null: nullpx
Elecciones 2016

Lo que dice el lenguaje corporal de Clinton y Trump

Los candidatos a veces expresan más con gestos que con palabras y esta noche, cuando todos los ojos estén puestos en ellos, un guiño, una sonrisa falsa o una expresión molesta, podrá ser lo que quede en la memoria de los televidentes.
26 Sep 2016 – 7:36 PM EDT

Los gestos de Donald Trump y Hillary Clinton dicen más que sus palabras y la audiencia nota a través de sus posturas, movimientos y expresiones faciales qué están queriendo decir en realidad o si se desenvuelven con soltura o no frente a una pregunta.

Según los expertos en lenguaje corporal, aquello que se puede revelar inadvertivamente más allá de las palabras se conoce como "fuga''. Esto es que una cosa es repetir temas de conversación aprendidos o leídos en un teleprompter (aparato que los candidatos no tendrán en el debate de esta noche) y otra es controlar lo que el cuerpo está diciendo frente a 100 millones de personas, la audiencia esperada para el histórico encuentro que arranca en un par de horas.

Ruth Sherman, consultora de comunicaciones y entrenadora del habla le explicó a USA Today algunos de los gestos corporales distintivos tanto de la demócrata como del republicano. Aunque Sherman admira las habilidades de comunicación de Trump, dice que "la enloquecen" algunos de sus tics y tendencias (llamados "ruido") porque que distraen a la audiencia de su mensaje, o lo hace ver contradictorio.

Sobre Clinton dice en cambio que utiliza sus manos de manera efectiva y se mueve bien y que fue muy efectiva en la forma como manejó el escenario el día de su discurso de aceptación en la Convención Demócrata.

Donald Trump

- El auto-abrazo: Trump mantiene los brazos y codos pegados a su cuerpo, de manera poco natural, como si estuviera tratando de proteger algo. "Algo indeseable en alguien que dice ser un líder fuerte", dice Sherman

- El OK: De manera distractora, el republicano suele juntar sus dedos índice y pulgar en señal de OK, excepto que los tres dedos adicionales están plegados hacia dentro en vez hacia fuera.

- La picada: Tal y como suena, es un reflejo molesto de la mano, como si fuera un cuchillo picando sobre una superficie, una insignia clásica de los debatidores novatos.

- El acordeón: Con sus palmas abiertas enfrentadas, mueve sus brazos hacia atrás y adelante para hacer énfasis en lo que dice, evocando a los monos mecánicos de juguete.


- La mueca: Como si fuera un esfuerzo sobrehumano, Trump eleva las comisuras de la boca, pero el resto de sus músculos faciales no coopera. Si se observan sus ojos, luce increíblemente incómodo y esto socava su credibilidad.

Hillary Clinton

- El pulgar encima: Cuando la mayoría de la gente hace un puño, mete su pulgar sobre los nudillos. Pero Clinton lo apoya su pulgar en la parte superior de su dedo índice, gesto que aparentemente adquirió de su esposo Bill Clinton.

- El encogimiento de hombros: Clinton a veces encoge un poco los hombros cuando está haciendo énfasis en un punto de sus políticas, lo que subconscientemente sugiere que hay cierta incertidumbre en lo que dice.

Lee también:

Más contenido de tu interés