null: nullpx
Elecciones 2016

Trump propone una prueba de control "extremo" a los extranjeros como medida contra el terrorismo

El candidato presidencial republicano busca salir de su hoyo electoral agitando el miedo contra los extranjeros. En un discurso en Ohio, prometió un sistema de control exhaustivo para toda persona que quiera entrar al país.
15 Ago 2016 – 2:36 PM EDT

YOUNGSTOWN - OHIO. Con un tono helado, Donald Trump propuso este martes otra medida incendiaria.

En un discurso sobre el combate contra ISIS (Estado Islámico) en Youngstown State University, Ohio, el candidato presidencial republicano prometió una prueba ideológica para los extranjeros que quieran pisar suelo estadounidense.

"Yo lo llamo examen extremo", dijo Trump, durante su alocución leída que tuvo un ritmo inusualmente pausado, quizás por el frío acondicionado en la sala de la universidad donde le esperaban unos 300 invitados por la campaña, casi ninguno de ellos estudiante.

“Durante la Guerra Fría teníamos una prueba de detección ideológica. Ya ha pasado demasiado tiempo, es hora de desarrollar una nueva prueba que detecte las amenazas que enfrentamos hoy”, afirmó.

"Solo quienes esperemos que puedan florecer en este país y adaptarse a la tolerancia de la sociedad estadounidense podrán recibir visas", añadió el candidato republicano.

Hasta ahora, EEUU solo requiere un examen de valores a los candidatos para la ciudadanía. Los extranjeros que entran por primera vez al país ya sea por turismo, estudio o trabajo, rellenan un formulario online en que juran no tener vinculación con grupos armados o terroristas, entre otras preguntas sobre un potencial pasado criminal.

Trump agregó que una de sus primeras medidas como presidente sería establecer una “comisión en islamismo radical” para identificar “signos de radicalización” en Estados Unidos y “exponer redes en nuestra sociedad que apoyan la radicalización”.

Trump insiste en “errores” de Clinton y Obama en Irak

El candidato republicano presentó la medida en el marco de un nuevo discurso contra el grupo terrorista Estado Islámico. No ha habido nuevos atentados que hayan conmocionado a Occidente desde la matanza de Niza del 14 de julio, pero el republicano busca detener su lento hundimiento en las encuestas agitando el miedo contra los terroristas.

La semana pasada dijo que los yihadistas fueron creación de su rival demócrata, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, y del presidente Barack Obama.

"El ascenso de ISIS es consecuencia directa de las políticas de Obama y Clinton", aseguró Trump en su discurso del lunes, refiriéndose a un supuesto "vacío" tras el retiro de tropas en Irak en 2011 que permitió el auge de los terroristas.

Para Trump el problema reside en la “inocencia” de Obama. Puso como ejemplo el famoso discurso del mandatario en la universidad de El Cairo, Egipto, en 2009, en el que tendió una mano dialogante a los musulmanes agraviados por las guerras en Irak y Afganistán que lanzó su antecesor, el republicano George W. Bush.

Fue una "gira global de la disculpa", dijo Trump para contento de los patriotas heridos por el tono conciliatorio del gobierno de Obama.

El republicano citó los errores militares y diplomáticos que, según él, cometieron Obama y Clinton. "Nunca deberían haber intentado construir una democracia en Libia, presionar por un cambio de régimen inmediato en Siria, o apoyar la caída de Mubarak en Egipto”.

Trump también tomó prestadas las críticas a su temperamento para dirigirlas hacia su rival demócrata.

Clinton carece “del juicio, la estabilidad, el temperamento y el carácter moral para dirigir” Estados Unidos, afirmó. “También carece de la resistencia mental y física para enfrentar al Estado Islámico y los muchos adversarios que enfrentamos”.

"Como el muro"

El republicano no dio detalles sobre el examen ideológico, pero la agencia AP adelantó -citando a fuentes de su campaña- que las autoridades interrogarían a familiares del candidato a visitar el país y también revisarían su comportamiento en redes sociales.

Además de la prueba, Trump dijo que una de sus primeras decisiones como presidente sería pedirle al Departamento de Estado que identifique una lista de regiones de las que proceden los extranjeros con potencial peligro.

Sin duda en esa lista estarían incluidos los extranjeros del Medio Oriente. Si Trump entra por el pórtico de la Casa Blanca, ellos verán cerrada de inmediato la puerta al país "de manera temporal, hasta que haya un cambio de circunstancias o de procedimientos", dijo el magnate.

El test ideológico es una ampliación de su política de inmigración con respecto a los musulmanes. En diciembre, con la masacre de San Bernardino aún reciente, Trump pidió por primera vez la prohibición de entrada a los inmigrantes provenientes de países musulmanes.

Después de la masacre de Orlando del 12 de junio, Trump había dicho que "suspendería la entrada de áreas del mundo con un historial probado de terrorismo contra Estados Unidos, Europa o nuestros aliados, hasta que podamos comprender por completo estas amenazas".

La prueba ideológica plantea serias dudas sobre su eficacia, según dijo a Univision Noticias el abogado de inmigración Ezequiel Hernández: “¿Cómo puedes controlar que las respuestas son verdaderas? Es una medida similar al muro que quiere construir en la frontera, costosa y poco efectiva”.


Lea también:

Más contenido de tu interés