Elecciones 2016

4 cosas que pudieron causar el despido del jefe de campaña de Donald Trump

Una respuesta que no tenía que dar y problemas con el 'clan' Trump podrían haber precipitado el despido del polémico Corey Lewandowski.
21 Jun 2016 – 4:03 PM EDT

Donald Trump y su ex jefe de campaña Corey Lewandowski han presentado el despido de éste como una ruptura en términos amistosos. Pero las explicaciones de ambos levantaron suspicacias.

Por un lado, Trump dijo este lunes en una entrevista en el programa The O'Reilly Factor de la cadena Fox News que lo despidió porque “es la hora de un tipo diferente de campaña".

Por el otro, el mismo Lewandowski dijo que “no cambiaría nada” de lo que hizo y que para él fue “un honor y un privilegio" trabajar para el magnate.

Sin embargo, fuentes cercanas al candidato hablaron de fracturas y desavenencias entre los miembros de la campaña del virtual nominado republicano.

Estos conocedores indican que detrás de la aparente cordialidad, algunas fricciones entre el ahora exdirector y varios personajes relevantes dentro de la campaña podrían haber apurado la salida de Lewandowski.

Pero, ¿cuáles fueron los motivos reales de la salida abrupta del jefe de campaña de Trump?

Esto es lo ha trascendido hasta el momento:

1. Una respuesta errónea



De acuerdo con varios medios una reunión este lunes por la mañana entre Lewandowski, Donald Trump, su yerno Jared Kushner y sus hijos, Ivanka y Eric Trump fue la última participación que el estratega hizo como miembro del staff.

Allí, los Trump hablaron sobre el estado de la campaña, sobre la poca dotación de personal y sobre el estado de la infraestructura. Por último, le preguntaron a Lewandowski cuál era su plan.

Lewandowski respondió, según allegados, que su plan era filtrar los nombres elegidos para vicepresidente de Trump.

Esa respuesta y la falta de ideas de cara a esta nueva etapa en la campaña, le habrían valido ser escoltado hasta la puerta a la salida de esa reunión y de la misma Torre Trump.

2. Fricciones con Paul Manafort

Desde el desembarco en la campaña a finales de marzo del también polémico Paul Manafort (un veterano consultor de Washington conocido por lavar la reputación de líderes cuestionados), muchos afirman que comenzaron los roces.

Manafort llegó para manejar los vínculos de la campaña con los delegados republicanos pero luego de que en mayo Trump se convirtiera en el virtual nominado tras alcanzar los elegados necesarios fue ascendido a "presidente de campaña y estratega jefe".

Algunos hablan de que el enfrentamiento entre los dos hombres generó divisiones, por lo que el despido de Lewandowski podría significar una 'victoria' de Manafort.

3. El factor Hope Hicks

El solapado papel de secretaria de prensa de Donald Trump que la joven de 27 años Hope Hicks ostenta podría tener más peso del que aparenta.

Según una publicación de la revista GQ, la relación entre el exdirector y Hicks era mala, a tal punto que Lewandoski habría hecho llorar a Hicks en varias oportunidades. En mayo, trascendió que una fuerte discusión entre ambos casi habría provocado la salida de Hicks.

Esto podría haber sido otro aliciente para que Trump decidiera separar de su cargo al estratega.

4. Los hijos -y el yerno- de Trump

Otros apuntan a que sobre la causa de despido de Lewandowski tiene que ver con el 'clan' Trump.

Lewandowski fue consultado tras su despido sobre su vínculo con Jared Kushner, esposo de Ivanka y yerno del magnate, a quién algunas versiones señalan como uno de los que tuvo mayor influencia en la decisión de despedirlo.

Pero Lewandowski evitó hablar en detalle en una entrevista este lunes con CNN y aseguró que Kushner "está haciendo un gran trabajo". Agregó que él tiene "un buen vínculo" con la familia del millonario y que espera seguir teniéndolo.

"Existen reportes de que los hijos de Trump han dicho 'llegó la hora de que Corey Lewandowski se vaya' ¿eso lo sorprende?", le consultó CNN a Lewandowski.

"Cada uno puede tener su opinión. Creo que mi salida tiene que ver con el cambio de una campaña en primarias existosa, en la que se ganaron 37 estados, a una con la mirada puesta en la elección general", aseguró.

Cualquiera sea el motivo de la salida de Lewandowski, su despido ocurrió casi en simultáneo a que se conociera que la campaña de Trump tiene solo 1,3 millones de dólares en mano y apenas 69 personas trabajando.

Números que, comparados con la campaña de su rival demócrata Hillary Clinton, con 43 millones y cerca de 700 empleados, lo deja en una situación de completa desventaja estructural. Algo que deja entrever que, si bien en las primarias la estrategia funcionó, los números le habrían jugado en contra esta vez a Lewandowski.

Lea más:


Más contenido de tu interés