null: nullpx
Elecciones 2016

¿Existe realmente un voto oculto favorable a Donald Trump que no detectan las encuestas?

Una teoría fomentada por la campaña del republicano asegura que su apoyo es mayor al reflejado en los sondeos porque hay votantes avergonzados de confesar a los encuestadores que votarán por él.
7 Nov 2016 – 9:21 AM EST

¿Y si las encuestas están siendo incapaces de predecir el apoyo a un candidato tan fuera de lo común como Donald Trump?

La duda, alimentada por la propia campaña del republicano, gira en torno a la supuesta existencia de votantes del candidato republicano avergonzados por revelar el sentido de su voto a los encuestadores en las entrevistas telefónicas para no ser asociados con un candidato con tan mala reputación.


La pregunta sobre un fallo sistémico de las encuestas se ha hecho más oportuna a causa del recorte de terreno del candidato republicano, a menos de tres puntos en los sondeos frente a Hillary Clinton en los días previos a la elección del martes.

Con el fin de averiguarlo, Morning Consult y Politico realizaron un estudio publicado esta semana que halló que sí existen esos votantes avergonzados pero son tan pocos que es improbable que puedan ayudar a Trump a adelantar a Clinton (al menos en el voto popular nacional).

El estudio dio opción a los encuestados de responder a las preguntas sobre su preferencia de voto por internet o por medio de una entrevista telefónica.

En la encuesta telefónica, Clinton obtuvo una ventaja de cinco puntos (52% a 47%).

En la encuesta online, el margen de la demócrata era de tres puntos (51% a 48%).

Esa diferencia entre el resultado de la encuesta online y la telefónica no es significativa como para tener un impacto en la elección del martes. Esto contrasta con lo hallado por la misma firma encuestadora durante las primarias republicanas cuando en un estudio similar se produjo una diferencia de entre ocho y nueve puntos entre los dos tipos de sondeos.

Según Morning Consult, la menor importancia de los votantes avergonzados en la elección general se debe por un lado a que estos tienden a estar concentrados en el grupo de votantes adultos con mayores niveles de educación y mayores ingresos. Ese tipo de votantes suponen una porción mayor del electorado en las primarias que en la elección general.



Por otro lado, durante la primaria los votantes eran encuestados sobre su preferencia para representar mejor al partido y es más probable que la deseabilidad social juegue un papel mayor cuando se consideran al círculo más cercano.

Hay otras evidencias aparte de este estudio de que el voto oculto por Trump es escaso o inexistente. Si comparamos el promedio de encuestas online entre Trump y Clinton con el de las telefónicas tampoco se aprecia una diferencia significativa entre ambos.

"Si los simpatizantes de Trump fueran reacios a admitir que le apoyan, debería estar haciéndolo mejor en los sondeos online", apunta a Univision Noticias Alan Abramowitz, columnista de Sabato's Crystall Ball, "mi opinión es que el voto oculto de Trump es inexistente".

Sin vergüenza de Obama

Los encuestadores llevan décadas discutiendo sobre la distorsión que puede crear la deseabilidad social en las respuestas de los encuestados a las entrevistas telefónicas.

El caso que suscitó la duda fue la elección a gobernador de California en 1982 cuando el candidato afroestadounidense Tom Bradley, alcalde de Los Ángeles, perdió la contienda contra un rival blanco a pesar de que los sondeos le daban ventaja.

La teoría, que se acabó conociendo como el efecto Bradley, sostiene que algunos votantes que apoyaban al rival blanco le dijeron sin embargo a los encuestadores que estaban indecisos o que votarían por el candidato negro.


En 2008, con Barack Obama como candidato ese efecto quedó desmentido. Los encuestadores estaban muy preocupados sobre la posibilidad de que votantes blancos estuvieran diciendo en las entrevistas telefónicas que votarían por Obama y al final no acabaran haciéndolo, le dice a Univision Noticias Courtney Kennedy, directora de investigación para sondeos del Pew Research Center.

"El hecho de que en 2008 las encuestas fueran precisas es otro motivo para creer que este año no están fallando en detectar un voto oculto por Trump", afirma Kennedy.

Patrick Murray, director del Instituto de Sondeos de Monmouth University, cree que la discusión sobre el voto oculto en esta campaña solo se ha debido a que el equipo de Trump la ha fomentado. "Los encuestadores solo hemos analizado esa posibilidad después de que ellos hablaran sobre el asunto", le dijo Murray a Univision Noticias.

La jefa de campaña de Trump, Kellyanne Conway, ha insistido en esta teoría desde hace meses para que sus seguidores no se desalienten por las opciones del republicano que ha figurado por detrás de Clinton durante toda la campaña y en algunos momentos a gran distancia.

"Se ha convertido en algo socialmente deseable, especialmente si eres una persona con educación universitaria en Estados Unidos decir que estás contra Donald Trump", le dijo Kellyanne Conway a CNN. "El voto oculto por Trump en este país es una proposición muy significativa".

Murray afirma que las dudas sobre el voto oculto y otros cuestionamientos de las encuestas en esta campaña se deben en buena parte a la gran volatilidad que han experimentado los sondeos: "La gente ve los cambios bruscos en las encuestas y cree que cualquier cosa es posible".

Pero esa volatilidad no tiene nada que ver con la existencia de votantes avergonzados de revelar que votarán por Trump, sino al hecho de que el apoyo a ambos candidatos es tan frágil que muchos encuestados han cambiado su intención de voto influidos por noticias negativas sobre Clinton o Trump, explica Murray. "En elecciones pasadas no importaba lo que reportaran de Romney o de Obama, los votantes tenían una intención de voto más inamovible", agrega.



Univision Noticias ofrecerá los resultados en vivo de las elecciones presidenciales el próximo martes día 8 a partir de las 07:00 pm EST.


Más contenido de tu interés