null: nullpx
Elecciones 2016

El curioso debate sobre el micrófono “defectuoso” de Trump

Para Hillary Clinton es evidencia de lo mal que la pasó Trump durante su primer debate la noche del lunes el que el republicano se quejara de un supuesto mal funcionamiento de equipos de transmisión.
27 Sep 2016 – 12:26 PM EDT

Al día siguiente del primer debate presidencial realizado en Nueva York, la candidata demócrata Hillary Clinton se refirió este martes a los aparentes problemas que tuvo con su micrófono su rival Donald Trump.

“El que se queja de su teléfono está pasando una mala noche”, dijo Clinton cuando una reportera le preguntó por las quejas de Trump de que su micrófono estaba defectuoso la noche del primer debate presidencial.


En el considerado como uno de los más importantes debates de las últimas décadas, la ex secretaria de Estado consiguió neutralizar al multimillonario y fue considerada por muchos analistas como la ganadora del careo.

En numerosas ocasiones durante la noche, se vio (y oyó) a Trump inspirar fuertemente y hasta algo descolocado por las respuestas de la demócrata.

¿A propósito?

"Me dieron un micrófono defectuoso", dijo el republicano después del debate, el magnate se defendió frente a los reporteros reunidos en la sala de prensa conocida como 'spin room', donde es poco habitual que entre un candidato presidencial.

"Me pregunto, habrá sido a propósito?" agregó Trump aludiendo indirectamente a un posible juego sucio para colocarlo en desventaja frente a su rival tras un desempeño decepcionante en el debate.

El martes por la mañana en una entrevista telefónica de con Fox News, el candidato republicano reiteró la queja.

"No se si vieron esto en la sala, pero mi micrófono estaba muy mal. Me pregunto, lo montaron así a propósito?", dijo Trump nuevamente.

No es la primera vez que el magnate se queja de ser “maltratado” por los organizadores de los debates y tampoco la primera en la que un micrófono es señalado como el culpable de un pobre desempeño suyo durante alguna presentación.

En enero pasado, durante un miting en Pensacola, Florida, Trump detuvo abruptamente su discurso y hasta pidió a sus asistentes que no pagaran al “hijo de p…” que le había provisto con equipos defectuosos.


Lea más:


Más contenido de tu interés