México

Un cajero automático me dio billetes falsos en México: esta es la situación detrás de este tipo de fraude

Durante un viaje reciente a la Ciudad de México, un cajero del HSBC me entregó dinero falsificado. Mi caso no es único, de hecho la producción de moneda fraudulenta se ha multiplicado en este país en los últimos años: durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto su producción aumentó más del 12%.
21 Feb 2019 – 1:02 PM EST

A primera vista pasó desapercibido, pero lo delató la textura. No noté que había pagado con un billete falso hasta que el taxista que me llevó al Zócalo me lo devolvió y me miró como si fuese una ladrona.

"¿Qué es esto? Esto no está bien", me dijo con brusquedad. Era mi primer día en México. No soy mexicana y hasta esa tarde nunca había visto dinero mexicano. Cuando me devolvió el billete de 200 pesos con el que le había pagado vi claramente que decía 'falso' a gritos.

Le expliqué muy apenada al taxista que horas antes, en un cajero automático del banco HSBC ubicado dentro de una farmacia Famacity, en la esquina de la Calle Parque Lira y Gobernador José Ceballos en la Ciudad de México, había retirado 3,500 pesos mexicanos entre los que estaban esos 200 pesos.


Otro de 500 lo noté días después, ya en otra ciudad mexicana, Tulum, lejos de allí. El billete ni siquiera tenía el color que debería tener: el lado que muestra a la artista Frida Kahlo debería ser marrón rojizo, como la imagen de su esposo Diego Rivera en el reverso, y este en cambio era verde.

La textura era de papel bond regular y la calidad de la impresión era casera; podría haberse impreso en la casa de una persona cualquiera.

De hecho, según el Banco de México (Banxico), los billetes más falsificados son precisamente los que recibí, de 500 pesos, de los cuales se detectaron 156,425 piezas en 2018, y de 200 pesos, con 96,435 detecciones.

Mi caso no es único. El problema de la falsificación en México en los últimos seis años se ha multiplicado, según datos de Banxico. Durante el sexenio de la presidencia de Enrique Peña Nieto, del 2012 al 2018, se capturaron 1,736,708 piezas falsas, mientras que bajo el expresidente Felipe Calderón fueron 1,543,810, lo que significa un aumento del 12.5%.

En este último año de 2018 se capturó la mayor cantidad de piezas, 338,686.

Los datos que provee Banxico son de piezas captadas, no producidas, así que el número de billetes falsos en circulación es probablemente aún mayor. No todo el mundo que se encuentra un billete falso lo reporta. Muchos lo botan o lo guardan para contar una historia , como lo hice yo.

Aunque este problema ha empeorado antes de Peña Nieto ya tenía muchos años. Según la página web de la Procuraduría General de la República, en 2012 “resultó necesario crear una Fiscalía Especializada en Falsificación y Alteración de Moneda... considerando el auge de la falsificación de moneda en nuestro país”.

Pero el hecho de que un banco esté suministrando billetes falsos desde un cajero automático es incluso mucho peor, porque habla de algún tipo de problema en la fiscalización de procedimientos internos. Univision Noticias intentó contactar a esa fiscalía, a la Procuraduría y a la Unidad Especial del banco HSBC en México, por teléfono y email, pero a la fecha de publicación no ha recibido respuesta.

¿Cómo reconocer un billete falso?

Lo primero que notamos el taxista y yo fue cómo se sentía, pero hay otros indicativos para detectar copias más sutiles. Las casas de moneda crean los billetes con diferentes características que los hacen difíciles de duplicar y son estas las que se deben tener en cuenta.

Según explica Banxico en su página web, en el caso mexicano se trata de la marca de agua, los diferentes tipos de fibras especiales usadas como el hilo microimpreso, un hilo de seguridad oscuro (que atraviesa el billete a lo ancho), el hilo 3D, que tiene relieve, y un elemento que cambia de color dependiendo del ángulo en que se mire.

¿Qué debes hacer si sospechas que has recibido dinero falsificado?

El Banco de México pide a los usuarios que no reintegren la pieza falsa en circulación, es decir, que no la usen para pagar algo ni que se la entreguen a alguien más. Según Banxico, hacerlo “constituye un delito que se castiga con multa y hasta 12 años de prisión”.

También piden no destruir el billete ni guardarlo, sino llevarlo a un banco para que lo envíen al Banco de México para que lo analicen e intenten rastrear su procedencia.

En mi caso no interpuse una denuncia, ni recuperaré ese dinero. A mí solo me quedó un souvenir algo caro, pero el problema supone pérdidas de miles de pesos para los mexicanos año tras año. Y para algunos, perder 700 pesos no es un lujo que puedan darse.

RELACIONADOS:MéxicoEstafa y Fraude
Publicidad