publicidad
Simpatizantes de DOnald Trump en Chicago

¿Es responsable el discurso de Trump por lo que pasó en Chicago?

¿Es responsable el discurso de Trump por lo que pasó en Chicago?

Cada vez más eventos del magnate registran episodios de violencia contra manifestantes. La "rabia popular" no es la única explicación

Simpatizantes de DOnald Trump en Chicago
Simpatizantes de DOnald Trump en Chicago

Por: Carlos Chirinos @carl_chirinos, Editor Político de Univision Noticias

La noche más caótica de la campaña republicana hasta ahora, se produjo justo al día siguiente del debate “más civilizado” que se ha visto entre los aspirantes a la nominación por el llamado Gran Viejo Partido.

En Chicago un evento donde se concentraban miles de seguidores de Donald Trump tuvo que ser cancelado luego de que se produjeran conatos de violencia entre los asistentes y manifestantes contrarios al empresario-candidato.

Ted Cruz: Debemos evitar volver al Chicago de 1968 Univision


Ha sido el episodio más delicado de las últimas semanas, cuando se ha visto un aumento de las expresiones contra Trump y los polémicos planteamientos que ha presentado en la campaña.

Justo la víspera, en ese último debate realizado en Miami, hubo una pregunta referida al peligro de la violencia que se corre con la profundización de la polarización que se vive en las primarias

Ni Trump ni sus contrincantes respondieron con una condena tajante, a pesar de lo grave del tema.

La tan alabada civilidad que mostraron los candidatos republicanos puede no servir para mucho si los líderes no atajan el fenómeno incipiente de la violencia política.

Derechos de unos y otros

En el auditorio de la Universidad de Illinois, en Chicago, los seguidores de Trump vieron su derecho a la expresión de sus ideas afectado por un nutrido grupo de jóvenes que irrumpió en el acto que había convocado el magnate, molesto porque consideran que el empresario los atropella.

publicidad

Este tipo de expresiones por parte de contrarios a Trump se han hecho cada vez más frecuentes e intensas, al punto que en un reciente evento en Orlando se contaron once interrupciones por parte de vociferantes críticos de sus ideas.

El empresario ha respondido a esos manifestantes con su estilo pendenciero, de una manera que parece invitar a los suyos a tomar acciones para castigar esos atrevimientos.

Los momentos más violentos en los eventos de campaña de Donald Trump Univision

En febrero, Trump dijo quería pegarle en la cara a un manifestante que interrumpió una concentración en Las Vegas

Este jueves en Carolina del Norte uno de sus partidarios lo hizo por él, al golpear a uno de esos manifestantes cuando era escoltado por la policía fuera del recinto donde se realizaba la reunión.

“Es la rabia”

En las explicaciones que dio a los medios sobre lo ocurrido este viernes en Chicago, el magnate en ningún momento ha admitido algún vínculo entre su verbo incendiario, las manifestaciones en su contra y la reacción violenta de algunos de sus partidarios.

Para el empresario-candidato se trata de expresiones de “rabia” de una sociedad frustrada y molesta por la mala marcha de la economía, la pérdida de empleos y de su poder adquisitivo.

publicidad

Pero esas mismas frustraciones las comparten seguidores de otros candidatos, republicanos y demócratas, sin que en sus eventos se hayan visto las mismas expresiones agresivas.

Choques durante evento de Trump en Chicago
Choques durante evento de Trump en Chicago


La diferencia con el resto de sus competidores es justamente la retórica políticamente incorrecta que usa Trump y por tanto en ella está parte de la explicación de por qué pasa lo que está pasando.

Para sus seguidores se trata de las expresiones de un hombre en pie de lucha, en la defensa de los derechos que “otros” (políticos, inmigrantes, países extranjeros) les han inculcado.

Tragedia potencial

La historia del mundo está llena de líderes populistas que dicen interpretar la rabia popular y terminan creando profundas divisiones en sus sociedades, en ocasiones generando divorcios que pasan décadas en poder resolverse.

Esos líderes siempre tuvieron la oportunidad de detener con una palabra la formación de una espiral de violencia. Casi nunca la usaron.

publicidad

Tras los sucesos de Chicago, Trump tuvo una vez más la oportunidad de recapacitar y ofrecer una moderación de verbo. Por segundo día consecutivo, prefirió no hacerlo

Sin embargo, ni él ni nadie de los involucrados queda a salvo en el episodio del viernes.

De acuerdo con los reportes de medios de comunicación, cuando se anunció la postergación del encuentro, los jóvenes anti-Trump estallaron en vítores jactanciosos de “detuvimos a Trump”.

Acallar al otro nunca es la mejor manera de defender las ideas propias.

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad