Elecciones 2016

El fallo del Supremo calienta la pugna sobre inmigración entre Clinton y Trump

Los candidatos buscan sacar ventaja del nuevo bloqueo de las acciones ejecutivas de Obama por la Corte Suprema reavivando la polémica sobre una discusión central en la campaña presidencial.
23 Jun 2016 – 5:47 PM EDT

El bloqueo de las acciones ejecutivas de Obama por la Corte Suprema este jueves probablemente subirá aún más la temperatura en la discusión electoral entre los candidatos presidenciales.

La discusión sobre migración ha estado en el centro de la campaña, con las promesas de muros en la frontera con México y deportaciones del virtual nominado republicano Donald Trump y la posición contrapuesta de la que sería su rival en la contienda presidencial, la demócrata Hillary Clinton.

Además vuelve a traer a escena el debate sobre quién debe ser el número nueve de la Corte Suprema, puesto que desde la muerte de Antonin Scalia el pasado 13 de febrero está vacante y que de haber sido reemplazado hubiera servido para desempatar el empate a cuatro de este jueves. La vacante enfrenta a republicanos y demócratas porque colocar a un juez de perfil liberal o conservador será crucial para futuros litigios.

Lo que no está claro es a quién beneficiará el debate sobre estas dos cuestiones.

Sus reacciones

Clinton emitió un comunicado en el que dijo estar “decepcionada” por la decisión del Tribunal Supremo apenas minutos luego de que se conoció el resultado que mantiene paralizadas las acciones ejecutivas conocidas como DACA y DAPA.

Esa reacción rápida se debe al interés que Clinton tiene en el tema migratorio, que le ha servido en campaña para movilizar al voto hispano y para atacar a su eventual rival.

“Hillary Clinton buscará que ‘migración’ siga siendo un tema de primera plana, a ella la beneficia”, opina en conversación con Univision la estratega demócrata María Cardona, que fue una de las directoras en la campaña de Clinton en 2008.

Trump tampoco va a rehuir de un tema que le ha servido desde el inicio de su campaña para ganar apoyo entre los estadounidenses que recelan de los indocumentados. Pero este jueves llamó la atención que se demoró más que Clinton en reaccionar a la sentencia.

Horas después de la noticia, el empresario lanzó un mensaje en el que dijo que los jueces bloquearon una “acción anticonstitucional de Obama” que “hiere a los estadounidenses más pobres” porque le da trabajo a los “ilegales” en lugar de a ellos.

Quizás Trump esperaba un resultado distinto. Algunos analistas habían señalado que una victoria para la Acción Ejecutiva de Obama podría haber beneficiado claramente a Trump, quien la habría explotado para clamar sobre el peligro de los indocumentados.

En su mensaje, Trump aprovechó para defender su muro y recordar que Clinton promete lo que él considera una "amnistía" para los indocumentados.

Para el analista demócrata y director de la consultora Próspero Latino José Parra, el magnate podría hacer esto para “jactarse frente a sus seguidores” e inflamar su discurso antiinmigrante.

El tema hispano


Durante toda la campaña se ha hablado de la importancia creciente del voto hispano hasta el punto que una abrumadora mayoría de observadores creen que es muy difícil que un candidato llegue a la Casa Blanca sin un significativo apoyo de los latinos.

La gran mayoría de los indocumentados son hispanos por lo que la decisión de la Corte de este jueves afecta directamente a esa comunidad y posiblemente repercutirá en su voto.

“En mi opinión, la decisión de la Corte es responsabilidad de ambos partidos por no sentarse a negociar seriamente una reforma migratoria. Pero Clinton lo presentará como una responsabilidad de los republicanos, y podría beneficiarse del voto hispano si esta comunidad sale masivamente a votar”, dice el analista Israel Ortega, del periódico conservador Opportunity Lives.

Los analistas demócratas opinan que Clinton podría utilizar este revés migratorio como una herramienta para incentivar a los latinos que no participan de la elección a que lo hagan.

“Esto causará seguramente que Trump y sus seguidores celebren y que la retórica en contra de los latinos se endurezca, algo que lo distanciará aún más de ellos”, opina Parra.

La silla vacía

Hablar de lo "inaceptable" de la sentencia de este jueves puede convenirle a Clinton, pero aquí los analistas consultados por Univision señalan que el tema lleva anexo otro debate en el que Trump puede sacar una gran tajada.

El empresario puede recordarle a los conservadores dudosos de apoyarlo que este fallo fue posible gracias a que Obama aún no ha cubierto la vacante de Scalia. Esos republicanos temen que el sustituto sea un juez lejano a sus creencias.

“La idea de una Corte liberal aterra a muchos republicanos y les recuerda que esta elección es especialmente importante ya que de llegar Clinton a la Casa Blanca eso es lo que sucedería. Trump puede capitalizar esto en conseguir más apoyos conservadores”, explica Ortega.

Por su lado Clinton podría insistir en que para lograr una reforma migratoria ‘compasiva’ un demócrata, ella misma, debe estar en la Casa Blanca en 2017.

“Clinton tiene la oportunidad de explicarle a la gente lo crucial que es la elección del próximo juez que falta en el Tribunal, lo importante que es que sea un liberal para inclinar la Corte”, opina Cardona.

Si bien varias encuestas señalan que la economía suele ser lo que más preocupa a los estadounidenses de cara a estas elecciones, el tema migratorio vuelve a estar en el centro de la campaña.

Y muy posiblemente la discusión sobre la reforma inmigratoria de Estados Unidos podría incidir directamente en quién será el próximo presidente del país.

Lea más:


Más contenido de tu interés