null: nullpx
Elecciones 2016

¿Es demasiado optimista leer el voto anticipado como favorable a Clinton?

Algunos expertos ven señales positivas para la demócrata en los datos oficiales sobre el voto adelantado, pero otros prefieren guardar cautela a la hora de interpretar esa información.
7 Nov 2016 – 10:00 PM EST

Millones de estadounidenses han votado de manera anticipada y algunos datos oficiales aparentemente dan razones para el optimismo a la candidata Hillary Clinton.

La ventaja en voto entre votantes de su partido en Florida, Nevada y Carolina del Norte—tres estados cruciales para disminuir las posibilidades de victoria de su contrincante Donald Trump—dan esperanza a la demócrata, en especial por el notable aumento de la participación de hispanos en Florida y Nevada.

Pero algunos expertos señalan que es desaconsejable extraer conclusiones de esta información incompleta, advirtiendo por un lado que la evidencia es mixta y también dando razones por las que el republicano aún podría ganar.

En Florida, por ejemplo, la ventaja de la demócrata en voto adelantado y voto por correo (0.5%) es poco probable que iguale la que tenía el presidente Barack Obama (3.7%) antes del día de la elección en 2012. Ese año, el voto republicano el día de la elección fue superior al demócrata y Obama acabó ganando a Mitt Romney por solo 0.88%.


En Nevada, también hay división sobre el valor de los datos disponibles. El veterano reportero político Jon Ralston predijo este sábado con base en los datos de voto adelantado que Trump está "muerto" en Nevada, advirtiendo que el republicano necesitaría "un milagro" para ganar el estado.

Ralston señala que los demócratas tienen una ventaja de 6 puntos en el voto anticipado y que Nevada es conocido por ser un estado donde la gran mayoría de los votantes vota temprano (el 70% en 2012) por lo que Trump lo tendrá muy difícil para recortar ese margen el día de la elección.

El problema de adjudicar la victoria apresuradamente a Clinton en Nevada es que no sabemos si esos votantes registrados como demócratas están votando realmente por la candidata.

Harry Enten señala en FiveThirtyEight que si Trump le roba a Clinton más votos de registrados demócratas que a la inversa, el voto adelantado de Nevada puede no significar lo que creemos que significa.

"De hecho, algunas encuestas de Nevada (aunque no todas) muestran que Trump obtiene un porcentaje más alto de autoidentificados como demócratas que los republicanos obtenidos por Clinton", advierte Enten.

Otro motivo para dudar de los números de voto anticipado de Nevada es que las encuestas han mostrado una contienda igualada o favorable a Trump en el estado. Igualmente, en Florida y Carolina del Norte los sondeos reflejan un empate técnico.

Cifras engañosas
Aunque es tentador analizar los números de voto adelantado para prever el resultado final, experimentados estadísticos señalan que los promedios de encuestas son un método más fiable.

Puede parecer sorprendente en estos tiempos de partisanismo acentuado, pero muchos votantes registrados por el Partido Demócrata o el Partido Republicano acaban votando por el candidato del color contrario.

En estados como West Virginia o Luisiana, los demócratas tienen una fuerte ventaja en los datos de registro pero en las últimas cuatro elecciones presidenciales han elegido por un amplio margen al candidato republicano.

A ese inconveniente se añade el de interpretar el sentido del voto de los independientes. En Florida el porcentaje de votantes independientes asciende a 21%, por lo que su voto inclinaría la ajustada balanza entre republicanos y demócratas.

El estratega demócrata Steve Schale señaló este domingo al alto número de hispanos entre los votantes tempranos independientes como una buena señal para Clinton.

Sin embargo, en entrevista con Univision Noticias, la veterana analista de Florida Susan MacManus advierte que aunque el aumento del voto hispano es una buena noticia para Clinton, las cifras tendrán que ser suficientemente altas para compensar la caída del voto afroamericano. "Tendremos que esperar a este lunes para obtener las cifras de votación de este domingo y ver si mejoran las pobres cifras de participación de afroamericanos gracias a la movilización en las iglesias de esa comunidad", apunta MacManus.

MacManus advierte que otro elemento que hace difícil las predicciones basadas en el voto anticipado es que este año el número de votantes en Florida está batiendo récords. No sabemos si esa masiva participación tendrá continuidad el día de la elección o si los electores están simplemente prefiriendo votar antes para evitar largas colas el martes. Así, hacer comparaciones con lo sucedido en años anteriores se hace más complicado.


Y otro elemento que dificulta la comparación con años anteriores es la fortaleza de dos candidatos de los terceros partidos, Gary Johnson, con 5% de media de voto popular nacional, y Jill Stein, con 2%.

Más contenido de tu interés