Elecciones 2016

Las 5 mentiras y contradicciones de Hillary Clinton y sus emails

Pese a que la virtual nominada demócrata ha dicho que no manejó información secreta en su correo privado, su defensa no ha sido del todo honesta.
7 Jul 2016 – 11:04 AM EDT

Por: José de Bastos, de El Detector de Mentiras

El director del FBI, James Comey, no recomendó procesar judicialmente a Hillary Clinton por su polémico uso de un servidor y un correo electrónico personal durante su tiempo como secretaria de Estado, pero sí criticó a la actual candidata presidencial y a su entorno.

Comey lanzó varias afirmaciones que demuestran que Clinton y su campaña no han sido completamente honestos a lo largo del último año y medio, contradiciendo buena parte de la defensa de la ex funcionaria del gobierno de Barack Obama.




1- “Yo no envié por correo electrónico ningún material clasificado a ninguna persona, no hay ningún material clasificado. Ciertamente estoy muy consciente de los requisitos de las clasificaciones, y no envié material clasificado"


Contrario a lo dicho por Clinton, Comey aseguró que al menos 110 de los emails de Clinton contenían información considerada clasificada al momento en que la envió o la recibió la entonces secretaria de estado.

Un pequeño grupo de estos incluso estaba marcado como clasificado, pero el director del FBI dijo que Clinton y su equipo tenían que saber lo delicado de algunos de los correos, aun si no tuvieran ninguna marca.

2- "Hemos pasado por un proceso exhaustivo para identificar todos mis correos electrónicos relacionados con el trabajo y los entregué al Departamento de Estado ( ... ) Tengo absoluta confianza en que todo lo que podría estar en cualquier forma conectado con el trabajo está ahora en posesión del Departamento de Estado "


Clinton y su equipo han defendido que todo email vinculado a su cargo diplomático fue entregado al Departamento de Estado tras un intenso análisis, pero la investigación del FBI llegó a una conclusión distinta.

“El FBI también descubrió varios miles de emails relacionados al trabajo que no estaban en el grupo de 30,000 que fueron devueltos por la Secretaria Clinton al Departamento en 2014”. Es decir, o la revisión de todos los emails de la cuenta personal de Clinton por parte de su equipo no fue tan intensa, o por algún motivo dejaron por fuera “varios miles” de emails de trabajo, considerándolos de temas personales.

Comey dijo que no hallaron evidencias de que estos emails fueran borrados deliberadamente, sino que probablemente grupos de correos eran borrados a menudo. También aseguró que es probable que existieran otros emails con temas laborales que no fueron hallados por los investigadores.

3- "El sistema ( ... ) tenía numerosas salvaguardias, estaba en la propiedad, vigilado por el Servicio Secreto, y no hubo violaciones de la seguridad"


Otra certeza de la campaña de Clinton es que no puso en riesgo la seguridad del país al utilizar un email y un servidor personal para manejar temas públicos. Comey también puso eso en duda.

Aunque el FBI no confirmó que el servidor hubiera sido hackeado, sí consideran que “actores hostiles” obtuvieron acceso a las cuentas privadas“ de personas con las que la Secretaria Clinton estaba en contacto regularmente desde su cuenta personal”. También dijo que Clinton usó su cuenta personal “extensamente” mientras estaba fuera de Estados Unidos, “enviando y recibiendo emails relacionados al trabajo en el territorio de sofisticados adversarios”.


4- "Cuando llegué a trabajar como secretaria de Estado, por conveniencia opté por usar mi cuenta de correo electrónico personal (...) porque pensé que sería más fácil llevar un solo dispositivo para mi trabajo y mis correos electrónicos personales en lugar de dos"


Clinton siempre defendió el uso de una misma cuenta para el manejo de temas privados y públicos por conveniencia, para no necesitar dos dispositivos móviles. Ya en el Detector habíamos respondido a tal motivación de “conveniencia”, pero Comey fue más allá.

La investigación del FBI determinó que Clinton había usado “ numerosos dispositivos móviles para ver y enviar emails en ese dominio personal”. Además, se indicó que el uso de diversos dispositivos complicó la tarea de “obtener un entendimiento pleno de posibles maneras en las que el email personal fue usado para trabajo del gobierno”.

5- "He cumplido plenamente todas las reglas por las que estoy gobernada"


En este caso hay un poco menos de certeza. Comey argumentó, para no presentar cargos, que no hallaron pruebas de que Clinton y los miembros de su equipo intentaran violar las normas del manejo de material clasificado, pero dijo que “fueron e xtremadamente descuidados en su manejo de información muy sensible y altamente clasificada”.

A su vez, el informe del Inspector General del Departamento de Estado, publicado en el mes de mayo, halló que Clinton no pidió permiso para usar su servidor y su email personal para manejar asuntos gubernamentales, a pesar de que tenía una obligación de hacerlo, y que, de haber pedido permiso, no hubiera recibido la aprobación para tal uso.


Lea también:

Más contenido de tu interés