Lo que aprendió Trump de 'The Apprentice', el programa que lo consagró como maestro del espectáculo

El aspirante republicano usa en la campaña electoral muchas de las técnicas que perfeccionó en el reality show que lo convirtió es una estrella mediática y gurú de los negocios.
17 Jul 2016 – 5:03 AM EDT

El grupo de mujeres no oculta su admiración al entrar al opulento tríplex del multimillonario Donald Trump, un universo versallesco recubierto en mármol, candelabros de cristal y terminaciones en oro con vistas al Central Park de Nueva York. “¡Qué increíble!”, exclama una. “Esto es ser rico, muy muy rico”, dice otra.

Es una escena de la primera temporada de The Apprentice ( El aprendiz), el exitoso reality show de NBC que el magnate de los bienes raíces condujo durante 14 temporadas.

Las participantes habían superado una de las pruebas, diseñadas para medir su pulso para los negocios. Como premio, fueron a conocer su casa en la Torre Trump.

Le muestro este apartamento a muy poca gente, presidentes, reyes... Ellos entran, miran a su alrededor y no pueden creer lo que están viendo, creen que es espectacular”, asegura el empresario durante ese capítulo.

Trump siempre ha sido conocido por su grandilocuencia. Pero El aprendiz , que se estrenó en 2004, le dio una plataforma nacional en la que proyectarse como un gurú del éxito.

El programa lo ayudó, además, a perfeccionar sus dotes de showman, algo que hoy utiliza en su campaña como virtual candidato republicano.

"Estás despedido"

“No había guiones en El aprendiz, nada de lo que decía estaba guionado, y creo que él está utilizando ese mismo estilo en la campaña: habla con el corazón, sin filtros", dice a Univision Noticias Jim Dowd, quien en ese entonces era el director de publicidad de NBC.

"A veces las personas no están de acuerdo con él, a veces lo que dice no necesariamente tiene mucho sentido, pero le ha da resultado”, afirma Dowd, quien luego abrió una firma de relaciones públicas que tuvo al magnate entre sus clientes.

Fue en el primer capítulo del programa que Trump lanzó su famoso “estás despedido” para eliminar a uno de los competidores. Dowd dice que al escuchar la frase todos reconocieron de inmediato su valor “dramático” y supieron que se convertiría en una marca registrada.

“Él sabe cómo insertarse en las noticias, lo hace a través de Twitter y en sus mítines de campaña. En los debates, además, ha logrado intimidar a los otros candidatos de una manera similar a cuando decía ‘estás despedido’ en El aprendiz”, dice Michael Cornfield, politólogo en la Universidad de George Washington.

“Pero un candidato presidencial debe tener muchas habilidades, no solo talento para el espectáculo, y él no ha demostrado eso”.


Trump según los exconcursantes

El aprendiz fue ideado en 2002 por Mark Burnett, quien produjo Survivor (Sobreviviente), otro gran éxito de la telerrealidad.

La propuesta era reunir a un grupo de personas con distintos perfiles empresariales para competir por un lucrativo puesto de trabajo de un año con Donald Trump.

Cerca de 215,000 personas postularon para la primera temporada. Durante el rodaje, los 16 que quedaron seleccionados pudieron conocer más de cerca al empresario.

“Tenía una personalidad expansiva, sabía cómo dar al público lo que quería y enfrentar a los concursantes entre ellos, pero también sabía ser justo”, dice a Univision Noticias Kwame Jackson, finalista de la primera temporada de El aprendiz.

Otros destacan el lado “carismático” de Trump.

“Es un personaje muy divertido. Siempre nos preguntaba por los últimos chismes del elenco”, según Katrina Campins, otra de las participantes.


Los exconcursantes consultados por Univisión Noticias hablan de un hombre de muchas facetas: enérgico, trabajador y con un gran ego; alguien que sabe promocionarse mejor que nadie, tan directo que a veces resulta agresivo, que valora mucho la lealtad y es poco receptivo a las críticas.

Lo que no vieron, en ese entonces, fueron señales de la misoginia y el racismo del que hoy muchos lo acusan, a pesar de que la prensa recuerda un chiste sexista que Trump hizo en una de las temporadas.

Durante un capítulo de Celebrity Apprentice -la versión del programa en la que competían celebridades-, el magnate le dijo a una ex conejita de Playboy: "Debe ser una bonita imagen verte arrodillada".

Dr. Jekyll, Mr. Hyde

Sus declaraciones incendiarias en la campaña -por ejemplo, cuando acusó a México de enviar “violadores” y “criminales” a Estados Unidos- tomaron por sorpresa a algunos exconcursantes.

“Fue una transformación al estilo doctor Jekyll y señor Hyde”, asegura Jackson.

En abril de este año, él y otros cinco excompetidores dieron una rueda de prensa para condenar la “retórica de odio” utilizada por Trump.

“Creo que él entendía cómo hacer del programa un éxito. Ahora, él también entiende a su audiencia, y su audiencia es la extrema derecha, gente que está enojada, que es intolerante, y les está dando el espectáculo que quieren ver”, dice Tara Dowdell, quien también participó en la conferencia.

Pero otros aprendices van a votar por Trump y lo defienden a capa y espada cuando son invitados como comentaristas por las cadenas de noticias. La clave de su éxito en la campaña, dicen, está la autenticidad que mostró durante El aprendiz.

“El motivo por el cual Donald Trump es el virtual candidato republicano es porque las personas lo ven como alguien renovador que dice lo que piensa y llama las cosas por su nombre”, afirma Kendra Todd, ganadora de la tercera temporada.

“Estés de acuerdo o no con sus opiniones, hay que respetar el hecho de que con Donald Trump, lo que ves es lo que hay”.

Lea también:


Publicidad