Elecciones 2016

Las mujeres son la clave para derrotar a Trump: nueve gráficos que explican el estado de la carrera presidencial

Clinton refuerza su predominio en las encuestas nacionales. Esta vez la brecha de género podría batir récords si se cumple el pronóstico del sondeo que se publicó hoy por The Washington Post y el canal ABC.
7 Ago 2016 – 1:34 PM EDT

Diez días del final de la convención demócrata, el Washington Post y el canal ABC publican este domingo un sondeo de intención de voto que sitúa a Hillary Clinton ocho puntos por delante de Donald Trump.

Ningún sondeo basta para conocer el estado de la carrera a la Casa Blanca. Pero su letra pequeña ayuda a comprender mejor cómo perciben los votantes a los candidatos y cómo puede evolucionar la campaña presidencial. A continuación señalamos los detalles más importantes de la encuesta.

1. Clinton refuerza su ventaja

Cada firma de encuestas tiene sus sesgos y sus resultados pueden llevar a engaño si los comparamos con los de otras empresas. Tiene más sentido analizar la serie histórica de cada empresa. En este caso, las encuestas que han publicado durante este año el canal ABC y el Washington Post.


Las cifras muestran que la carrera se estrechó en dos ocasiones. La primera a principios de mayo, cuando Trump había derrotado a sus rivales republicanos y Clinton seguía inmersa en la pugna por la nominación. La segunda a principios de julio, después de que el director del FBI criticara a la candidata demócrata por no haber gestionado bien su correo electrónico.

La convención demócrata ha devuelto a Clinton al 50% y ha alejado la amenaza de Trump. Quedan casi 100 días de campaña pero ningún candidato derrotó a su adversario después de salir por detrás de las convenciones.

2. Las mujeres derrotarán a Trump

Las mujeres votan demócrata y los hombres votan republicano. Es una máxima que suele cumplirse en cada carrera presidencial. Hay excepciones: Bush padre ganó entre las mujeres en 1988 y Clinton ganó dos veces entre los hombres con la ayuda de la presencia del independiente Ross Perot.


Esta vez la brecha de género podría batir récords si se cumple el pronóstico del sondeo que se publica hoy. Trump ganaría por 10 puntos entre los hombres: una cifra similar a la que lograron Bush padre en 1988 y Bush hijo en 2004. Pero el candidato perdería por 23 puntos entre las mujeres: una cifra inédita hasta ahora en una carrera presidencial.


Sería la brecha de género más grande de la historia reciente como se puede ver en este otro gráfico.


3. Los blancos sin estudios sostienen a Trump

El candidato republicano iría muy por detrás de su adversaria si no fuera por los hombres blancos sin estudios, que sostienen su campaña y evitan por ahora una derrota mayor. El sondeo indica que Trump gana por 42 puntos entre ese grupo de población. Una cifra superior a la de Romney, que nunca llegó a conectar con esa clase obrera blanca en su carrera presidencial.



Esa ventaja no le bastaría a Trump para llegar a la Casa Blanca. Los blancos sin estudios representan un porcentaje mucho menor que hace tres décadas y esa ventaja la compensa con creces el triunfo de Clinton entre otros grupos demográficos: las mujeres blancas con estudios, los hispanos o los afroamericanos.

De todos modos, hay un dato que podría ser un problema para los demócratas si la carrera se estrecha: Clinton no alcanza la ventaja de Obama entre quienes no son blancos. Un extremo que subraya la importancia de movilizar a hispanos y afroamericanos en estados decisivos como Ohio, Florida o Carolina del Norte.


4. Los independientes no bastan

Trump gana por cuatro puntos entre los independientes. Romney logró la misma ventaja hace cuatro años y no le sirvió para ganar.

El motivo es que son más los ciudadanos registrados como demócratas que los registrados como republicanos. Trump necesita potenciar ese margen si quiere ganar. Las polémicas de los últimos días no le ayudan a convencer a quienes se definen como independientes y refuerzan el argumento clave de su adversaria: que no tiene la preparación ni el carácter necesarios para ser presidente.


5. Trump es más impopular


En un artículo publicano en mayo se explica que Trump y Clinton son los candidatos presidenciales más impopulares de la Historia, pero la campaña está alterando levemente esa percepción. El índice de popularidad del candidato republicano es más o menos el de siempre pero el de Clinton ha mejorado después de su convención.

El indice de aprobación de la candidata demócrata es mejor que el de su adversario. El de Bill Clinton es también mucho mejor que el de Melania Trump, que sigue siendo una desconocida para una porción notable de la población.

Aun así, hay una cifra en el sondeo muy negativa para la candidata demócrata: el porcentaje de votantes que no la considera una persona de fiar.



Ese parámetro es muy similar en ambos candidatos y puede ser un problema si la carrera cambia de aquí a noviembre. Según Politifact, Trump miente mucho más que Clinton: un 70% de los datos que da el candidato republicano son falsos por un 27% de los de su rival. Es decir, la desconfianza que suscita Clinton no tiene que ver con sus declaraciones sino con su imagen pública y eso es difícil de cambiar.

Lea también:

Más contenido de tu interés