null: nullpx
Elecciones 2016

Las dos aceras enfrentadas por Donald Trump en Miami

Aunque el magnate no podía escucharlos, los opositores a Trump se movilizaronn en una protesta en Miami
15 Mar 2016 – 10:58 PM EDT

Por Patricia Clarembaux @clarembaux


En una acera, justo a la entrada de un exclusivo club de golf del magnate Donald Trump en Miami, un solitario John King muestra la típica pancarta con el eslogan de la campaña del republicano. En la acera de enfrente, una veintena de hispanos grita al unísono: "¡Trump, Trump, vete ya!".

Y aunque Trump no estaba para escucharlos, el grupo reproducía la dinámica que se ha repetido en los últimos eventos del empresario.

King explica su voto por el multimillonario convertido en político con una pregunta: "¿ Quién creo yo que realmente puede construir un muro para resolver el tema migratorio?", dice el hombre de 74 años a Univision Noticias al referirse al paredón fronterizo de 12 metros de alto que propuso Trump con México. "Eso se tiene que resolver", advierte.

Para el estadounidense, que no se identifica ni con los republicanos ni con los demócratas, Trump no odia a los mexicanos "ni piensa que todos son violadores", dice. "Odia a la gente mala, venga de donde venga", lo excusa.

Asegura que apoya a Trump porque "dice las cosas como le pasan por la mente", aunque luego de tanto hablar concluyó que "no es tanto lo que me gusta de Trump como lo que no me gusta de los otros candidatos" en quienes, dice, ve un punto negro.

Mientras King explica sus razones, en la otra acera, las pancartas muestran mensajes como "paren de separar familias" y "las mujeres le decimos que no a los muros".

Aunque entre King y la veintena de opositores de Trump solo había dos canales de asfalto, esta vez, ninguno cruzó el límite.

En los días previos al tercer supermartes, los enfrentamientos entre seguidores y opositores del magnate inmobiliario han arreciado. El viernes en un evento en Chicago, una confrontación a gritos llegó incluso a los puños y fue suspendida por la campaña del favorito entre los republicanos por razones de seguridad. El magnate la atribuyó al malestar generalizado de los estadounidenses y no a su discurso en contra de la inmigración.

Al otro lado

Frente al club de golf de Trump estaba el grupo de jóvenes, en su mayoría hispanos inmigrantes, y madres. Algunos son estudiantes. Todos pertenecen a organizaciones pro migración, por los derechos de las mujeres, los trabajadores e incluso DREAMers que acordaron a través de un grupo de Facebook llegar al lugar para interrumpir un evento que Trump tendría en este lujoso complejo el lunes por la tarde, pero que suspendió a último minuto.

Vienen de Women Working Together, United Families, New Florida Majorities, Dream Defenders y Students Work for Equal Rights (SWER). Representantes de Black Lives Matter estarían presentes, pero suspendieron su participación inmediatamente después que Trump anunció que viajaría a Ohio.

"Vi que Trump venía el lunes y en seguida llamé a las organizaciones en Florida, pensé que teníamos que hacer algo. Ese señor no puede difundir su mensaje de odio aquí", cuenta Thomas Kennedy, un argentino de 25 años que estudia en la Universidad Internacional de La Florida (FIU) y trabaja en la organización proinmigración United Families.

Elizabeth Marie Taveras, estudiante de Periodismo en la FIU y defensora de los DREAMers, asegura que en dos días todo estaba listo para enfrentarse a Trump: "Si viene, reaccionamos (...) Haremos todo lo que tengamos que hacer para que la gente no vote por Trump", dice. "Cada vez que hay un arresto es una razón para asegurar que lo que Trump quiere es la violencia".

A Adrián Escarate, un beneficiario del programa para ayudar a hijos de inmigrantes indocumentados (DACA), Trump le da "miedo". Desde su acera, asegura que no podría apoyar a ninguno de los cuatro candidatos sobrevivientes en la carrera republicana. "DACA me cambió la vida. Si ellos ganaran temo que yo volvería a estar indocumentado".

Este martes cinco estados votarán a sus candidatos republicano y demócrata. Florida, el premio gordo de este martes por la cantidad de delegados que reparte, es uno de ellos. También decidirán Illinois, Ohio, MIssouri y Carolina del Norte.

Lea también:

Más contenido de tu interés