Qué es el huachicoleo y por qué en México se le llama así al robo de gasolina

Para entender por qué en las últimas semanas los mexicanos han tenido que hacer kilométricas filas para conseguir combustible para sus autos, como un daño colateral de una iniciativa del gobierno para evitar el robo de combustible, te presentamos todo lo que tienes que saber sobre el llamado huachicoleo.
14 Ene 2019 – 4:11 PM EST

Huachicol, huachicolero, huachicoleo, son palabras que en los últimos días han tomado un lugar protagonista entre los mexicanos luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció una serie de acciones para combatir la práctica del robo de combustible en el país.

En los últimos 10 días, los estados de Tamaulipas, Jalisco, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Puebla, Michoacán y la Ciudad de México han sufrido problemas por la falta de combustible así como cierre de estaciones de servicios y compras de pánico.

Para evitar el robo de combustible, López Obrador implementó un cambio en el modelo de suministro de Pemex, que conllevó cerrar ductos y transportar el hidrocarburo por camión cisterna.

Hasta este día, el Gobierno mexicano no ha dicho cuándo se restablecerá la distribución normal de combustible.


Para entender la problemática que azota al país, te presentamos todo lo que tienes que saber sobre el llamado ‘huachicoleo’, de dónde proviene y cuáles han sido sus consecuencias.


De dónde salió esa palabra

Son diversos los significados del origen de la palabra huachicol o guachicol, pero en diversos diccionarios el término es utilizado haciendo alusión a lo ilícito.

La Academia Mexicana del Tequila, en su glosario, se refiere a la palabra huachicol como el producto que resultaba de la adulteración de brandy, whisky o rones con alcohol de caña, pero después fue adoptada por conductores de tráiler para referirse al hidrocarburo robado.


Por su parte, en el Diccionario de Mexicanismos, de la Academia Mexicana de la Lengua, huachicol es utilizado como algo relacionado con un producto falso o de calidad cuestionable.

También, en el Diccionario del Español de México, huachicol es una especie de pértiga con canastilla utilizada para bajar fruta de los árboles. En la misma publicación huachicolero es la persona que se dedicar a cosechar fruta con el aparato antes mencionado, aunque también aquel que se dedica a robar combustible perforando los oleoductos.


Sin embargo, en el tiempo reciente también se les llama así coloquialmente a los ladrones de combustibles a través de tomas clandestinas en la red de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) porque ellos también recolectan poco a poco el combustible para después venderlo.

Cómo se practica el huachicoleo

En parajes alejados, la mayoría de las veces con la complicidad u omisión de autoridades locales, grupos criminales perforan las tuberías que transportan cerca del 20% del crudo nacional y recogen crudo o gas, lo almacenan y lo venden en el mercado negro.

Este combustible robado, es adquirido por diversas empresas e incluso gasolinerías, segúnha reveladoel propio gobierno.

Los lugares donde prolifera

Esta actividad inició en el llamado Triángulo Rojo, en el céntrico estado mexicano de Puebla, en los municipios de Tepeaca, Tecamachalco, Quecholac y palmar de Bravo.

Con el tiempo la práctica se extendió a otros estados. Actualmente los que lideran el robo de hidrocarburos son Puebla, Guanajuato, Tamaulipas, Estado de México, Hidalgo y Jalisco, de acuerdo el Observatorio Ciudadano del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim), pues en ellos se han detectado más tomas clandestinas.


Las pérdidas por esta práctica

Entre 2006 y 2018, la fiscalía mexicana inició aproximadamente 108,000 investigaciones por el delito de robo de combustible. Este crecimiento se dio de forma exponencial y alarmante, pues en 2006 se abrieron 394 investigaciones, pero en 2018 se registraron alrededor de 31,000, según cifras del gobierno.

Este problema generó pérdidas del orden de 66,300 millones de pesos (3,400 millones de dólares) en 2018, que equivale al 20% de lo que se destinó en 2019 a toda la inversión en educación en el país. También equivale a los 66,000 millones de pesos que se asignó este año a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes e incluso a lo que se destinó para la Secretaría de Gobernación.

Cómo se ha combatido

Para combatir el robo de combustible, el gobierno decidió cerrar los ductos que transportan la gasolina de las refinerías a las ciudades. Ahora, la distribución comenzó a hacerse a través de pipas. Sin embargo, desde que iniciaron las medidas anunciadas, se han reportado compras de pánico y colas kilométricas en las estaciones de servicio en estados como Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Hidalgo, Puebla o el Estado de México.

El plan para combatir el 'huachicoleo' prevé que casi 5,000 elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Marina resguarden 58 instalaciones estratégicas de Pemex, entre ellas seis refinerías, 39 terminales de almacenamiento y despacho, 12 estaciones de rebombeo y el control de ducto.

En fotos: interminables filas para comprar gasolina en México por desabastecimiento del combustible

Loading
Cargando galería
Publicidad