null: nullpx
Elecciones 2016

Inmigrantes hispanos que perdieron parientes en la guerra fustigan a Trump por intentar dividir a la comunidad militar

Los comentarios del candidato republicano contra los padres de un soldado musulmán caído en Irak tocaron de cerca a inmigrantes cuyos hijos o sobrinos murieron peleando por Estados Unidos.
2 Ago 2016 – 10:43 PM EDT

Las críticas de Donald Trump contra la familia de un soldado musulmán muerto en Irak provocaron una ola de indignación, incluso entre miembros de su propio partido como el veterano de guerra y senador John McCain, quien condenó al candidato republicano por sus comentarios.

Pero es en el seno de la comunidad militar que la herida dolió más, especialmente entre inmigrantes que perdieron a seres queridos en la línea de combate y se vieron reflejados en la humillación del matrimonio de Khizr y Ghazala Khan, de origen paquistaní.

Trump los señaló por ser musulmanes, insinuando que la madre del soldado no habló durante la intervención de su esposo en la Convención Demócrata por ser mujer.

No es la primera vez que se mete con los musulmanes y los latinos durante la campaña electoral , pero los inmigrantes con parientes militares consultados por Univision Noticias creen que el magnate cayó demasiado bajo al buscar dividir una comunidad unida por su patriotismo y sacrificio por el país, con independencia de su raza, etnia o religión.

"Se metió en mi territorio emocional", dice Carlos Arredondo, quien perdió a su hijo Alexander en Irak en 2004. "Nosotros, los inmigrantes de toda Latinoamérica, tenemos hijos que están sirviendo al país. Estas críticas nos han tocado a todos".

Arredondo, quien ingresó en Estados Unidos como indocumentado en 1980 y hoy es ciudadano estadounidense, expresó su indignación junto con otros familiares de 23 soldados muertos en la línea de combate en una carta dirigida a Trump. La carta, publicada este lunes, incluye la firma de la familia del sargento Daniel Torres, caído en combate el 4 de febrero de 2005 en Irak.

"No ha sido suficiente ir contra los mexicanos, decir que va a construir el muro (en la frontera con México), ahora trata de enfrentar a las familias de los militares muertos entre las que van a votar por él y las que no”, considera Beatriz Saldivar, ciudadana estadounidense de origen mexicano y tía de Torres. "Trump no tiene límites".


El patriotismo de los inmigrantes que sirven a EEUU

En Estados Unidos solo pueden ser soldados aquellos que sean al menos residentes permanentes.

Según datos proporcionados por el Departamento de Defensa a Univision Noticias, cerca de 12,000 personas que no son ciudadanas o que no nacieron en Estados Unidos sirven actualmente en las fuerzas armadas del país.

La profesora de sociología Amy Lutz, de la Universidad de Syracuse, ha estudiado la participación de inmigrantes en el ejército. Encontró que la mayoría de las personas que entrevistó "eligieron a Estados Unidos como su país y sintieron la necesidad de ayudarlo de alguna manera".

Lutz dice que entiende el enojo compartido por muchos inmigrantes que sirven en el ejército o que tienen parientes militares ante los comentarios de Trump. "Apuntar contra alguien en la comunidad militar que es un inmigrante hace sentir a los otros inmigrantes que su servicio no es apreciado", asegura. "Los inmigrantes que sirven en el ejército son extremadamente patrióticos".

Un patriotismo que se evidencia en historias como las del marine José Antonio Gutiérrez, el primer soldado de Estados Unidos en morir en la guerra de Irak. Nacido en Guatemala en 1974, Gutiérrez era indocumentado y huérfano cuando llegó al país. Luego recibió asilo, según un perfil publicado en 2003 por la revista Time.

El marine murió de un balazo en el pecho en el puerto iraquí de Umm Qasr. Después de muerto, se le concedió la ciudadanía estadounidense.

Hay casos más extremos y para los que no hay cifras exactas de inmigrantes que al tiempo de servir en el ejército eran indocumentados. Varios medios publicaron a comienzos de este año la historia del soldado Daniel Torres (del mismo nombre que el soldado fallecido cuya familia firmó una carta contra Trump), quien utilizó un certificado de nacimiento falso para alistarse en los marines y luchó en la guerra de Irak.

El Departamento de Defensa le dio de baja al descubrir su situación. Torres decidió irse a Tijuana, México, donde estuvo viviendo cinco años hasta que en abril pudo regresar a Estados Unidos para solicitar la ciudadanía estadounidense gracias a la ayuda de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés). Fue el primer caso de este tipo en el país.

Lea más:


Publicidad