegados que asisten a la convención.



Obama tampoco

La estrategia de la campaña de Sanders es tratar de atraer a su campo a los ‘super’ suficientes para eliminar la ventaja que le lleva Clinton.

Sin embargo, tradicionalmente los superdelegados votan por el aspirante que haya obtenido más votos directos en el proceso de primarias, que en este caso es la exsecretaria de Estado.

En 2008 el entonces senador Barack Obama también llegó a la convención nacional sin la mayoría de delegados necesaria, si se le quitaban los superdelegados.



El propio Sanders reconoció en la rueda de prensa que “no está acá para decirles que mañana vamos a voltear 300 superdelegados. No me han escuchado decir eso, pero les digo que vamos a presentar nuestros argumentos”.

Algunos interpretan las palabras de Sanders como parte de su último esfuerzo por obtener un resultado convincente en California y apuntalar sus fuerzas ante las negociaciones programáticas que se realizarán durante la reunión de Filadelfia.

Las últimas encuestas en ese estado dan una ventaja muy variable de entre 3 y 14% a Clinton sobre Sanders.

Con seguridad, una vez que se cumpla el último supermartes, aumentará la presión en el partido sobre el senador para que deje la vía libre a Clinton y esta se puede concentrar en el virtual nominado del Partido Republicano, Donald Trump.

Lea también:

Publicidad