null: nullpx
Elecciones 2016

Qué implica la entrevista del FBI a Hillary Clinton por sus emails

El interrogatorio de tres horas y media este sábado se conoce en un momento en que se cuestiona la imparcialidad de la investigación tras un encuentro entre Bill Clinton y la fiscal general Loretta Lynch.
2 Jul 2016 – 1:59 PM EDT

El FBI entrevistó este sábado a la virtual nominada demócrata Hillary Clinton como parte de la investigación sobre si puso en peligro la seguridad nacional al usar una cuenta privada de correo electrónico cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

Clinton fue entrevistada en la sede del FBI en Washington este sábado por la mañana durante unas tres horas y media. En días anteriores, los investigadores interrogaron a sus asesoras Huma Abedin y Cheryl Mills.

La candidata se sometió voluntariamente a la entrevista, según dijo en un comunicado el portavoz de su campaña Nick Merrill, por lo que no hubo una citación judicial.

La entrevista se celebró en un momento en que arrecian las críticas sobre la imparcialidad de la investigación tras un cuestionado encuentro de media hora esta semana entre el expresidente Bill Clinton y la fiscal general, Loretta Lynch.

Clinton no tiene previsto ningún evento de campaña hasta el martes, cuando el presidente Barack Obama la acompañará por primera vez en el escenario en Carolina del Norte.

¿Qué investiga el FBI?

El FBI investiga si Clinton puso en peligro secretos de estado. Clinton hizo instalar un servidor privado en su casa de Chappaqua, Nueva York, al poco de llegar al cargo de secretaria de Estado, algo que iba en contra de las normas internas del Departamento.

Su cuenta de correo y el servidor privado en que se almacenaban los emails que enviaba y recibía ofrecían un nivel de seguridad menor a los instalados en el Departamento de Estado, lo que podría haber sido aprovechado por hackers.

Clinton ha dicho que nunca envió o recibió información marcada como clasificada. A posteriori, varias docenas de correos que ella envió o recibió han sido clasificados, entre ellos 22 que la CIA consideró que contenían información sobre programas o fuentes "top secret", el máximo nivel de confidencialidad.

¿Cuándo concluirá la investigación?

La duración de la investigación no tiene un plazo determinado y podría finalizar incluso después de las elecciones de noviembre.

El director del FBI James Comey ha dicho que ésta no está sujeta al calendario electoral.

No obstante, reportes de medios indican que el FBI quiere acelerar la investigación para presentar sus conclusiones antes de las convenciones republicana y demócrata de este mes.

¿Por qué fue tan controvertida la reunión de Lynch y Bill Clinton?

Lynch se reunió esta semana con el expresidente en el aeropuerto de Phoenix, Arizona. Bill Clinton bajó de su avión y subió al de Lynch para conversar durante aproximadamente media hora.

Los dos han asegurado que fue un encuentro fortuito, que no hablaron del caso de los emails y que solo conversaron sobre asuntos privados como los nietos de ambos.

La polémica se debe a que Lynch tiene la última palabra sobre si Clinton debe ser imputada una vez que el FBI concluya su investigación y le envíe sus conclusiones. Los republicanos creen que Lynch, nominada por el presidente Barack Obama, no será imparcial y podría adoptar una decisión política contraviniendo lo averiguado por el FBI.

Para bajar la intensidad de las críticas, Lynch aseguró el viernes que incriminará a Clinton si así lo recomiendan los investigadores.

¿Se acabará la polémica si Lynch no imputa a Clinton?

Clinton está deseando pasar página y centrarse en la campaña ya que la controversia ha afectado seriamente a su imagen y a su percepción como una política honesta, como indican las encuestas.

Pero es poco probable que el caso desaparezca de la atención pública durante la campaña. Clinton podría enfrentarse de aquí a noviembre a un goteo de revelaciones sobre sus emails ya que en paralelo a la investigación del FBI hay varias solicitudes para recibir emails presentadas por grupos conservadores y medios de comunicación, con base en la ley de acceso a información pública (FOIA).

Los solicitantes de información esperan recibir correos que Clinton no entregó al Departamento de Estado y que no han sido aún publicados.

Clinton envió y recibió 60,000 correos durante sus cuatro años en el Departamento de Estado. La candidata dijo que borró la mitad de ellos, porque eran personales (asuntos, según ella, como sus rutinas de yoga o los preparativos de la boda de su hija Chelsea), y entregó la otra mitad al Departamento de Estado (casi 55,000 páginas), que por orden de un juez federal los fue revisando y publicando en tandas mensuales hasta febrero de este año.

Esta semana se supo gracias a correos obtenidos por el grupo Judicial Watch que varios de los correos que Clinton no entregó se referían a asuntos oficiales.

Lea también:


Más contenido de tu interés