Elecciones 2016

La inesperada y desproporcionada importancia de las primarias en Wisconsin

En unas elecciones convencionales, las primarias de este estado podrían pasar casi desapercibidas en las agendas demócrata y republicana. Pero por como están las cosas, han cobrado un valor que pocos habrían anticipado.
4 Abr 2016 – 10:55 AM EDT

Wisconsin está teniendo una importancia que pocos habrían esperado en esta inusual temporada de primarias para la elección de los nominados presidenciales de los partidos Demócrata y Republicano.

El estado parece haberse convertido en un punto decisivo de la carrera hacia la nominación presidencial aún sin tener en juego un botín sustancioso de delegados: 96 para demócratas, 42 para republicanos.

Pero hay que dejar de lado lo meramente matemático: el valor de Wisconsin está en su carga simbólica.

En una elección tan peculiar como esta, en la que ya comenzando el tercer mes de primarias aún no se puede vislumbrar un claro candidato de ninguno de los dos partidos, una victoria en este estado es un trampolín necesario para todos ellos.

Para los que van de segundos, los senadores Bernie Sanders del lado demócrata y Ted Cruz del republicano, es un ansiado envión para mostrar que su campaña está viva y que aún da batalla.

Para los punteros, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump , ganar sería una muestra de que son verdaderos candidatos imbatibles.

Mucho más aún en vistas de lo que se viene en abril, un mes en el que se votará en siete estados y de los cuales Pennsylvania y Nueva York, son premios gordos.


Por el lado republicano

USA Primarias

Delegados republicanos


Necesarios para ganar: 1,237
Rubio (retirado de la campaña)

Dónde han ganado

El color de cada estado muestra al candidato con mayor % de voto.
cerrar
menos
mas
FUENTE: AP

El sistema de entrega de delegados en este estado es el de “el ganador se lleva todo”. Por ello, un fracaso reduciría en gran medida las posibilidades del puntero Donald Trump de lograr los delegados necesarios (1237) para ganar la nominación en la convención de julio.

Luego de dos meses de campaña llena de reyertas, el magnate lidera la carrera por la nominación del Gran Viejo Partido (GOP) con 736 delegados. Pero la ola triunfal del magnate puede romperse en Wisconsin.

Trump viene de pasar su peor semana en lo que va de la contienda.

Carga con el desgaste por la llamada guerra de las esposas en la que se trenzó con Cruz y con un vendaval de críticas de varios sectores por sus dichos sobre el castigo que deberían recibir las mujeres que abortan. Algo que lo obligó a retractarse por primera vez en su campaña.

Estos temas no son gratuitos y están haciendo mella en su popularidad, sobre todo entre las votantes mujeres que según el último sondeo de CNN, un 74% de ellas tiene una visión desfavorable del empresario.

La contracara de este presente sombrío es Ted Cruz.

Además de haber salido fortalecido de su enfrentamiento con el millonario, llega con el apoyo del gobernador del Cheese State Scott Walker (aunque no es demasiado popular) y como el favorito por más de tres puntos por encima de Trump en el promedio de encuestas publicado por Real Clear Politic s.



Y en estas instancias, el senador llega como la única alternativa anti-Trump en carrera, algo que está resultando un imán incluso para sectores del establishment republicano que no eran muy devotos de él.

Por último está John Kasich quien no logra victorias significativas desde el pasado 15 de marzo cuando venció en Ohio, su estado, y llega tercero sin causar incomodidad en los dos principales aspirantes.

Por el lado demócrata

USA Primarias

Delegados demócratas


Necesarios para ganar: 2,383

Dónde han ganado

El color de cada estado muestra al candidato con mayor % de voto.
cerrar
menos
mas
FUENTE: AP

Hillary Clinton llega con una amplia diferencia en el número de delegados acumulados sobre su contendiente, el senador por Vermont, Bernie Sanders.

Estar afianzada en la punta, como lo ha estado desde el inicio de la carrera, podría alcanzarle para llegar confiada a Wisconsin.

Pero no.

Clinton necesita una victoria simbólica que le devuelva el vigor luego de haber perdido en cinco de los seis estados en los que compitió (Idaho, Utah, Alaska, Hawaii, Washington) en las fechas anteriores. Algo que por otra parte, le ha dado demasiado oxígeno a su competidor.

Sanders, que se fortaleció tras haber arrasado en los estados del oeste, llega liderando las encuestas en Wisconsin por más de dos puntos sobre la exsecretaria.

Comenzar abril ganando le daría energía extra para llegar a las votaciones en Nueva York (19 de Abril) y ratificaría su papel de sorpresa electoral. Pero necesita sumar en grande, algo que le urge.

Porque, claro, Sanders ha cosechado muchas victorias hasta aquí, pero en estados pequeños y no logra acumular tantos delegados como para acercarse numéricamente a la exsecretaria de Estado.

Claves de Wisconsin



Es un estado famoso por ser el mayor productor de quesos y tiene la industria láctea más fuerte del país.

El 12% de los trabajadores de Wisconsin se encuentran en el campo.

Tiene 5,7 millones de habitantes de los cuales cerca de un 77% son blancos, según datos de la Oficina de Censos de EEUU.

En las elecciones nacionales Wisconsin puede denominarse un estado demócrata, aunque paradójicamente desde 2010 está gobernado por el republicano Scott Walker, quien durante su gestión se ha enfrentado con sincidatos y otros sectores liberales.

Lea más:

Más contenido de tu interés