null: nullpx
Elecciones 2016

Rubio se retira de la contienda tras humillante derrota en Florida

Trump y Clinton dieron un paso más hacia las nominaciones presidenciales
15 Mar 2016 – 2:30 PM EDT

Por Patricia Vélez @patrivelez

El senador por Florida Marco Rubio se retiró este martes de la contienda por la nominación presidencial republicana, tras sufrir en ese estado una aplastante derrota frente al magnate Donald Trump .

"Si bien no seré presidente de Estados Unidos en 2016, y puede que nunca, y si bien mi campaña queda suspendida hoy, el hecho de que haya llegado hasta este punto es evidencia de cuán especial es Estados Unidos", dijo el legislador desde su centro de campaña en Miami minutos después de que las proyecciones colocaron a Trump como el ganador en Florida, una de las joyas de la corona entre los cincos estados disputados en esta jornada.

La derrota allí fue la estocada final para la campaña del congresista de 44 años, que había puesto todas sus esperanzas en casa tras el pobre desempeño logrado en las primarias y asambleas ciudadanas celebradas previamente, donde había ganado únicamente en Minnesota, Puerto Rico y Washington DC.

En su propia cancha política, quedó rezagado al segundo lugar con el 27% de los votos, frente al 46% de Trump.



Y habiendo pasado apenas horas, otros candidatos comenzaron a cortejar a los votantes de Rubio, como su colega congresista Ted Cruz. "A aquellos que apoyaron a Marco, los recibimos con los brazos abiertos", precisó.

"Solo dos campañas tienen un camino factible, la mía y la de Trump (...) solo una campaña le ha ganado a Trump una y otra vez (...) desde Alaska hasta Maine", acotó Cruz, quien este supermartes llevaba una leve ventaja solo en Missouri pero expresó optimismo por continuar sumando delegados para alcanzar los 1,237 necesarios para hacerse con la candidatura.

Trump, a paso firme hacia la nominación
El empresario, si bien perdió los 66 delegados de Ohio a manos del gobernador John Kasich y se repartiría -de momento y a falta de un resultado definitivo- los 52 de Missouri con Cruz, ganó también en Illinois con el 38.8% y en Carolina del Norte con 40%.

Con estas victorias, el multimillonario de 69 años, cuyas propuestas migratorias -como deportar a los 11.3 millones de personas indocumentados que viven en el país- han enfurecido a la comunidad hispana y quien suspendió la semana pasada un evento en Chicago en medio de protestas, se acercó a la nominación republicana a pesar del resquemor que ha generado en la cúpula del partido.

"Tenemos que unir a nuestro partido (...) tenemos una gran oportunidad, los demócratas están viniendo, los independientes también, así como gente que nunca había votado" afirmó Trump desde Palm Beach, Florida. "La gente está enojada, quiere ver que las cosas funcionan bien", dijo, a la vez que felicitó la campaña llevada por Rubio, con quien tuvo fuertes cruces de palabras en las últimas semanas.



Solo con Ohio, Kasich sigue con vida
Se llevó los codiciados 66 delegados de ese estado, como habían vaticinado las últimas encuestas. El gobernador obtuvo el 46.8% en su propia cancha, frente al 35.7% de Trump.

Y de paso logró también su primer estado en lo que va de las primarias republicanas, debido a que su estrategia de presentarse como un candidato que rehúye de la controversia y los insultos parece que no ha acabado de convencer a los votantes del partido. Sin embargo, Kasich prometió este martes que su campaña sigue adelante.

"Mi vida entera se ha centrado en crear un buen clima para la gente (...) mientras viajo el país y miro a sus ojos, veo que ustedes quieren creer que sus hijos pueden tener un mejor Estados Unidos que el que tenemos", dijo el gobernador desde Berea, Ohio.

"Quiero que sepan que la campaña sigue adelante y que mi intención es que estén orgullosos (...) Quiero recordarles que no tomaré el camino fácil hasta el puesto de mayor importancia del país", agregó.

Sólida noche para Clinton

Del lado demócrata, Clinton se impuso en Florida, Ohio, Carolina del Norte e Illinois. Solo en Missouri Sanders le sacaba una leve ventaja. Gracias al apoyo de los llamados superdelegados, la exprimera dama lidera ampliamente la contienda demócrata con casi 1,500 delegados de los 2,383 que otorgan la nominación.

"Ustedes votaron porque nuestro mañana sea mejor que el ayer", afirmó la ex secretaria de Estado.

"Ahora es el momento de unirse a nosotros", aseveró la precandidata, quien agregó que esta campaña es crucial. "Necesitamos que sigan trabajando, que sigan haciendo trabajo voluntario" dijo desde West Palm Beach, Florida.

"Hoy está más claro que nunca que esta puede ser una de las campañas con mayores consecuencias de nuestra historia", sentenció durante el mitin en el que criticó el pedido de Trump para que se prohíba la entrada de musulmanes a Estados Unidos y recordó el caso de la inmigrante guatemalteca Lucía Quiej que apareció recientemente en el debate demócrata de Univision.



A pesar de sus débiles resultados en este supermartes, Sanders resaltó cuánto ha avanzado su campaña. "Empezamos esta campaña en 3%, hemos recorrido un largo camino en 10 meses", dijo el legislador, que había llegado a esta noche tras un sorpresivo triunfo en Michigan.

"Estamos haciendo algo radical en la política estadounidense, estamos diciendo la verdad", afirmó Sanders, quien luego criticó, como es usual, a lo que cataloga como el financiamiento "corrupto" de las campañas electorales.

Lea también:


Más contenido de tu interés