Camino a la universidad

Cassandra Martínez no solo tiene que hacer sus tareas escolares y empezar a prepararse para entrar a la universidad. A sus 17 años también sirve como segunda madre para sus hermanos menores. Esta es su historia.
29 Sep 2016 – 2:53 PM EDT




Obligaciones que forjan el carácter

Ser estudiante del último año de preparatoria no es fácil: hay que estar enfocado en obtener buenas calificaciones e investigar cuáles son las mejores universidades de acuerdo con la carrera, los deseos, las aspiraciones y las posibilidades de cada alumno.


Pero algunos jóvenes tienen que cumplir además con otras responsabilidades. Tal es el caso de Cassandra Martínez, una adolescente de 17 años de edad que cursa el décimo segundo grado en la escuela South San Antonio High School, de San Antonio, Texas.

Cassandra, estadounidense hija de padres mexicanos, tiene muy buenas calificaciones, juega futbol (soccer) y de acuerdo con sus maestros y consejeros tiene excelente conducta. “Cassandra siempre está en su clase, termina su tarea, nunca nos ha dado problemas”, nos dice Judy Pérez, una de las consejeras en su high school.


Pero a su corta edad no le faltan las obligaciones familiares. Son muchas las ocasiones en que tiene que hacerse cargo de sus tres hermanos, menores que ella, debido a que su mamá, Gloria, trabaja muchas horas en un restaurante de comida mexicana. Según la propia Cassandra, trabaja como cinco días a la semana y trabaja también en los fines de semana.

Gloria ha criado sola a sus tres hijos, con enorme sacrificio. A veces trabaja incluso de noche. Por eso a Cassandra le ha tocado en muchas ocasiones hacer las veces de segunda madre: ayuda con sus hermanos llevándolos a la escuela, recogiéndolos, cocinando para ellos, limpiando la casa…

Cassandra no se queja. Al contrario, dice que atender a sus hermanos le ha servido para forjar su carácter. Aunque a simple vista parece una chica tímida, de pocas palabras, basta platicar unos minutos con ella para darse cuenta de que está muy enfocada en lo que quiere.


A nivel profesional, su aspiración inmediata es convertirse en una higienista dental, para así trabajar y ayudar económicamente a su familia. Después, quiere seguir con sus estudios de dentista.

Su mamá, maestros y quienes la conocen saben que lo logrará, ya que es una joven decidida, que siempre consigue lo que se propone. Para ello cuenta con la ayuda de los consejeros de la escuela, que le guían paso a paso, y por supuesto, con todo el apoyo y cariño de su mamá.

Gloria dice que no sabe que haría sin la ayuda de Cassandra, y que está muy orgullosa de su hija. Sabe que tiene una hija que con la guía correcta seguramente encontrará el “camino al éxito”.

Educación

El ingreso a la universidad

Ingresar a la universidad es cosa seria. Sigue nuestra guía y no lo hagas a ciegas.

¿Cómo debo prepararme para entrar a la universidad?

Estas son algunas de las cosas que debes tener en cuenta si piensas ingresar a la universidad.

  • Un GPA alto (por encima de 3.5) es la mejor medida del éxito académico de un estudiantes y así lo valoran todas las universidades.
  • Es muy importante tomar desde temprano materias avanzadas (honors).
  • Los cursos AP (Advanced Placement) ofrecidos por la mayoría de los high schools a sus alumnos mejor preparados, son una medida fundamental de los retos académicos que está dispuesto a asumir un estudiante y por ello es importante tomar todos los AP que sea posible.
  • Una buena preparación para los exámenes estandarizados a nivel estatal ayuda a solidificar el prestigio de la escuela y es una buena señal de la capacidad académica del estudiante.
  • Obtener un buen puntaje en el PSAT (preparado por el College Board y la National Merit Scholarship Corporation) puede ser para un estudiante el activo más valioso de sus años en el high school, ya que muchos colegios ofrecen becas generosas a los estudiantes que obtienen los mejores resultados.
  • Prepararse a conciencia para el SAT o el ACT es muy importante, porque todos los colleges tienen sus puntajes como referencia a la hora de escoger a sus estudiantes. El tomar un curso preparatorio o practicar con las pruebas de ensayo que están disponibles en la página web del SAT, puede ayudar a familiarizarse con la prueba y contribuir a obtener mejores puntajes.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir una universidad?

  • Hay que tener muy en cuenta los intereses personales. No todas las universidades ofrecen los mismos majors. Y no todos los ambientes son iguales. Lo importante a la hora de escoger es tener los merecimientos académicos.
  • Puede ser útil informarse sobre las diferentes carreras y sobre las opciones laborales que las mismas ofrecen. Para hacerlo, es bueno conversar con el consejero del high school. Hay también recursos en línea que ofrecen información útil.
  • Hay diferentes instituciones (incluidos muchos high schools) que ofrecen la oportunidad de conocer las mejores universidades del país. Es una oportunidad que no se puede rechazar, pensando que no es posible llegar a ellas. Todas las universidades tienen páginas en internet, en las que es posible saber qué se estudia en las mismas.
  • Aunque existen programas que permiten aplicar gratis a muchas universidades, por lo general las aplicaciones tienen un costo. Por eso es importante seleccionar un buen portafolio de colleges. Comenzando por el college de los sueños (haciéndole toda la fuerza y pensando que “sí se puede”).
  • Si tus antecedentes académicos no son los mejores, incluye de todas maneras un par de las llamadas “reach schools” (aquellas que exigen, en promedio, un poco más de lo que has logrado). Muchos de los estudiantes que aplican a las reach schools son aceptados.
  • Incluye también algunas de las llamadas “match schools” (aquellas que están a la altura de tus resultados) y no dejes de aplicar a una “safety school” (aquella en la que estés seguro de que te aceptarán).

¿Qué diferencia hay entre un college y una universidad?

Un college es una institución de educación terciaria que ofrece estudios de pregrado generalmente de cuatro años, y que al final otorga un título de Bachelor. Dentro de los colleges están los community colleges, que otorgan el título de Associate después de dos años de estudios de pregrado.

Aunque los colleges son considerados instituciones universitarias, y aunque las palabras college y “universidad” suelen ser empleadas intercambiablemente, la universidad es oficialmente una institución que ofrece programas de estudios tanto de pregrado como de posgrado. Por esto, un college puede ser parte de una universidad.

Medicina, administración empresarial y derecho son algunas carreras que requieren estudios más allá del college como entrenamiento.

¿Qué se necesita para entrar a la universidad?

Esto varía mucho de universidad a universidad y de la calidad de esta, pero por lo general se necesitan estos documentos claves:

  • Formulario de aplicación (application form).
  • Pagar una tarifa de aplicación (application fee).
  • Calificaciones (academic documents or transcripts). Esta es la pieza más importante de todo el paquete de aplicación. Debe tener un carácter oficial, o sea, estar impreso en un papel donde figure el nombre de la escuela o del Ministerio. Y estar firmado por un oficial de la misma o del Ministerio (director o semejante) y tiene que estar sellado con el sello oficial de la escuela o Ministerio.
  • Exámenes (SAT, ACT, IELTS, TOEFL). Muchas universidades sólo requieren que se tome el SAT o el ACT si eres un estudiante nacional, los estudiantes internacionales están exentos. Un ensayo (essay).
  • Cartas de recomendación (letters of recommendation). Estas usualmente vienen de profesores, consejeros, líderes comunitarios o adultos que conozcan al estudiante en una capacidad más académica o profesional.
  • Formularios de la escuela en la que se ha estudiado el equivalente al high school (school forms).
  • Una lista de actividades extracurriculares.
  • Otros (depende de la universidad, pueden ser una entrevista, un portafolio, un video, récords deportivos, etc.).

Una universidad puede, por ejemplo, exigir un promedio o GPA de más de 3.0, un número mínimo de horas comunitarias, o un puntaje mínimo en el SAT o en el ACT.

¿Qué actividades extracurriculares son importantes?

La participación en las actividades escolares es un factor al que la mayoría de los colleges le dan un gran valor. Estas son algunas de las más importantes:

  • Pertenecer a un club (literario, o de ciencias, por ejemplo) es una manera muy importante de darse a conocer por fuera de la clase. Llegar a presidir alguno de los clubes o fundar un club en la escuela es una señal de liderazgo.
  • Aunque el high school no ofrezca deportes a nivel competitivo, o el desempeño deportivo no sea el mayor atributo del estudiante, pertenecer a un equipo puede ser muy importante. Ser capitán de un equipo, en cualquier deporte, es una importante señal de liderazgo.
  • Ser elegido para participar en una “sociedad honoraria” (Honors Society) agrega muchos puntos a la historia personal.
  • Establecer una relación de amistad con uno o más profesores del área de interés profesional del estudiante puede llegar a ser muy importante a la hora de conseguir una buena recomendación para el college.
  • Los consejeros escolares, son muy importantes a la hora de tener claros los pasos que se necesitan para llegar a la universidad. Es importante establecer una buena relación y visitar con frecuencia al consejero/a de la escuela desde el primer año de high school. Si no los hay, es bueno buscar ayuda de una de las múltiples organizaciones creadas para brindar ese tipo de asesoría.

¿Cómo se gestionan las horas comunitarias?

Los colleges y las universidades valoran mucho el servicio comunitario a la hora de seleccionar a a sus estudiantes y ofrecerles ayudas financieras.

Muchos high schools exigen un mínimo de horas de servicio comunitario. Hay que hacerlas, aún si la escuela no las pide. Mientras más se tengan, mejor. Algunas sociedades académicas (Honors Societies) valoran mucho el servicio comunitario e instan a sus miembros a realizarlo.

Algunos colleges, prefieren el llamado “Service Learning”, en el que el estudiante desarrolla habilidades relacionadas con su área de interés. En general, valoran mucho la experiencia ganada en este servicio.

Algunos high schools ayudan a sus estudiantes de último año a conseguir un internship relacionado con la carrera que hayan elegido cursar en la universidad. El participar en un internship, durante uno o dos veranos, es una forma excelente de desarrollar competencias académicas, de conocer más sobre un área de estudios y de desarrollar una relación con un supervisor que pueda escribir una carta de recomendación para incluir con los materiales de solicitud de admisión a la universidad.

¿Cuáles son los errores más comunes a la hora de aplicar a la universidad?

Uno de los errores más comunes, dice Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados para entrar a la universidad, es usar una dirección de correo electrónico demasiado informal. Esto está bien para uso personal, pero todo estudiante debe tener una dirección formal que use para propósitos académicos y profesionales.

Otro error que cometen los estudiantes en su aplicación ocurre cuando alguien que no es el estudiante llena la aplicación y escribe su propia información en vez de la del estudiante, comenta García.

Una de las cosas más importantes en las que fallan los estudiantes es en pasarse de las fechas límites que exigen las universidades para entregarles los documentos de la aplicación.

¿Qué posibilidades tengo de estudiar en una universidad de élite?

Muchos estudiantes no aplican a las universidades más selectivas porque creen que no las pueden pagar. Con las ayudas financieras, sin embargo, su costo puede ser muy bajo. Para que los estudiantes que van a ingresar a la universidad tengan una idea de cuánto les pueden costar sus estudios, el gobierno exigió que todas las entidades de educación superior desplieguen en sus páginas de internet una “calculadora de precio neto”.

El “precio neto” es la cantidad que deben pagar los estudiantes para atender una institución de educación superior en un año académico después de descontar las ayudas financieras que ofrece la institución y las becas conseguidas por el estudiante, dentro o fuera de la universidad.

Antes de desanimarte por el costo de la universidad en la que has puesto tus ojos, consulta la “calculadora de precio neto” que hay en su página web.

El Departamento de Educación tiene una página en internet (en inglés) que explica en qué consisten las “calculadoras de precio neto” y te ofrece un buscador para encontrar las calculadoras de las universidades de tu elección.


  • Compartir esta evaluación:


FAFSA: La llave del college

Si alguno de sus hijos o hijas cursa el último año de preparatoria o high school seguramente ya ha escuchado hablar de FAFSA y lo más probable es que no sepa que significa. FAFSA es uno de los muchos requisitos que el alumno debe llenar si necesita ayuda financiera para estudiar en la universidad.

FAFSA significa Free Aplication For Federal Student Aid. De acuerdo con Ángela Tinajero, de la organizacion Project Stay, FAFSA es una solicitud federal que ayuda a los estudiantes de manera gratuita a pedir recursos financieros para su educación superior.


Cassandra Martínez, al igual que miles de estudiantes alrededor del país, ya se está preparando para la universidad, y nosotros la acompañamos en el momento de llenar la solicitud.

"Me está preguntando mi nombre, la dirección de mi casa, cuándo nací, en qué grado estoy, if i’m us citizen", explica Cassandra.

Para ella es de suma importancia esta solicitud, ya que con el sueldo que devenga su mamá, Gloria Rodríguez, trabajando como mesera en el restaurante "Mi Tierra" de San Antonio, Texas, sería muy difícil costearle la carrera de higienista dental, y posteriormente de dentista.


Anteriormente la solicitud se hacía durante el mes de enero, ya que había que esperar a que los padres del alumno presentaran la declaración de impuestos para comprobar sus ingresos. Pero eso ya no es necesario explica la señora Tinajero.

“Uno de los cambios que se hizo en la aplicación de la ayuda financiera es que se puede empezar a aplicar ahora desde el primero de octubre, y se va a ocupar el ingreso del 2015”.


Con esto, la recomendación es muy sencilla: llenar la solicitud de FAFSA lo antes posible, ya que sin asistencia financiera el alumno o alumna y sus padres son responsables de todos los gastos para estudiar en la universidad.

Este es uno más de muchos requisitos, en ocasiones difíciles de entender. Pero a final de cuentas vale la pena para poder continuar por el “camino al éxito”.

  • Compartir esta evaluación:


Cassandra arma su propia computadora

Uno podría pensar que en Estados Unidos todo niño o niña en edad escolar cuenta con los recursos básicos para su educación. Pero no es así.

Cassandra Martinez, la estudiante de la preparatoria South San High School, de San Antonio, Texas, a quien hemos venido siguiendo durante el presente año escolar, es un ejemplo de que hay alumnos a los que les cuesta más trabajo que a otros realizar sus tareas debido a la falta de recursos.

Durante el más reciente viaje a la ciudad texana nos dimos cuenta de que Cassandra no tenía una computadora, y que para su mamá, quien trabaja como mesera en un restaurante, adquirir una significaría un gasto inesperado que desbalancearía sus finanzas.


Debido a esa carencia, la jovencita de 17 años de edad tenía que quedarse después de clases a utilizar las computadoras de la escuela para realizar sus proyectos y tareas.

Eso, para ella, era un gran problema, tomando en cuenta que es una adolescente muy ocupada. No solo tiene que estudiar, sino que hace parte del equipo de soccer de la escuela y ayuda a su mamá en las labores domésticas, además de cuidar a sus tres hermanos menores.

Cuando expusimos la situación de Cassandra al personal de la organización Family Strengthening, nos indicaron que ellos podrían conseguir una computadora gratuita para la adolescente.


Todo lo que tenía que hacer, según ellos, era acudir a las instalaciones de la organización ubicadas en la parte Oeste de San Antonio –conocida como el “west side”– donde le darían todas las partes para armar el aparato.

De acuerdo con Laura Mata, directora del lugar, la idea es “darles herramientas que puedan usar no solamente ahorita, sino cuando sigan adelante con su educación para graduarse de la escuela, para que sigan al college, o cuando tengan su trabajo ya de adultos”.


Cassandra llegó de acuerdo a lo programado, siguió paso a paso las indicaciones, hasta que por fin –después de casi una hora– logró armar el aparato, donado por Kano y Best Buy Tech Center.

Gracias a esto, Cassandra ya no tendrá que quedarse después de clases a terminar sus tareas o proyectos en las computadoras de la escuela, y podrá concentrarse en sus estudios, y en sus esfuerzos por llegar a la universidad.

Algo importante a subrayar es que siempre hay ayuda disponible. Lo importante es buscarla.

  • Compartir esta evaluación:


Hora de empezar a prepararse para la universidad

En el estado de Texas existe un examen denominado Texas Success Initiative, comúnmente conocido como TSI, que les sirve a las universidades y a los colegios comunitarios para determinar el nivel académico de los estudiantes en la áreas de lectura, escritura y matemáticas, con el fin de ubicarlos en las clases apropiadas al comenzar sus estudios superiores.

“Aquí en South San a todos los estudiantes, a todos los seniors, los llevamos a Palo Alto College en octubre. Ellos hacen su solicitud y luego hacen prácticas del examen. Con eso ya se están preparando. Y luego les decimos: ‘vas a tomar tu examen en enero, febrero o marzo’”, nos dijo Charlie Gallardo, consejero en jefe de la escuela South San Antonio High School.


Los alumnos pueden tomar el examen varias veces hasta obtener la calificación que deseen. Pero es muy importante que se preparen a conciencia y lo aprueben antes de comenzar sus estudios para que luego no pierdan ni tiempo ni dinero tomando clases de nivelación que a final de cuentas no le van a servir para graduarse del college o de la universidad.

Por eso es clave que las escuelas mantengan bien informados a sus estudiantes. Al preguntarle a Cassandra Martínez qué tanto sabe sobre el TSI, la joven de 17 años nos dijo que “es algo para el college, para entrar, muchas escuelas lo necesitan para entrar a una universidad, y todos los seniors lo vamos a tomar, pero no se cuándo, nos van a avisar”.


Ella conoce muy bien la importancia del examen pero nos confesó que todavía no está lista para tomarlo. “Tengo que estudiar todavía”, nos dijo, y reconoció que hay varios estudiantes que van más aventajados que ella.

Pocos dudan, sin embargo, de que Cassandra lo hará bien. Según sus maestros y consejeros, la jovencita, que desea ser higienista dental y luego dentista ,es una alumna muy dedicada y lleva muy buenas calificaciones.

Nosotros estaremos muy pendientes de su resultado.

  • Compartir esta evaluación:


Ir a una universidad de cuatro años no es tan difícil

Cassandra Martínez expresó desde el principio sus intenciones de estudiar en un colegio comunitario la carrera (corta) de higienista dental, para poder trabajar y ayudar económicamente a su familia.

La idea de estudiar en un colegio comunitario tenía que ver con la falta de recursos económicos para estudiar directamente en una universidad de cuatro años la carrera de dentista –y con la falta de información sobre las ayudas financieras disponibles para estudiantes como ella–.

Con el fin de que Cassandra conociera realmente sus opciones, decidimos pedir la ayuda de los directivos de la Universidad St. Mary’s, en San Antonio, Texas.

Amablemente, la doctora Rosalind V. Alderman, vicepresidenta de admisiones de St. Mary’s, y Ryan Konkright, director de admisiones, se reunieron con Cassandra y con Gloria, su mamá, y les explicaron las opciones y los recursos que existen si la jovencita de 17 años de edad decidiera ingresar a una universidad de cuatro años.


”Le explicamos que el proceso no es tan difícil como a lo mejor piensan las personas que son la primera generación en ir a la universidad”, dijo la doctora Alderman.

Según ella, las preocupaciones y dudas que tiene Casandra son muy comunes entre miles de jóvenes a través de todo el país. La mayoría no saben ni por dónde comenzar.

Konkright explicó, por su parte, que “no es un proceso difícil, es un proceso que sí requiere un poquito de trabajo, pero hay recursos en la ciudad, aquí en la universidad, en sus preparatorias, que permiten hacer la aplicación sin problema ninguno”.

Los beneficios de terminar cuanto antes una carrera de cuatro años son muchos. Entre ellos el económico. En el caso de Cassandra, si estudiara higiene dental en un colegio comunitario ganaría aproximadamente 60,000 dólares por año. Pero si en lugar de ello estudia dentistería en la universidad, y se sacrifica dos años más, podría comenzar ganando aproximadamente 144, 000 dólares anuales. Tendría más oportunidades de trabajo y hasta podría poner su propia clínica dental.


Al final de la reunión la visión de Cassandra había cambiado. “Me ayudaron a saber cuántos años necesito estudiar para ser dentista, y la diferencia if i'm dental hygienist, or a dentist. Y me enseñaron cómo hacer la FAFSA”.

La adolescente nos dijo que ella y su mamá discutirán las opciones, y que si estudiar en una universidad de cuatro años para graduarse lo antes posible de dentista es algo benéfico para su futuro, lo tomará muy en cuenta.

Estaremos pendientes de su decisión.

  • Compartir esta evaluación:


Una decisión difícil pero muy importante

Cassandra Martínez estuvo analizando durante varias semanas la posibilidad de estudiar en una universidad de cuatro años la carrera de dentista.

Después de platicar con su mamá, y con los asesores de la escuela, acerca de los pros y los contras, tomó la decisión de continuar con su plan original de estudiar en Palo Alto College, un colegio comunitario donde tomará las clases básicas y obtendrá el título de higienista dental.

Su decisión, asegura, se basa más que nada en su deseo de trabajar lo antes posible. “Yo creo que va a ser más rápido para terminar dos años de colegio”, dice. Su idea es empezar a trabajar pronto y luego para ir a una universidad para hacer los otros dos años.

Cassandra ya llenó y envió todos los papeles y solicitudes de ayuda financiera, y que ahora solo tiene que esperar la respuesta para saber cómo va a pagar por su educación.

En la escuela South San, de San Antonio, Texas, donde estudia Cassandra su último año de preparatoria, ya se siente un ambiente de emoción, debido a que muchos de sus compañeros han recibido ya las cartas de aceptación de las universidades donde solicitaron ingreso. En una pared del plantel están los nombres de los afortunados jovencitos y jovencitas que ya saben dónde estudiarán la carrera de su elección.

En esa pared, justamente, encontramos el nombre de Ana Casillas, quien hace unos días recibió la tan ansiada carta de la universidad Louisville, en Kentucky, donde estudiará la carrera de administración de empresas para luego combinarla de alguna manera con su pasión por los caballos.


“Fue una sorpresa y una alegría muy grande, y estallé de alegría”, comenta la joven de 18 años de edad, y agrega que en un principio tenía muchas dudas sobre de dónde provendrían los aproximadamente 40,000 dólares que necesita por año para lograr su sueño.

Pero después de tener varias pláticas con sus asesores en la escuela, y con la señora Ángela Tinajero, de la organización “Project Stay”, se siente confiada en que de algún lado obtendrá el dinero. “Hay ayuda federal, del estado, hay becas de fundaciones privadas afuera de la escuela”, explica la señora Tinajero, quien visita diferentes preparatorias con el fin de orientar a los estudiantes.

Lo importante es lo que están haciendo Cassandra y Ana, quienes a pesar de haber escogido senderos diferentes han buscado asesoría y ahora van “Camino al éxito”.

  • Compartir esta evaluación:


Becas para todos, pero pocos lo saben

Revisar la computadora continuamente, y visitar el college center se ha convertido en parte de la rutina de Cassandra Martínez, ya que necesita saber lo antes posible, con cuánto dinero en becas del gobierno federal contará para que logre su meta inmediata de convertirse en higienista dental.


La joven de 17 años de edad confía en que algunos familiares, principalmente su tío, el hermano de su mamá, le podría ayudar con algo de dinero, sin embargo, no ha tomado en consideración la posibilidad de solicitar becas privadas.

Cassandra, al igual que miles de estudiantes en Estados Unidos, desconocen que existen estas becas, según nos explica Diego Mancha, un consejero de la organización sin fines de lucro Cafe College.

"Hay muchas becas, becas para casi todo lo que se pueda imaginar. No solo es aplicar para una beca": hay que solicitar la mayor cantidad de becas posibles, agrega.


Estas becas son proveídas por compañías privadas, organizaciones comunitarias, iglesias, entre otras. Algunas se otorgan a los estudiantes dependiendo de sus recursos económicos, otras se basan en las calificaciones, y hay otras que se dan a alumnos con talentos especiales en deportes, artes, o música. También existen becas para beneficiarios del programa DACA, la acción diferida de deportación para menores, y para estudiantes indocumentados.

Al pensar en qué becas escoger, hay que tomar en cuenta varios puntos. Por ejemplo, comenta Diego, el alumno debe escoger la carrera que desea estudiar, y en base a ello buscar las becas disponibles. Si quiere ser médico, por ejemplo, entonces debe buscar becas en el campo de la medicina, y si desea convertirse en abogado, hay becas específicas para los estudiantes de leyes, y así sucesivamente.

Algo muy importante es que el estudiante debe solicitar la mayor cantidad de becas. De esta manera tendrá más posibilidades de obtener varias, y poco a poco ira reuniendo dinero para pagar sus estudios universitarios.

Supongamos que un año escolar le cuesta 30,000 dólares, y el gobierno federal le da únicamente 20,000. Si logra conseguir varias becas privadas de 2,000, 1000, o hasta de 500 dólares cada una, poco a poco ira reuniendo los 10,000 dólares que le faltan.

De acuerdo a Cafe College cada año las compañías privadas, iglesias y organizaciones comunitarias entre otras, tienen unos 44,000 millones de dólares disponibles para becas. De eso solo se utilizan aproximadamente 1,100 millones de dólares, y todo porque los estudiantes no las solicitan debido a la falta de información.

Una recomendación más que hace la organización Cafe College, financiada por la ciudad de San Antonio, Texas, es que el alumno solicite las becas con anticipación aunque le falten uno o dos años para graduarse de la preparatoria, ya que de esta manera se ira preparando con tiempo en su "camino al éxito"

Si necesita más información sobre becas privadas, puede entrar a www.cafecollege.org, hacer click en SENIORS, después ir hasta la parte de abajo, y hacer click nuevamente en SCHOLARSHIPS, donde hay una larga lista de becas disponibles.

  • Compartir esta evaluación:


Detalles que hacen la diferencia


Con un poco de nerviosismo, pero con entusiasmo, Cassandra llegó acompañada de su mamá Gloria a su cita con quien será su consejera en el Palo Alto College.

"Aquí los ayudamos a hacer las aplicaciones de financial aid, a ver si ya está todo completo" dijo Danielle Esquivel, quien durante más de dos décadas ha fungido como consejera en Palo Alto College, ubicado en la parte sur de San Antonio, Texas.


Agregá la señora Esquivel que estas reuniones que se llevan a cabo meses antes de que los alumnos comiencen sus clases, sirven para trazar un plan de estudios de acuerdo a las necesidades y deseos del alumno.

Y es que si quiere estudiar una carrera corta el plan es diferente a cuando el alumno tiene la intención de tomar las clases básicas para después transferirse a una universidad a cursar una carrera de cuatro años.

En el caso de Cassandra, se enteró de que faltaba agregar en la solicitud de FAFSA la declaración de impuestos de su mamá, correspondiente al año anterior. Gracias a que ella la acompañaba, y haciendo uso de la tecnología, de inmediato completaron la solicitud para ayuda financiera.

También nos comentó Cassandra después de la reunión con la consejera, que esta platica fue muy útil. "Aprendí muchas cosas, como cuáles clases necesito tomar para hacer lo que quiero hacer en el futuro".

Como recordaremos, Cassandra desea ser higienista dental para después cursar la carrera de odontología. "Necesito terminar todas mis clases y necesito yo creo como 70 horas para ir a otra escuela".

Esta primera cita de Cassandra con su futura consejera fue de mucha utilidad para la adolescente que ya tiene los créditos necesarios para graduarse en junio próximo.

Todavía debe entregar algunos trabajos pendientes, y reponer varias ausencias o retrasos, ya que ha faltado para cumplir con algunos juegos de futbol soccer. Sin embargo, con empeño, determinación y la guía correcta, Cassandra continúa en su camino al éxito.

Educación

El ingreso a la universidad

Ingresar a la universidad es cosa seria. Sigue nuestra guía y no lo hagas a ciegas.

¿Cómo debo prepararme para entrar a la universidad?

Estas son algunas de las cosas que debes tener en cuenta si piensas ingresar a la universidad.

  • Un GPA alto (por encima de 3.5) es la mejor medida del éxito académico de un estudiantes y así lo valoran todas las universidades.
  • Es muy importante tomar desde temprano materias avanzadas (honors).
  • Los cursos AP (Advanced Placement) ofrecidos por la mayoría de los high schools a sus alumnos mejor preparados, son una medida fundamental de los retos académicos que está dispuesto a asumir un estudiante y por ello es importante tomar todos los AP que sea posible.
  • Una buena preparación para los exámenes estandarizados a nivel estatal ayuda a solidificar el prestigio de la escuela y es una buena señal de la capacidad académica del estudiante.
  • Obtener un buen puntaje en el PSAT (preparado por el College Board y la National Merit Scholarship Corporation) puede ser para un estudiante el activo más valioso de sus años en el high school, ya que muchos colegios ofrecen becas generosas a los estudiantes que obtienen los mejores resultados.
  • Prepararse a conciencia para el SAT o el ACT es muy importante, porque todos los colleges tienen sus puntajes como referencia a la hora de escoger a sus estudiantes. El tomar un curso preparatorio o practicar con las pruebas de ensayo que están disponibles en la página web del SAT, puede ayudar a familiarizarse con la prueba y contribuir a obtener mejores puntajes.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir una universidad?

  • Hay que tener muy en cuenta los intereses personales. No todas las universidades ofrecen los mismos majors. Y no todos los ambientes son iguales. Lo importante a la hora de escoger es tener los merecimientos académicos.
  • Puede ser útil informarse sobre las diferentes carreras y sobre las opciones laborales que las mismas ofrecen. Para hacerlo, es bueno conversar con el consejero del high school. Hay también recursos en línea que ofrecen información útil.
  • Hay diferentes instituciones (incluidos muchos high schools) que ofrecen la oportunidad de conocer las mejores universidades del país. Es una oportunidad que no se puede rechazar, pensando que no es posible llegar a ellas. Todas las universidades tienen páginas en internet, en las que es posible saber qué se estudia en las mismas.
  • Aunque existen programas que permiten aplicar gratis a muchas universidades, por lo general las aplicaciones tienen un costo. Por eso es importante seleccionar un buen portafolio de colleges. Comenzando por el college de los sueños (haciéndole toda la fuerza y pensando que “sí se puede”).
  • Si tus antecedentes académicos no son los mejores, incluye de todas maneras un par de las llamadas “reach schools” (aquellas que exigen, en promedio, un poco más de lo que has logrado). Muchos de los estudiantes que aplican a las reach schools son aceptados.
  • Incluye también algunas de las llamadas “match schools” (aquellas que están a la altura de tus resultados) y no dejes de aplicar a una “safety school” (aquella en la que estés seguro de que te aceptarán).

¿Qué diferencia hay entre un college y una universidad?

Un college es una institución de educación terciaria que ofrece estudios de pregrado generalmente de cuatro años, y que al final otorga un título de Bachelor. Dentro de los colleges están los community colleges, que otorgan el título de Associate después de dos años de estudios de pregrado.

Aunque los colleges son considerados instituciones universitarias, y aunque las palabras college y “universidad” suelen ser empleadas intercambiablemente, la universidad es oficialmente una institución que ofrece programas de estudios tanto de pregrado como de posgrado. Por esto, un college puede ser parte de una universidad.

Medicina, administración empresarial y derecho son algunas carreras que requieren estudios más allá del college como entrenamiento.

¿Qué se necesita para entrar a la universidad?

Esto varía mucho de universidad a universidad y de la calidad de esta, pero por lo general se necesitan estos documentos claves:

  • Formulario de aplicación (application form).
  • Pagar una tarifa de aplicación (application fee).
  • Calificaciones (academic documents or transcripts). Esta es la pieza más importante de todo el paquete de aplicación. Debe tener un carácter oficial, o sea, estar impreso en un papel donde figure el nombre de la escuela o del Ministerio. Y estar firmado por un oficial de la misma o del Ministerio (director o semejante) y tiene que estar sellado con el sello oficial de la escuela o Ministerio.
  • Exámenes (SAT, ACT, IELTS, TOEFL). Muchas universidades sólo requieren que se tome el SAT o el ACT si eres un estudiante nacional, los estudiantes internacionales están exentos. Un ensayo (essay).
  • Cartas de recomendación (letters of recommendation). Estas usualmente vienen de profesores, consejeros, líderes comunitarios o adultos que conozcan al estudiante en una capacidad más académica o profesional.
  • Formularios de la escuela en la que se ha estudiado el equivalente al high school (school forms).
  • Una lista de actividades extracurriculares.
  • Otros (depende de la universidad, pueden ser una entrevista, un portafolio, un video, récords deportivos, etc.).

Una universidad puede, por ejemplo, exigir un promedio o GPA de más de 3.0, un número mínimo de horas comunitarias, o un puntaje mínimo en el SAT o en el ACT.

¿Qué actividades extracurriculares son importantes?

La participación en las actividades escolares es un factor al que la mayoría de los colleges le dan un gran valor. Estas son algunas de las más importantes:

  • Pertenecer a un club (literario, o de ciencias, por ejemplo) es una manera muy importante de darse a conocer por fuera de la clase. Llegar a presidir alguno de los clubes o fundar un club en la escuela es una señal de liderazgo.
  • Aunque el high school no ofrezca deportes a nivel competitivo, o el desempeño deportivo no sea el mayor atributo del estudiante, pertenecer a un equipo puede ser muy importante. Ser capitán de un equipo, en cualquier deporte, es una importante señal de liderazgo.
  • Ser elegido para participar en una “sociedad honoraria” (Honors Society) agrega muchos puntos a la historia personal.
  • Establecer una relación de amistad con uno o más profesores del área de interés profesional del estudiante puede llegar a ser muy importante a la hora de conseguir una buena recomendación para el college.
  • Los consejeros escolares, son muy importantes a la hora de tener claros los pasos que se necesitan para llegar a la universidad. Es importante establecer una buena relación y visitar con frecuencia al consejero/a de la escuela desde el primer año de high school. Si no los hay, es bueno buscar ayuda de una de las múltiples organizaciones creadas para brindar ese tipo de asesoría.

¿Cómo se gestionan las horas comunitarias?

Los colleges y las universidades valoran mucho el servicio comunitario a la hora de seleccionar a a sus estudiantes y ofrecerles ayudas financieras.

Muchos high schools exigen un mínimo de horas de servicio comunitario. Hay que hacerlas, aún si la escuela no las pide. Mientras más se tengan, mejor. Algunas sociedades académicas (Honors Societies) valoran mucho el servicio comunitario e instan a sus miembros a realizarlo.

Algunos colleges, prefieren el llamado “Service Learning”, en el que el estudiante desarrolla habilidades relacionadas con su área de interés. En general, valoran mucho la experiencia ganada en este servicio.

Algunos high schools ayudan a sus estudiantes de último año a conseguir un internship relacionado con la carrera que hayan elegido cursar en la universidad. El participar en un internship, durante uno o dos veranos, es una forma excelente de desarrollar competencias académicas, de conocer más sobre un área de estudios y de desarrollar una relación con un supervisor que pueda escribir una carta de recomendación para incluir con los materiales de solicitud de admisión a la universidad.

¿Cuáles son los errores más comunes a la hora de aplicar a la universidad?

Uno de los errores más comunes, dice Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados para entrar a la universidad, es usar una dirección de correo electrónico demasiado informal. Esto está bien para uso personal, pero todo estudiante debe tener una dirección formal que use para propósitos académicos y profesionales.

Otro error que cometen los estudiantes en su aplicación ocurre cuando alguien que no es el estudiante llena la aplicación y escribe su propia información en vez de la del estudiante, comenta García.

Una de las cosas más importantes en las que fallan los estudiantes es en pasarse de las fechas límites que exigen las universidades para entregarles los documentos de la aplicación.

¿Qué posibilidades tengo de estudiar en una universidad de élite?

Muchos estudiantes no aplican a las universidades más selectivas porque creen que no las pueden pagar. Con las ayudas financieras, sin embargo, su costo puede ser muy bajo. Para que los estudiantes que van a ingresar a la universidad tengan una idea de cuánto les pueden costar sus estudios, el gobierno exigió que todas las entidades de educación superior desplieguen en sus páginas de internet una “calculadora de precio neto”.

El “precio neto” es la cantidad que deben pagar los estudiantes para atender una institución de educación superior en un año académico después de descontar las ayudas financieras que ofrece la institución y las becas conseguidas por el estudiante, dentro o fuera de la universidad.

Antes de desanimarte por el costo de la universidad en la que has puesto tus ojos, consulta la “calculadora de precio neto” que hay en su página web.

El Departamento de Educación tiene una página en internet (en inglés) que explica en qué consisten las “calculadoras de precio neto” y te ofrece un buscador para encontrar las calculadoras de las universidades de tu elección.


  • Compartir esta evaluación:


El comienzo del final

En la escuela South San Antonio High School ya se siente el ambiente de graduación.

"Estamos planeando para la graduación, revisando calificaciones, asistencias, créditos, record de exámenes", me comenta Judy Pérez, una de las consejeras de esta preparatoria. Dice que Cassandra cuenta con todos los requisitos necesarios para graduarse, ya que tiene buenas calificaciones, un buen record de asistencia, y ha pasado todos los exámenes requeridos por el estado de Texas, por lo cual será una de las egresadas de la generación 2017.

Como es natural, este logro tiene a esta chica de 17 años muy emocionada, feliz, pero a la vez está un poco nerviosa y hasta nostálgica ante la nueva etapa que está a punto de llegar a su vida.

"No voy a estar en la escuela con mis hermanos, voy a ir al colegio, y voy a empezar a trabajar", comenta al tiempo que sonríe, se frota las manos, y recapacita sobre los nuevos retos que le esperan.

Sin embargo, aproximadamente el 5% de los alumnos del último año de esta preparatoria aún no saben si se podrán graduar o no, ya que muchos no cuentan con todos los requisitos necesarios.


La señora Pérez aclara que todo es cuestión de que pongan mucho empeño en esta recta final del curso escolar "porque si es cosa de la asistencia pues es nomas de recuperar eso, calificaciones, pues todavía tienen tres o cuatro semanas, y los exámenes, pues todavía esperamos los resultados".

Si hacen las cosas bien en esta última etapa, podrán al igual que Cassandra, graduarse de la preparatoria, obtener su certificado que seguramente les abrirá muchas puertas, y les permitirá continuar con la educación a nivel superior, y así continuar por el "Camino al Éxito".

  • Compartir esta evaluación:


El final de una etapa, y el comienzo de otra


La luna llena y el coliseo Joe Freeman de San Antonio, Texas, sirvieron de marco para la ceremonia en la cual Cassandra y 532 estudiantes más de la South San Antonio High School obtuvieron su certificado de graduación. Así, marcaron el fin de la etapa de su educación básica.

"Estoy muy feliz que ya me voy a graduar y terminar high school", comentó Cassandra, quien vestía la toga y el birrete color azul, que representa la preparatoria South San Antonio.

A pesar de la seriedad que la caracteriza, la felicidad de Cassandra era evidente, ya que para ella el graduarse significa un reconocimiento a su dedicación y esfuerzos. Estos fueron los mismos que le permitieron obtener muy buenas calificaciones, a pesar del tiempo que dedicaba a entrenar para el equipo de fútbol soccer de su escuela. De igual manera dedicaba tiempo a ayudar a su mamá Gloria con sus hermanos menores, llevándolos a la escuela y a sus respectivas prácticas de deportes, cocinando para ellos, y limpiando la casa cuando Gloria estaba trabajando.

Pero hoy todos esos sacrificios quedaron atrás y han comenzado a dar frutos.

"Estoy muy feliz porque soy la primera de mi familia que se gradúa de high school, y soy la primera que voy a ir a college", agrego Cassandra, felicidad compartida por su mamá, Gloria.

Gloria ha tenido que hacerse cargo sola de sus cuatro hijos, incluyendo Cassandra la mayor.

"Mucho orgullo, mucha felicidad, tristeza también porque pues ya no es mi bebé”, comentó Gloria, “va a cumplir sus 18 años el otro mes, ya va a ser una mujer".

Por cierto, Cassandra nos comentó con una sonrisa que no quiere perder tiempo, por lo cual comenzara de inmediato, durante el verano, su educación superior en el Palo Alto Community College. Va a seguir su sueño de ser higienista dental para poder trabajar y ganar un sueldo que le permita ayudar económicamente a su familia, y después continuar con la carrera de dentista.

"Espero que lo aprecie, y que haga lo mejor que pueda con su vida. Le deseo todo lo mejor en su nueva temporada de vida que va a empezar", concluyó la orgullosa madre.

Por su parte, Cassandra tiene un mensaje para aquellos estudiantes que todavía están en la etapa de educación básica, y que quizás se se sienten abrumados por tantas obligaciones: "Que tengan paciencia, y que todo se va a poder hacer, y que todo se va a terminar rápido".

Agrega que cuando llega el momento de la graduación se van a dar cuenta de que todo ha valido la pena.

  • Compartir esta evaluación:


****


Publicidad