null: nullpx
Elecciones 2016

¿Por qué los latinos prefieren a Hillary Clinton?

Clinton le lleva una ventaja de 43 puntos a Sanders con los hispanos en este estado clave que celebra sus primarias el martes 15 de marzo.
14 Mar 2016 – 2:05 PM EDT

Por Juliana Jiménez @photobomba

A tan solo un día del tercer supermartes, uno de los días más decisivos de la campaña electoral, los precandidatos de ambos partidos juegan sus últimas cartas en los estados más disputados, los llamados “ swing states” o estados péndulo, como Ohio y Florida.

En este último, históricamente uno de los más reñidos en las elecciones, la precandidata demócrata Hillary Clinton le lleva una ventaja de 30 puntos a su contrincante Bernie Sanders, entre hispanos y no-hispanos, según las últimas encuestas del portal Real Clear Politics.

Pero con los hispanos, esta brecha es aún más marcada. Por su prominencia pública, política, mediática, y la de su esposo, los hispanos la conocen.

De los demócratas latinos registrados, 65% tienen la intención de votar por Clinton, vs. 22% para Sanders.

Si estos hubieran tenido que votar en junio 2015, según una encuesta nacional de Univision, “El Voto Latino”, 76% hubiera votado por Clinton, versus 7% para Sanders. Aunque desde entonces Sanders ha cerrado mucho de esa brecha, nunca ha tenido menos de 24 puntos de diferencia.


La trayectoria hispana de Clinton

Esto se debe a varios factores. Florida cuenta con 4.8 millones de hispanos, 24% de la población. De esos, 1.8 millones están registrados para votar, y de esos, 38% está registrado como demócrata, vs. 27% como republicanos.

De acuerdo al Pew Research Center, los hispanos son responsables por 88% del crecimiento en votantes demócratas en Florida en la última decada.

Otro factor significativo es que el historial de Clinton con los hispanos, a nivel nacional, es robusto y muy conocido.

Como primera dama de Arkansas, en 1986, Clinton ayudó a establecer un programa de educación temprana para hijos de inmigrantes, y en 1997, como primera dama de la nación, creó SCHIP, o Programa Estatal de Seguro de Salud para Niños, por sus siglas en inglés.

Luego patrocinó la Ley para Mejorar la Salud de Niños Inmigrantes en el Senado en 2007, la cual le permite a niños y mujeres embarazadas inmigrantes obtener Medicaid y SCHIP.

También fue co-patrocinadora del DREAM Act, y votó por la reforma migratoria de ese año. Sanders votó en contra de la ley, y esto ha sido motivo de disputa entre los dos cada vez que se presenta el tema de inmigración en un debate.

“Para ella es muy importante una reforma migratoria”, dijo a Univision Noticias Jorge Silva, el contacto con los medios hispanos para la campaña de Clinton.

“La gente no sabe, pero ella ha trabajado para los inmigrantes desde los principios de su carrera”, dijo Silva, mencionando cuando Clinton se ofreció como voluntaria para registrar familias negras e hispanas para votar en Texas, en el verano del ’72.

El codiciado voto boricua

Más recientemente, la precandidata visitó Puerto Rico en septiembre de 2015, donde se comprometió a ayudar al territorio con la crisis económica y de salud pública, y trabajó para proporcionar guarderías gratuitas en las universidades comunitarias, porque muchos estudiantes de minorías tienen hijos y no tienen quién los cuide.

La población boricua puede ser un importante empujón para Clinton, ya que más de un millón se ha mudado al centro de Florida en los últimos años, llegando a ser casi tantos como los cubanos, un grupo demográfico que históricamente ha sido mayoría entre los inmigrantes hispanos del estado.

Esto es importante porque los puertorriqueños, aunque son ciudadanos americanos, no pueden votar en las elecciones presidenciales en la isla, pero sí en las primarias. Entonces los que se mudan a Florida, inmediatamente pueden votar en las primarias del estado, convirtiéndolos en un voto crucial para Clinton este martes.

Pero la popularidad de la ex Secretaria de Estado también se debe a su presencia activa en Florida, en un alto contraste con la campaña de su rival Bernie Sanders

Todos los meses ha visitado el estado por lo menos una vez. Estuvo en Davie en septiembre del año pasado, en eventos de campaña para recaudar fondos, luego en octubre, específicamente buscando ganarse el voto latino al lanzar su iniciativa “Latinos for Hillary”, y hasta llegó de sorpresa a un concierto de Marc Anthony.

Luego en noviembre reveló su agenda económica en Orlando, y en diciembre visitó el estado de nuevo. Muy significativamente, pasó el pasado supermartes de marzo 1 aquí, ya que, según Silva, Clinton entiende que este estado “es muy importante en la contienda electoral”.

Y el lunes antes de este supermartes, su esposo y ex presidente Bill Clinton estará en Tallahassee en un mitin para incentivar a la gente a votar.

Sanders, en cambio, apenas hasta marzo 8 lanzó su tour de campaña en el estado en Miami, a menos de una semana antes de las primarias. Y antes de eso, es difícil encontrar información de una visita suya a Florida.

La campaña de Sanders le confirmó a Univision Noticias que el senador llevaba tiempo sin venir al estado, pero no proveyeron cuánto tiempo exactamente.

Con un record de asistencia tan desigual, no es de sorprenderse que los hispanos en Florida no hayan perdido de vista a Clinton, y que muy seguramente estén pensando en ella para este supermartes.

Lea también:

Más contenido de tu interés