Diplomacia

Volvió a México Jobany Torres, el estudiante acusado en Nicaragua de fingir su desaparición

Tras su llegada al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, estaba programado que Torres tomara un vuelo a su natal Zacatecas, para ser "recibido por sus familiares y por funcionarios del Gobierno de ese estado".
17 Jun 2016 – 1:19 PM EDT


Tras ser expulsado de Nicaragua por fingir su desaparición, el estudiante mexicano Jobany Torres Becerra volvió a su país, confirmó en un comunicado la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE, Cancillería).

Torres "fue acompañado para su retorno a nuestro país por una funcionaria consular de la embajada de México y recibido a su llegada por un funcionario de la Dirección General de Protección a Mexicanos de la Secretaría", indicó la institución.

Tras su llegada al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, estaba programado que Torres tomara un vuelo a su natal Zacatecas, para ser "recibido por sus familiares y por funcionarios del Gobierno de ese estado".

La dependencia aseguró que el regreso del joven mexicano se logró por la "acción coordinada de la cancillería y la embajada de México en Nicaragua".

Torres, estudiante de la Universidad Autónoma de Zacatecas que se desempeñaba desde marzo pasado como becario de la empresa minera Hemco, fue condenado a pagar una multa equivalente a 130.5 dólares por fingir su desaparición, la cual él mismo admitió.

Según el juez nicaragüense que emitió la sentencia, con la que además fue condenado a regresar a México una vez pagada la sanción, el joven salió el 30 de mayo sin avisar del hotel donde se hospedaba.

La fiscalía lo acusó de ocultarse en Managua y de llamar a su familia para decirle que era perseguido y que temía que no lo dejaran regresar a su país.

El 1 de junio, luego de que su familia le envió un billete de avión, Torres Becerra trató de viajar a México pero fue detenido en el aeropuerto de Managua, lo que motivó la intervención de personal consular mexicano en Nicaragua.

El estudiante estuvo bajo resguardo policial durante 12 días, hasta que apareció con golpes en su rostro, supuestamente autoinfligidos, tras un reclamo público de la SRE.

Más contenido de tu interés