Elecciones 2016

El llamado de Trump por "re- declarar" la independencia de Estados Unidos y otras cosas que aprendió de Brexit

Nigel Farage, el polémico líder derechista británico que impulsó la salida de Reino Unido de la Unión Europea participó en un evento de campaña del republicano para explicar el éxito de un movimiento con el que Trump quiere compararse.
24 Ago 2016 – 3:15 PM EDT

Jackson, Mississippi - Desde Jackson, Mississippi, Donald Trump evocó el referéndum que logró sacar a Reino Unido de la Unión Europea conocido como Brexit, describiéndolo como un movida "exitosa" de "independencia", esa que según él, Estados Unidos volverá a experimentar si lo eligen como presidente.

"El 8 de noviembre será el día que re-declararemos nuestra independencia", dijo este miércoles el candidato republicano en el Mississippi Coliseum, antes de presentar al polémico exlíder del Partido Independiente (UKIP) y cabecilla del Brexit (contracción de Britan y Exit), Nigel Farage.

"Con ustedes el hombre detrás de todo este movimiento... el hombre que ganó pese a todas las predicciones, pese a todos los insultos, y pese a todos los obstáculos", agregó el magnate inmobiliario.

Farage, cuya campaña se distinguía por un fuerte tono populista y anti-inmigrante, se encargó de explicarle a la audiencia por qué los estadounidenses deberían aprender de la victoria de Brexit en junio, con la que "las personas regulares y reales lograron aplastar al establishment" político, según dijo.

"Hicimos de junio 23 nuestro día de independencia", afirmó el político británico sobre el día en que el referendo fue aprobado por la mayoría de votos. "Lo hicimos. Todos dijeron que íbamos a perder, expertos de todo el mundo, encuestas, líderes globales (...) que nos dieron por perdedores... y lo logramos".

Los encuestadores y analistas políticos esperaban que la iniciativa Brexit muriera en las urnas, y al principio los sondeos nacionales no le daban muchas esperanzas. Pero la victoria de la medida con un 52% de apoyo frente al 48%, tomó a muchos por sorpresa.

Llámenme Mr. Brexit

El magnate ha tratado de establecer paralelismos entre su campaña presidencial y la de Brexit, ambos cargados de un fuerte mensaje nacionalista y anti-globalización, equiparando su reciente pésimo desempeño en los sondeos nacionales y en la mayoría de estados claves para las elecciones generales, con la poca acogida que tuvo al principio Brexit entre los especialistas políticos.

La campaña de Trump ha argumentado en los últimos días que el respaldo electoral no se ve reflejado en las encuestas, ya que muchos de los votantes potenciales son reacios a admitir que apoyan al controvertido candidato.

De forma irónica, Trump escribió la semana pasada en su cuenta de Twitter: "Pronto me llamarán Mr. Brexit".
"Nos dijeron que nuestra economía iba a colapsar, que iba a haber desempleo masivo, que los inversionistas iba a dejar el país... Vimos a la industria de las encuestas haciendo todo lo posible para desmoralizar nuestra campaña, pero estaban equivocados", dijo Farage, mientras Trump asentía a todas sus palabras.

Luego hizo una apelación directa a la base de votantes indecisos que Trump busca convencer, comparándolos con los votantes de Brexit.

"Llegamos a esas personas que nunca han votado en sus vidas, pero que creyeron que yendo a las urnas a apoyar a Brexit recuperarían el control de su país, sus fronteras, su orgullo y respeto propio".

Al igual que el magnate, Farage fue muy controvertido por su fuerte mensaje antiinmigrante. El tono de su campaña se vio representado en una pancarta que mostraba una "ola de refugiados" amenazando con invadir Reino Unido bajo el lema "Breaking Point" (Punto de quiebre), que muchos han equiparado con las propuestas de Trump de construir un muro en la frontera y su "veto extremo" a los refugiados.


El referéndum del Brexit ha sido interpretado por muchos como una prueba contra las élites y sus políticas, una expresión de la rebelión de las masas frente a quienes han manejado el país por décadas.

Organizaciones y expertos advirtieron sobre consecuencias catastróficas para la economía británica de la salida de Reino Unido de la UE, pero al parecer la opinión especializada no disuadió a suficientes votantes.

Depende del medio que lo cuente

El nombramiento de la semana pasada del ex presidente de la página web Breitbart, Stephen Bannon, como director general de la campaña de Trump, se ha interpretado como un redoble a la narrativa incendiaria del magnate.

Farage ha expresado "gracias enormes" a Bannon y a Breitbart por favorecer la campaña Leave (Irse), como se refieren también al Brexit, en su cobertura desde Estados Unidos y Reino Unido.

"¿Puedo simplemente dar enormes gracias a Breitbart, a ambos lados del charco?", dijo Farage poco después de la votación, "Debido a que ustedes han sido justos conmigo, y me ha dado la oportunidad de presentar mis argumentos. De hecho les agradezco por eso".

Por Clinton "ni aunque me paguen"

Farage luego criticó al presidente Barack Obama por aparecer en una rueda de prensa junto al ministro británico David Cameron en abril, pidiendo a los votantes que consideraran quedase en la Unión Europea.

"Así que como yo condené su comportamiento, no puedo decirles como votar", dijo el exlíder británico.

"Pero solo les digo una cosa, si yo fuera estadounidense no votaría por Clinton ni aunque me pagaran, ni aunque ella me pagara", agregó, a lo que el público recibió con risas y aplausos.

Al tomar el micrófono, Trump advirtió de inmediato que una eventual presidencia de Clinton sería similar a apoyar los intereses de grandes corporaciones "que creen en un mundo sin fronteras."

En medio de los recientes cuestionamientos sobre el repentino "reblandecimiento" en sus políticas migratorias, el magnate afirmó que "sus prioridades no han cambiado".

"Los estadounidenses siempre estarán primero", dijo. Luego criticó a su rival en las elecciones presidenciales por "poner primero a los inmigrantes ilegales" y hablar de familias separadas por la deportación de indocumentados.

Pero Clinton no habla de los padres de los niños separados por las "fronteras abiertas", en alusión a los casos de estadounidenses muertos por los inmigrantes indocumentados, dijo el magnate

"¿Dónde están las ciudades santuario para los niños estadounidenses? ¿Por qué nunca llamamos Dreamers a jóvenes estadounidenses", agregó.


Lea más:

Más contenido de tu interés