null: nullpx
Precio de la Gasolina

Largas filas en México por desabastecimiento parcial de gasolina en varios estados

La escasez de combustible por problemas en el suministro de Pemex en al menos ocho estados ha generado colas de varias horas y racionamiento del hidrocarburo desde hace varios días, ante un nerviosismo creciente de la población. Te contamos por qué y cuáles son las zonas más afectadas.
7 Ene 2019 – 11:52 PM EST

Largas filas se reportan en gasolineras de México debido a un desabastecimiento que desde principio de año afecta amplias zonas y que las autoridades han atribuido a un cambio en el mecanismo de distribución a fin de contener el robo de combustible.

El cambio a "medios de transporte más seguros" ha retrasado la entrega de combustible a gasolineras en los estados de Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, México y Querétaro, indicó la compañía estatal de Petróleos Mexicanos en un comunicado. Pemex pidió a la población no hacer compras de pánico de combustibles y aclaró que las medidas adoptadas permitirán la normalización del suministro a la brevedad.

Sin embargo, muchas personas no han hecho caso a mantener la calma y han acudido en masa a estaciones de servicio: en las redes sociales abundan las imágenes de gasolineras con letreros que avisan que se les acabó el combustible.

Las personas afectadas comparan el insuficiente abasto de gasolina y diésel con la escasez de artículos básicos como pan y leche que afectó a México en la década de 1970, algo que Pemex niega.

Las terminales de Pemex para "almacenamiento y despacho cuentan con los inventarios suficientes para satisfacer la demanda de la población, por lo que el país no enfrenta desabasto ni escasez de los productos", afirmó la empresa el domingo en otro comunicado.

Aunque se han generado retrasos en la distribución, "Pemex avanza en el restablecimiento del suministro de combustible por diferentes vías en los estados afectados", agregó.

Los más afectados

La falta de gasolina afecta a miles de automovilistas que han tenido que recorrer varios kilómetros y estaciones de servicio para abastecer a medias el tanque de su auto, mientras que muchos otros han preferido moverse en transporte público.

En un recorrido de la agencia EFE en Guadalajara, capital del occidental estado de Jalisco, las principales calles estaban semivacías y la mayoría de las gasolineras habían tenido que parar sus actividades durante el sábado y parte del domingo en espera de las cisternas que el gobierno mexicano está enviando.

En algunos casos, los usuarios pasaron la noche en las estaciones para guardar su lugar mientras llegaba alguna de las pipas.

Unas cuantas sucursales lograron surtir sus bombas durante la noche y ofrecen el servicio de manera racionalizada. Es decir, cada persona puede cargar solo 10 o 20 litros de gasolina.

José de Jesús Huerta es taxista y afirmó a la misma agencia que no logró encontrar gasolina en 10 estaciones y se vio obligado a cargar pocos litros en la única del centro de la ciudad que tenía todas sus bombas llenas.

"Me habían dicho que hoy se iba restablecer todo, pero la verdad no y todo el día he andado batallando por gasolina, ahorita ando con la pura reserva, tengo 40 minutos formado porque es el único lugar donde hay", señaló.

El chófer indicó que la escasez del combustible ha perjudicado a todos sus compañeros transportistas porque no pueden seguir trabajando. Su estrategia ha sido surtir la mayor cantidad de gasolina posible en las estaciones que encuentre para poder seguir con su jornada.

"Ya con 10 litros trabajo un ratito ahorita. Ya mañana busco con más calma y lleno para otros días, porque no sabemos cuándo se vaya a acomodar este problema", dijo.

La gerente de esta sucursal comentó que la orden era vender solo 10 litros por auto para garantizar el servicio a la mayor cantidad de usuarios posible, pues nadie sabe decirle hasta cuándo se regularizará el servicio.

La demanda ha sido tal que la Policía de Guadalajara implementó un dispositivo para vigilar las estaciones de hidrocarburo en la ciudad y garantizar la seguridad de los consumidores.

En algunas de las estaciones visitadas los encargados se negaron a vender el combustible a usuarios que llegaron con bidones y cuyos vehículos se habían quedado varados en alguna calle.

La intención es evitar que esas personas aprovechen la situación para revender esa gasolina, explicó uno de los encargados.

Pablo González, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros, dijo en días recientes a medios de comunicación que no está garantizado el abasto de gasolina antes de este lunes, pese a que la demanda del hidrocarburo subirá debido a que las escuelas de educación básica reanudan este lunes actividades.

El robo de combustible: la razón de la escasez

Días después de la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador, el pasado 1 de diciembre, el Ejecutivo y Pemex implementaron cambios en el suministro de gasolinas en todo el país para evitar el robo de hidrocarburos, que estiman que generó pérdidas de 66,300 millones de pesos (unos 3,382 millones de dólares) en 2018.

La escasez ha dado argumentos a los detractores del nuevo gobierno, que afirman que muchas de sus políticas y metas son un retroceso a décadas del pasado.

López Obrador dijo este domingo que la complicidad al interior de Pemex había permitido que el robo de combustible se convirtiera en una lucrativa actividad durante años, que pasó de un equivalente a 500,000 dólares anuales hace más de una década a más de $3,000 millones el año pasado.

El presidente mexicano indicó que por eso se hicieron los ajustes al mecanismo de distribución que está ocasionando la falta de gasolina de momento, pues implica enfrentar a intereses poderosos y arraigados que durante años se beneficiaron económicamente del robo de combustible. Sin entrar en detalles, el mandatario dijo que su gobierno ha reducido este robo a 36 camiones cisterna diarios de un promedio de más de 1,000 anteriormente.

A fin de contener las pérdidas multimillonarias del robo de gasolina y diésel de ductos de Pemex por parte de grupos delictivos, la compañía optó por transportar esos combustibles en camiones cisterna. Sin embargo, los analistas afirman que ese método es más caro y menos eficiente.

La gasolina es un aspecto político delicado en México. La decisión del presidente anterior, Enrique Peña Nieto, de subir sus precios en enero de 2017 suscitó una gran ira y para muchos esa medida le costó el poder al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El viernes pasado la Procuraduría (Fiscalía) General de la República anunció que en los últimos 15 días han asegurado 261.litros de hidrocarburo ilegal y la localización de 34 tomas clandestinas.

Ante el nerviosismo de la ciudadanía, Petróleos Mexicanos informó este fin de semana que ya incrementó los operativos en la mayoría de estados afectados para distribuir gasolina y aseguró que el abasto se normalizará "lo antes posible".

El 'gasolinazo' en imágenes: protestas y saqueos por el aumento de la gasolina en México

Loading
Cargando galería
Publicidad