null: nullpx
Derechos

Más de 1.4 millones de exconvictos en Florida ya pueden registrarse para votar, lo que puede ser decisivo en 2020

En noviembre, los votantes aprobaron una enmienda constitucional que restablece el derecho al voto de los delincuentes condenados que han completado sus sentencias. Hay 1,4 millones de ellos y los estudios indican que apoyan fuertemente al Partido Demócrata. Al menos 180,000 son hispanos. Univision acompañó a uno de ellos cuando se registró el martes en Miami.
8 Ene 2019 – 3:03 PM EST

Yraida Guanipa, de 56 años, estaba deseando registrarse este martes para votar. La razón: hace más de 20 años que no podía hacerlo tras ser condenada por drogas.

En lugar de registrarse por internet, decidió ir en persona a las oficinas del Departamento de Elecciones del Condado de Miami-Dade. Llegó antes de que abrieran las puertas a las 8:00 am.

"Es muy emocionante. Es un nuevo día para mí y para todos los exconvictos. Significa que ahora soy una ciudadana completa otra vez", dijo.

Guanipa pudo nuevamente registrarse gracias a una enmieda aprobada en las pasadas elecciones en Florida, que restaura el derecho a voto a cerca de 1,4 millones de personas que han cumplico ya sus condenas.

Ahora, estos nuevos electores pueden ser la clave en las futuras elecciones en un estado que ganó el presidente Donald Trump por 110,000 votos en 2016 y que en los recientes comicios de noviembre para el Senado y gobernación las diferencias entre republicanos y demócratas fueron mínimas.

En las elecciones de 2018, 8.2 millones de floridanos se acercaron a las urnas, de los 14 millones de personas con derecho al voto. Los 1.4 millones de exconvictos representan ahora un aumento del 10% de los votantes en el estado.

De la cifra total, al menos 180,000 son hispanos, según un estudio realizado por el estudiante de derecho de la Universidad de Miami, Ángel Sánchez, quien también es un exconvicto.

Un análisis de registros criminales realizado por los diarios Tampa Bay Times y Miami Herald encontró que el 52% eran demócratas, el 33% eran independientes sin afiliación partidista y solo el 14% eran republicanos.

Condenada en 1997 por un cargo de conspiración de drogas, Guanipa pasó casi 13 años de prisión. Mientras estaba tras las rejas, solo pudo ver a sus dos hijos pequeños en un puñado de ocasiones. Ese sigue siendo su mayor pesar, además de perder sus derechos de voto.

Nacida en Venezuela, luchó durante años para que sus cargos fueran anulados o reducidos. Durante todo ese tiempo comenzó a conocer mejor el sistema y sus derechos, unas habilidades legales que ahora utiliza para ayudar a otros como asistente legal. Finalmente, salió de la cárcel en 2008 y hoy asiste a otras madres encarceladas con niños pequeños y hace donaciones para que presos recién liberados puedan volver a encontrar un puesto en la sociedad.

Después de presentar un documento de registro de votantes, Guanipa dijo que la avisaron que recibiría un aviso de aprobación en 24 o 48 horas. En el documento Guanipa solo tuvo que afirmar que, aunque es una criminal convicta, "mi derecho de voto ha sido restablecido."

Los funcionarios electorales dicen que la inscripción será aceptada siempre y cuando se verifique la autenticidad del cumplimento de su sentencia.

"Como siempre, confiamos en que el votante indique en la solicitud de registro de votante que es elegible para votar", dijo la supervisora de Elecciones del Condado de Miami-Dade, Christina White. "Si el votante afirma que cumple con todos los requisitos, lo registraremos. La información del votante se envía a la División de Elecciones del Estado de Florida, que investigará y verificará la identidad y elegibilidad del votante, según la nueva ley", agregó en una declaración escrita.

Sus palabras fueron un alivio para Guanipa, quien dijo que los funcionarios estatales no tenían claro cómo manejarían el cambio a la ley.


Miedo al fraude


Algunos exconvictos han expresado su temor a ser procesados por fraude electoral debido a las declaraciones de algunos funcionarios, incluido el nuevo gobernador de Florida, Ron DeSantis, en las que ponen en duda la restauración automática del derecho al voto. La estructura de la enmienda tuvo que ser aprobada por la Corte Suprema de Florida antes de que se agregara a la boleta electoral de noviembre.

Antes de la enmienda, la ley de la Florida dificultaba extraordinariamente la recuperación de los derechos civiles a los exconvictos, lo que obligaba a esperar hasta siete años después de haber cumplido su tiempo antes de poder solicitar clemencia al gobernador en un proceso complicado.

Eso cambió el 6 de noviembre en las urnas. Además de elegir a sus miembros del Congreso y otros funcionarios estatales y locales, a los votantes se les dio la oportunidad de modificar la Constitución del estado al aprobar la Enmienda Cuatro, que ofrece a los convictos excarcelados la posibilidad de registrarse para votar tan pronto como completen su sentencia, a excepción los asesinos y los delincuentes sexuales.

La enmienda recibió 64% de apoyo y entró en vigencia automáticamente este martes.

Ignacio Calderín, otro exconvicto que se registró online el martes, le dijo a Univision Noticias por mensaje de texto que "es fantástico marcar la casilla que dice que tus derechos han sido restaurados. Hoy ya no soy un ciudadano marcado que regresa, ¡¡SOY CIUDADANO!! Amén."

RELACIONADOS:DerechosFloridaLocal
Publicidad