Diplomacia

Con “mucho por hacer”, llega Roberta Jacobson, la nueva embajadora de EEUU, a México

"Tengo la intención de viajar a lo largo y ancho de México para conocer los atributos únicos de cada región y poder escuchar de viva voz a los mexicanos de todo su país", señaló.
27 May 2016 – 9:25 PM EDT


Emocionada según sus propias palabras, Roberta Jacobson llegó a México en su calidad de nueva embajadora de Estados Unidos, con la disposición de comenzar a trabajar “para avanzar en el amplio espectro de metas que nuestras dos naciones comparten”, y con “mucho por hacer” en la relación bilateral.

Jacobson dirigió un mensaje a los medios de comunicación que la esperaban en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde refirió que sus numerosas visitas previas a la nación latinoamericana le han "permitido desarrollar un especial aprecio y profunda admiración por este país y su gente".

"Me siento extremadamente honrada de desempeñarme como embajadora de los Estados Unidos de América en México. Hay mucho por hacer juntos. Estoy emocionada de comenzar a trabajar con mis colegas en la embajada de Estados Unidos y nuestros nueve consulados alrededor del país para avanzar en el amplio espectro de metas que nuestras dos naciones comparten", declaró.

Expresó asimismo su deseo y el de su familia de "conocer más de este hermoso país, de su rica cultura, de su diversidad regional".

"Tengo la intención de viajar a lo largo y ancho de México para conocer los atributos únicos de cada región y poder escuchar de viva voz a los mexicanos de todo su país", abundó.

Jacobson asumirá en un momento que la migración y los mexicanos han estado en el centro de las campañas presidenciales estadounidenses, en particular por críticas del republicano Donald Trump, aunque algunos creen que la nueva embajadora buscará mostrarse neutral.

Finalmente, pidió a los medios de comunicación ayudarla a cumplir con la meta de "mantener una excelente comunicación entre nuestros dos países".

"Les agradezco mucho por estar aquí y recibirme hoy, y les pido conversar más ampliamente con ustedes una vez que haya presentado mis cartas credenciales", acotó.

Un largo proceso

Conforme a las reglas diplomáticas, Jacobson aún tiene que entregar sus cartas credenciales al presidente Enrique Peña Nieto para asumir sus funciones en pleno, situación que se dará este viernes, de acuerdo con la titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE, cancillería), Claudia Ruiz Massieu.

Jacobson fue confirmada como embajadora en México el pasado 28 de abril por el Senado estadounidense después de 10 meses de inacción en ese órgano legislativo y de una larga batalla con uno de los mayores críticos de la apertura de Washington hacia Cuba, el senador republicano Marco Rubio.

Será la primera mujer de la historia de EEUU en dirigir la embajada en México, un puesto que estaba vacante desde julio de 2015, cuando lo dejó el anterior embajador, Earl Anthony Wayne.

La diplomática fue confirmada por unanimidad en el Senado después de una negociación entre la Casa Blanca y Rubio, que durante siete meses hizo uso de la potestad que tienen los senadores para impedir que una nominación se someta a votación en el pleno.

Jacobson fue la jefa negociadora de Estados Unidos en el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba, un papel que despertó suspicacias de Rubio, de origen cubano y frontalmente opuesto al deshielo bilateral.

El presidente estadounidense Barack Obama nominó a Jacobson como embajadora en México en junio de 2015, algo a lo que el Comité de Relaciones Exteriores del Senado dio su visto bueno en noviembre.

Roberta Jacobson, una respetada diplomática que entre 2002 y 2007 dirigió la Oficina de Asuntos Mexicanos en el Departamento de Estado y luego fue subsecretaria para México y Canadá hasta 2010, llega al país latinoamericano en un momento delicado para la relación.

El embajador mexicano en EEUU

Los lazos bilaterales, que siempre soportan la carga de los retos en materia de seguridad, arrastran ahora el lastre de la retórica antiinmigrante de Donald Trump, que ha motivado en parte el cambio del embajador mexicano en Estados Unidos.

Carlos Manuel Sada asumió el pasado 12 de mayo la jefatura de la embajada en Washington con la determinación de "defender los intereses de México y los mexicanos", según declaró entonces el diplomático.

Sada, quien sustituyó a Miguel Basáñez, fue designado en abril como nuevo embajador por el presidente Enrique Peña Nieto como parte de un renovado esfuerzo por parte del Gobierno mexicano para hacer frente a los ataques de Trump.

Más contenido de tu interés