null: nullpx
Discriminación

Carolina del Norte impide que ciudades aprueben sus propias normas contra la discriminación

La ciudad de Charlotte había aprobado el mes pasado una medida que permite que las personas transexuales utilicen el sanitario público acorde con su identidad de género
24 Mar 2016 – 11:56 PM EDT

Los legisladores de Carolina del Norte aprobaron este miércoles un proyecto de ley que impide que las ciudades y los condados aprueben sus propias normas contra la discriminación.

El proyecto, promulgado posteriormente por el gobernador Pat McCrory, supone un golpe al movimiento LGBT tras haber logrado la puesta en vigor de normas que los protegen en algunas ciudades de Estados Unidos.

La medida de la asamblea general, controlada por los republicanos, se da luego de que los líderes municipales de la ciudad de Charlotte aprobaron el mes pasado una medida que permite que las personas transexuales utilicen el sanitario público acorde con su identidad de género.

McCrory firmó el proyecto de ley este miércoles por la noche, dijo Josh Ellis, director de comunicaciones del gobernador. McCrory, que fue alcalde de Charlotte durante 14 años, ha criticado la ordenanza local.

Aunque 12 representantes demócratas se unieron a los republicanos presentes al votar en favor del proyecto de ley durante la tarde, posteriormente todos los demócratas en el Senado estatal salieron del recinto durante el debate en señal de protesta. Los restantes republicanos en la cámara alta respaldaron la legislación en forma unánime.

"Elegimos no participar en esta farsa", afirmó Dan Blue de Raleigh, líder de la minoría en el Senado.

Phil Berger de Eden, líder de la cámara alta, dijo que no recordaba haber visto un acto así por parte de algunos legisladores antes de una votación, lo que consideró una "violación grave de su obligación hacia los ciudadanos que votaron para elegirlos".

Los republicanos y sus aliados han dicho que es necesario intervenir para proteger la seguridad de las mujeres y los niños de la acción "radical" tomada por las autoridades de Charlotte. Ha habido argumentos de que cualquier hombre —tal vez alguno que haya cometido delitos sexuales— pudiera entrar a un baño o vestuario para mujeres simplemente bajo el argumento de que es transexual.

Publicidad