Elecciones 2016

Para el Partido Nazi de EEUU la irrupción de Trump demuestra que la supremacía blanca es “más popular” de lo que parece

El presidente de la organización, inspirada en el partido alemán de Adolfo Hitler, considera que es buen momento para avanzar la causa nacionalista blanca y hasta avizora un caucus nazi en el Congreso.
9 Ago 2016 – 4:00 PM EDT

En agosto de 2016, en el arranque de la fase final de la campaña presidencial, se hizo más evidente cómo grupos de extrema derecha veían en la candidatura de Donald Trump alguien que representaba sus posiciones radicales. El que el magnate republicano no se desmarcara claramente de esos apoyos dio nuevos bríos a voces que en las últimas décadas habían quedado marginalizadas en el debate político estadounidense.

Univision Noticias retoma esta nota que puede ayudar a entender la dinámica que condujo a los eventos en Charlostville, Virginia, durante el fin de semana a raíz de una violenta manifestación de grupos supremacistas blancos. El debate se agravó por la falta de una condena contundente por parte del presidente estadounidense, tan dado a “hablar claro” en otras ocasiones.

Para el máximo líder del Partido Nazi de Estados Unidos la candidatura de Donald Trump es "una oportunidad" para los nazis estadounidenses de construir un movimiento político legítimo y organizar coaliciones de supremacía blanca en el país.

‘‘Si Trump gana, OK, va a ser una verdadera oportunidad para la gente como los nacionalistas blancos, para que actúen inteligentemente, y construir sobre eso, y para que vayan y empiecen —así como tienen el caucus político negro y todo eso en el Congreso— para empezar a construir algo como eso", dijo Rocky Suhayda, presidente del Partido Nazi de Estados Unidos en su programa de radio en julio, refiriéndose al Caucus Negro Congresional, un grupo que representa a los miembros afroestadounidenses del Congreso.

Suhayda es el líder del grupo sucesor de un partido político estadounidense basado en los ideales de Adolfo Hitler y el nazismo, ideología que profesa la superioridad de la raza blanca, o aria. El Partido Nazi de Alemania llevó a cabo el exterminio de 11 millones de personas, entre ellos 6 millones de judíos, a quienes Hitler culpaba por los males de una Alemania en decaimiento.

El Partido Nazi de Estados Unidos fue fundado en 1959 por George Lincoln Rockwell. Una decada más tarde, tras el asesinato de su fundador, el partido como tal se disolvió, y lo que queda de este es más una organización que un partido político, ya que no nominan candidatos a elecciones locales o presidenciales como solían hacerlo en sus primeros años.

Contra hispanos y la inmigración

La ideología de esta organización, y su meta de perpetuar la pureza de la raza blanca, se opone vehementemente a lo que llaman "inmigración de tercer mundo", legal e ilegal, a Estados Unidos.

Un folleto publicado en su página web sobre los inmigrantes lee: "¡Trabajadores blancos primero en vivienda y empleo! Únase al Partido Nazi de EEUU para un futuro basado en los fuertes valores blancos que hicieron a nuestro país grandioso". El texto también exhorta a encarcelar a empleadores que contraten a inmigrantes ilegales.

En otro texto, decorado con imágenes de rifles de asalto, la organización habla de cómo la inmigración y "la mano de obra barata", le cuesta al lector "pérdida de trabajos, crimen, drogas, tráfico, y billones en impuestos de su dinero todos los años".

"Drogas, crimen ... desempleo, inmigración massiva... solo algo de la suciedad que los ejecutivos corporativos y los medios han creado en este país. Es hora de limpiar esta Tierra y hacer de la justicia social para la Clase Blanca Trabajadora una realidad".

En un reporte de 2010 la organización se alarma sobre la predicción del gobierno de que los blancos en el país serán minoría para el año 2042. El autor del texto declara esto "una catastrofe para los blancos", y añade: " Los hispanos están teniendo familias más grandes, y su tasa de inmigración a este país es enorme. Vemos frente a nuestros ojos como el gobierno no-blanco es corrupto e incompetente".


"No tan impopulares"


No era la primera vez que Suhayda opinaba sobre el efecto de Trump sobre su causa, el nacionalismo blanco. En un reporte escrito en agosto de 2015, publicado en la página web del partido, Suhayda dijo que el fuerte apoyo que está disfrutando el empresario republicano es señal de que Estados Unidos está pasando por un momento político propicio para que su partido construya una organización política estable más allá de los márgenes del sistema tradicional.

‘‘Tenemos una maravillosa oportunidad aquí, amigos, que puede que no se vuelva a presentar otra vez, en el momento indicado", escribió Suhayda en septiembre de 2015. "Las declaraciones de la campaña de ‘Donald Trump, si algo, ¡han mostrado que 'nuestros puntos de vista' no son tan 'impopulares' como la gente de la Corrección Política le ha dicho a todo el mundo que son!"

Ni Suhayda ni la campaña de Trump respondieron a preguntas de Univision Noticias al momento de publicación este martes en la tarde.

En otro reporte de septiembre de hace un año, el presidente del Partido Nazi dijo sobre Trump: "¿No es tristemente cómico como una persona como Donald Trump, con fuentes virtualmente ilimitadas de recursos, puede hacer realidad sus fantasias? Y sin embargo, la gente como nosotros, que hemos estado diciendo desde hace años mucho de lo que él está proclamando ahora en la carrera, operamos literalmente con migajas?"

Rachel Pendergraft, una directiva nacional para el Partido de los Caballeros, un grupo líder dentro del Ku Klux Klan, le dijo al Post que el KKK estaba usando la candidatura de Trump para reclutar nuevos seguidores.

La candidatura de Trump, añadió Pendergraft, está "energizando a algunos miembros del movimiento", a quienes "les gusta el momentum en general de sus mitines y de su campaña".


Hoy por Trump, mañana ¿el Senado?

En febrero de 2016 se desató la controversia cuando Trump no repudió inmediatamente el respaldo que le dio David Duke, un ex Gran Mago de la Orden del KKK, al clamar que no sabía quién exactamente era Duke, o a qué grupo representaba.

"No conozco a ningún honestamente, no conozco a David Duke. No creo que nunca lo haya conocido. Estoy casi seguro que no lo conocí. Y simplemente no sé nada de él", dijo Trump en ese entonces.

Sin embargo, desde 1991, como lo documentó The Washington Post, Trump ha comentado en múltiples ocasiones a los medios sobre Duke y su rol en la política en el país.

Trump lo hizo inequívocamente en febrero de 2000, tras una breve incursión a una candidatura presidencial que terminó precisamente porque el Partido de Reforma al que planeaba unirse incluía a Duke.


"El Partido de Reforma ahora incluye a un hombre del Klan, el señor Duke, un neo-Nazi... este no es el tipo de compañía que me gusta compartir", dijo Trump en ese entonces en un comunicado a la prensa.

En los años 70 el Ku Klux Klan sufrió una crisis debido a la baja en su número de seguidores, y la organización se dividió entre dos líderes. Uno, Bill Wilkinson, quería mantener la tradición de violencia rasa a la que acostumbraba el grupo desde las épocas de linchamientos, ahorcamientos, apedreamientos a minorías, particularmente los negros.

Otro líder quería avanzar la ideología de segregación y supremacía blanca y hacerla una realidad, y la mejor manera de hacer eso era limpiar la imagen del Klan. Este líder era David Duke.

En 1989 Duke fue elegido a la Cámara de Representantes de Louisiana, donde sirvió hasta 1993.


Inspirados por Trump

En 2016, meses después de que Trump titubeara al negar a Duke, este se lanzó como candidato al Senado por Louisiana en junio, citando como inspiración y confirmación de sus ideas a la candidatura de Trump, añadiendo que "lo sobrepasaba la felicidad" que el empresario se lanzara a la presidencia.

En una entrevista con NPR esta semana, la Radio Nacional Pública, le preguntaron a Duke: “¿Usted cree que los votantes de Trump son sus mismos votantes?"

"¡Pues por supuesto que lo son!", respondió Duke. "Porque yo represento las ideas de preservar este país y la herencia de este país, y creo que Trump representa eso también".

Duke añadió que Trump no encontrará mayor apoyo que el suyo de llegar a la alta cámara del Congreso.

“Tengo un amplio record de estar a favor de proteger nuestras fronteras de esta inmigración masiva... Como senador de Estados Unidos, nadie apoyará más fuertemente su agenda legislativa que yo, su agenda de la Corte Suprema, como yo lo haré".

En fotos: Así fue el violento atropello durante una marcha de supremacistas blancos en Charlottesville

Loading
Cargando galería


Lea más:


Publicidad