null: nullpx
Elecciones 2016

'Feel the Bern', segunda parte: los seguidores de Sanders se preparan para resistir a Trump

El senador logró movilizar a grupos progresistas que abogan por la igualdad de género y la justicia social y racial. Ahora podrían convertirse en el centro de la oposición a Trump.
11 Nov 2016 – 1:05 PM EST

La victoria de Donald Trump tomó a muchos por sorpresa, tanto a los que apoyaban con fervor a Hillary Clinton como a los que estaban listos para presionarla desde el primer día de su presidencia. El primero en fila, el ex candidato demócrata Bernie Sanders.

Al igual que Trump, Sanders era un candidato de cambio que hablaba de las preocupaciones de la clase trabajadora. Ahora los grupos que se habían unido tras el senador están tratando de descifrar cómo responder a la presidencia Trump y al efecto que esta tendría sobre sus vidas y sobre las causas que abogan.

Sanders mismo enfatizó, en una entrevista con CNN y en un comunicado que su oficina publicó tras la elección, que “hasta el punto en que el Señor Trump hable en serio sobre seguir políticas que mejoren las vidas de las familias trabajadoras de este país, yo y otros progresistas estamos preparados para trabajar con él. Hasta el punto que siga políticas racistas, xenofóbicas y anti-ambientales, nos opondremos vigorosamente a él".

Con este tuit sintetizó esa idea:

"Si Donald Trump toma la rabia de la gente y la vuelca en contra de los musulmanes, hispanos, afroestadounidenses y las mujeres, seremos su peor pesadilla".



Incluso no descartó lanzarse de nuevo a la presidencia en cuatro años, según la agencia Associated Press. "Vamos a tomarnos una cosa a la vez, pero no estoy descartando nada".

Mientras tanto, Sanders dijo, su equipo de trabajo está armando una lista de las promesas de Trump que tendrían que monitorear, en cuestiones de crear empleos, subir los salarios, bajar el precio de las medicinas y de las matrículas universitarias.

Sanders dijo que no cree que Trump cumpla estas promesas y añadió, "espero que me equivoque, pero creo que (Trump) es un fraude".

"Cuatro años de pesadilla"

La directora política de Our Revolution, la organización sin ánimo de lucro de "bienestar social" que lanzó Sanders tras cancelar su candidatura, le dijo a Univision Noticias que la victoria de Trump los tomó por sorpresa al igual que a gran parte del país: "Regresamos 50 años al pasado en un solo día", dijo Erika Andiola. "Vamos a tener cuatro años de pesadilla".

Pero, con la mirada hacia el futuro, Andiola dice que la candidatura de Sanders dejó montada una infraestructura de diferentes grupos de justicia social que están listos para luchar por sus derechos y por causas que se verían ahora amenazados bajo la administración Trump: reforma migratoria, reforma criminal, igualdad de género, justicia racial, y un afán por acabar con la desigualdad y la influencia desmedida del dinero en la política.

"Están activados, es solo unirlos de una manera que sea productiva", añade Andiola. "La gente está llena de miedo, querramos o no vamos a estar peleando".

Según Andiola, hay diferentes grupos que pueden trabajar juntos, como la coalición de inmigración liderada por los Dreamers como ella, la coalición contra el oleoducto en Dakota del Norte, el Dakota Access Pipeline, las coaliciones contra los tratados de libre comercio, más que todo el TPP, o Tratado de Libre Comercio TransPacífico.

"Tenemos una de las bases mas grandes de izquierda, que fue construida con una meta muy especifica de escoger a Bernie. Ahora estamos convirtiéndola en algo que dure años", dice Andiola. Ahora están en el proceso de empezar a "construir esa infraestructura, esa red de personas que se pueden unir, no para elegir a un líder, sino para organizarse contra Trump y cambiar el partido y el movimiento de izquierda, para tener un gobierno que no sea el de Trump".

La lucha de Andiola es personal. Ella misma es una dreamer y añadió que siente miedo personalmente, ya que está bajo el amparo de DACA, la acción ejecutiva del presidente Obama, y que su madre está en la lista de deportación con la prioridad más alta. El futuro de ambas ahora es incierto bajo la presidencia Trump.

La red

Otros grupos conectados con el senador han reaccionado. El grupo Latinos 4 Bernie, el brazo latino de la organización de Sanders, tuiteó este jueves una lista de acciones que sus seguidores pueden tomar para mitigar el posible daño de una administración Trump. Una de las propuestas es elegir un nuevo liderazgo más progresista para el Partido Demócrata (algo que también apuntó Andiola) para las elecciones del partido en 2017 y "firmar la petición para que Keith Ellison, congresista progresista de Minnesota, negro y musulmán a quien Sanders le ha dado su apoyo oficial encabece el DNC.

Latinos 4 Bernie también insta a sus seguidores a "organizarse para elegir a progresistas en 2018", en las elecciones de medio termino, cuando se escogerá a una nueva tanda de representantes al Congreso. Y por último se menciona el hashtag #Bernie2020.



El grupo de Facebook de Occupy Wall Street, el movimiento global de protesta contra la desigualdad que dio alas a la candidatura de Sanders, publicó en su página un llamado a "prevenir que Trump tome posesión. No podemos esperar. Él no ganó la elección. Debemos volvernos ingobernables. Protestas, boicots, bloqueos y resistencia masiva".

Miles de personas se han echado a las calles de Filadelfia, Seattle, Chicago, Los Angeles, Portland y Nueva York en protesta por los resultados de la elección, mientras que otras decenas de miles muestran su descontento en redes sociales, usando hashtags como #NotMyPresident, o #NoEsMiPresidente.

Aunque Sanders no está llamando a estas protestas, los movimientos que lo apoyaron como candidato y que todavía lo siguen como símbolo de sus ideales, es decir, todo lo que se ve amenazado por el presidente electo Trump - serían quienes le montaran la resistencia a la nueva administración.

Lea más:


Más contenido de tu interés