publicidad
Denisha Merriweather, hoy estudiante de maestría en la Universidad del Sur de Florida.

¿Por qué Trump invitó a una estudiante de Florida para su discurso ante el Congreso?

¿Por qué Trump invitó a una estudiante de Florida para su discurso ante el Congreso?

La historia de Denisha Merriweather nos da pistas de qué tipo de cambios quiere hacer Trump al sistema educativo de la mano de su secretaria de Educación, Betsy DeVos.

Denisha Merriweather, hoy estudiante de maestría en la Universidad del S...
Denisha Merriweather, hoy estudiante de maestría en la Universidad del Sur de Florida.

Para su primer gran discurso en el recinto del Capitolio, donde estarán los miembros del Poder Legislativo en pleno, de su gabinete y de la Corte Suprema, el presidente Donald Trump tiene como invitada especial a una estudiante. El gesto nos da pistas de qué tipo de reformas quiere hacer Trump al sistema educativo de la mano de su secretaria de Educación, Betsy DeVos.

La estudiante se llama Denisha Merriweather, de Jacksonville, Florida, y al poner su historia en el spotlight para su discurso, el gobierno de Trump busca mostrar el valor de las opciones escolares, también llamado school choice en inglés, uno de los temás más controvertidos en el ámbito de la educación nacional.

publicidad

La historia de Merriweather

Antes de llegar a cuarto grado, Merriweather ya había perdido dos años en la escuela pública en Florida, como lo detalló en una editorial en el diario Tampa Bay Times en agosto de 2015. Se veía así misma, según el texto, como una fracasada que no iba a ser capaz de terminar el colegio.

Pero su vida dio un vuelco, relata, cuando su madrina la inscribió en un colegio privado, Esprit de Corps Center for Learning en Jacksonville, con la ayuda de una beca que recibe dinero de incentivos de impuestos a corporaciones.

"Yo nunca había experimentado nada como el ambiente en mi colegio nuevo", escribió Merriweather en aquel editorial. "Se esperaba de mí que llegará a ser una de las mejores de la clase y todos celebraron cuando así fue. La gente creía que yo podía hacerlo, entonces yo me lo empecé a creer también. Aprender se volvió divertido. El conocimiento se volvió un regalo. Al final me convertí en una estadística buena, la primera en mi familia inmediata en ir a la universidad, la primera en ganarme un diploma".

La familia de Merriweather usó un programa del estado de Florida en el que se entregan créditos de impuestos sobre los ingresos a corporaciones que donen dinero a Organizaciones Patrocinadoras de Becas, o Scholarship-Funding Organizations (SFOs en inglés). Estas entonces le dan becas a familias de bajos recursos.

Al invitar a esta estudiante Trump busca enviar el mensaje de que, como lo ha dicho DeVos en varias ocasiones, mientras más opciones tengan los estudiantes, mejor les va a ir. Esto incluye vouchers, incentivos de menos impuestos para corporaciones, colegios magnet, colegios charter, entre otras.

¿Qué opciones presenta Trump?

Trump había prometido durante la campaña electoral asignar 20,000 millones de dólares para que padres de bajos recursos puedan enviar a sus hijos a la escuela privada o pública que prefieran.

En un discurso pronunciado en septiembre pasado en la Cleveland Arts and Social Sciences Academy, una escuela charter de Cleveland, Trump afirmó que quiere que "todo niño atrapado en escuelas fracasadas en los barrios empobrecidos de Estados Unidos tenga la libertad, el derecho civil, de asistir a la escuela que quiera. Seré el mayor porrista a favor de la libre elección de escuelas del país", dijo el mandatario republicano.

El plan de Trump consiste en establecer un fondo de 20,000 millones de dólares para los 11 millones de niños en edad escolar que viven en la pobreza, y darles a los estados "la opción de permitirles a estos fondos seguir a los estudiantes a las escuelas públicas o privadas a las que asistan".

"Eso significa que los padres podrán enviar a sus niños a la escuela pública, privada o religiosa que elijan", dijo, "el dinero seguirá al estudiante".

Relacionado
Donald Trump con estudiantes y maestros en la Cleveland Arts and Social...
Trump prometió 20,000 millones de dólares para financiar libre elección de escuelas
Bajo su propuesta fondos del Departamento de Educación pudieran ser destinados a la financiación de escuelas privadas y religiosas en detrimento de las escuelas públicas.

La opción en el centro de la controversia

Si de hecho les va mejor o no todavía es tema de debate. El Sindicato de Profesores de Florida, de hecho, demandó en 2014 al estado de Florida porque alegaba que este programa de créditos de impuestos violaba la Constitución del estado al darle fondos públicos a instituciones religiosas, ya que muchos de estos colegios privados tienen una afiliación religiosa y a veces un curriculum igualmente religioso.

Finalmente, un juez en Tallahassee desestimó la demanda en mayo de 2015 y Merriweather fue una de las voces más fuertes contra esta.

Merriweather ha dicho que "no se alínea con ningún partido político en general", (lo cual la hace un buen personaje para dirigirse al Congreso este martes), pero dice que en el tema de educación está de acuerdo con los republicanos. En junio de 2016 Merriweather entrevistó al excandidato republicano y exgobernador de Florida Jeb Bush para un podcast en el que hablaron sobre la libre elección de escuelas. Ambos concordaron en que mientras más opciones escolares tengan acceso los padres, mejor.

publicidad

¿Por qué tanta controversia? En teoría suena como una buena idea: estudiantes como Merriweather, que por diversas razones no se adaptan al sistema educativo público (con sus muchas fallas), pueden encontrar una solución que se adapte a ellos "como anillo al dedo", como dijo Merriweather en su editorial en el Tampa Bay Times. Pero estos programas de opción escolar también pueden tener otros efectos nocivos para la educación pública a gran escala y a largo plazo.

El éxito de la educación pública depende de cuánto dinero le entra a las escuelas, y bajo el sistema actual, a los colegios que mejores calificaciones tienen se les recompensa con más dinero. Lo inverso también es cierto: si un colegio es deficiente, menos dinero va a recibir.

Así que mientras más dinero se desvíe de las escuelas públicas a las privadas - escuelas, por ejemplo, como Esprit de Corps Center for Learning, la que atendió Merriweather - menos dinero quedará disponible para las escuelas públicas que más lo necesitan, peor será su desempeño, menos dinero recibirán, acelerando así el ciclo negativo de pobreza.

Lo que es bueno para un estudiante no es necesariamente bueno para el sistema. Pero en el camino, es injusto pedir que se sacrifique a estudiantes individuales, y así, continua el debate. Este martes, al traer a Merriweather a su discurso, Trump se aseguró de mantener ese debate en el centro de la controversia.

publicidad

Lea más:


Lo que Betsy DeVos no dice sobre la libre elección de escuela: la relación entre charters y segregación
Trump prometió 20,000 millones de dólares para financiar libre elección de escuelas

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad