null: nullpx
Estafa y Fraude

"Rento casa bonita y barata": el nuevo método de fraude en medio de la crisis de vivienda en California

Aprovechándose de que cada vez se hace más difícil encontrar viviendas asequibles en el estado, los defraudadores se las han ingeniado para poner un trampa en la que no es tan difícil caer: las ofertas engañosas de casas y apartamentos "baratos" están en plataformas de Internet oficiales, donde también están las legítimas. Varias de estas han sido detectadas como sospechosas y eliminadas de las páginas donde eran ofrecidas.
6 Mar 2019 – 9:16 PM EST

LOS ÁNGELES, California.– El alquiler de vivienda en California está cada vez más por las nubes. La mensualidad por una casa con una habitación promedia los 2,330 dólares en Los Ángeles y llega a $3,690 en San Francisco, mientras los ingresos se han quedado muy atrás. Los hispanos están entre los más afectados.

A esa crisis de vivienda histórica le están sacando provecho los estafadores que publican ofertas tentadoras en Internet. A simple vista parecen legítimas: fotos de casas normales con un precio de renta por debajo del mercado. Las publican a través de plataformas especializadas en bienes raíces en el Marketplace de Facebook.

Ya que a través de estos canales el trato es directo entre el interesado y el "dueño", es difícil detectar el engaño tan rápido.

Mariah Ketzer casi cae en la trampa. A ella le gustó una casa en Santa Rosa, en el norte de California, que se ofrecía en la cuenta de Zillow en Facebook. Se comunicó con la persona que se identificaba como "propietario" y hasta llenaron una aplicación (ella y su familia). La comunicación se tornó sospechosa cuando el supuesto dueño le pidió por teléfono que le enviaran el depósito de seguridad inmediatamente, incluso antes de cerrar el contrato o haber visto la casa.

"Sus respuestas eran breves. Sonaba como si estuviera leyendo un guion", contó Ketzer a Univision Noticias. "Luego encontré la misma casa en el sitio web de Kelley Rentals indicando que su venta estaba pendiente. Terminé llamándoles para confirmarlo y me dijeron que varias personas habían llamado no solo por la casa que encontré, sino por otras. Me informaron que era una estafa", relató.

Ketzer reclama que jamás recibió ayuda de Zillow y dice que comparte su experiencia para evitar que otros sean víctimas de estos delincuentes. "Hay muchos estafadores y la gente no merece pasar por eso. Fue duro para mí también, me sentí como una tonta después de que casi caigo", expresó.

Tomando ventaja de la crisis

No hay estadísticas que muestren aún la gravedad de este problema. Las autoridades aún no han encendido las alarmas, pues parece ser un método reciente de engaño justo en momentos en que cada vez es más difícil conseguir vivienda en el estado.

"No me sorprende que estos estafadores estén tomando ventaja de la gente que está teniendo problemas para conseguir una vivienda barata", comentó Joe Delgado, directivo de la organización Alliance of Californians for Community Empowerment (ACCE), que defiende a los inquilinos.

Así de grave es la crisis que menciona Delgado: de 2010 a 2018, el precio promedio de alquiler de un apartamento de una sola habitación en Los Ángeles aumentó un 84%, mientras los salarios solo subieron un 11% en ese período. En San Francisco es aún peor, por ejemplo si una familia tiene un ingreso anual de $200,000 no puede comprar una casa en Silicon Valley y es considerada de clase media.

Piden ver la propiedad solo "a través de las ventanas"

Las plataformas que difunden estas ofertas no han querido compartir cifras sobre quejas ni ofertas eliminadas. Una de ellas, Zumper, afirmó que el asunto es menor: "Esto sucede con muy poca frecuencia, más del 99% de nuestros clientes potenciales son referidos a anuncios legítimos".

Desde finales de 2018, Zumper ha enviado varias alertas de "comportamiento sospechoso" a los usuarios de Facebook que se registraron para ser notificados sobre viviendas disponibles en el condado de Los Ángeles. Se trataba de ofertas difíciles de rechazar a simple vista: casas con dos o tres habitaciones, algunas con piscina, en vecindarios tranquilos y pagando un alquiler bajo, comparado con lo que pedían por otras propiedades similares.

Algunos de esos falsos propietarios responden a través de correos electrónicos asegurando haberse mudado a otro estado como razón para poner en alquiler su casa y por eso pedían ver las condiciones de la vivienda a través de la ventana o desde la calle, en lugar de lo normal a la hora de buscar un nuevo lugar para vivir: recorrerla con el dueño o un representante de la propiedad.

"Tienes que entender que hay cientos de personas preguntando por mi casa y no puedo darte mi número de teléfono para evitar que me llamen todo el día", escribió una persona antes de que su oferta fuera colocada en la lista negra de Zumper.

Otro "dueño" respondió en un email: "Solo podrás ver la casa desde afuera por ahora y no podrás ver su interior hasta que te mande la llave y los documentos de la casa".

El mismo mensaje se repetía en otros emails que respondían a otras cuatro casas totalmente diferentes, en las que el supuesto "dueño" advertía que solo tenía una vivienda en alquiler, "además de la que tenemos en Colorado".

La vigilancia de las agencias

La plataforma Zumper asegura que ha montado un sistema que le ayuda a detectar cuando se presenta una posible estafa, al tiempo que notifica a sus clientes para advertirles sobre dichas prácticas.

"Zumper siempre está haciendo todo lo posible para proporcionar anuncios de calidad a los inquilinos y ayudarlos a evitar estafas y actividades fraudulentas", mencionó la empresa en un comunicado enviado a Univision Noticias.

"Tenemos alarmas internas y utilizamos herramientas automáticas para identificar cuentas maliciosas", agregó.

Para la muestra, eliminó las ofertas de los siguientes domicilios de su página desde febrero tras identificarlos como sospechosos y temiendo que se trataran de un fraude:


  • 227 Genoa St, Arcadia, CA
  • 414 Castano Ave, Pasadena, CA
  • 1837 W Las Palmas Cr, Orange, CA,
  • 3796 Elma Rd, Pasadena, CA
  • 17261 Walnut St, Yorba Linda, CA
  • 530 Trayer Ave, Glendora, CA
  • 6 W Glendon Way, Alhambra, CA
  • 13405 Bixler Ave, Downey, CA

Su competidor Zillow indicó, por su parte, que realiza monitoreos constantes para proteger los bolsillos de los inquilinos. "Nuestro equipo de atención al cliente supervisa la actividad en el sitio de diferentes maneras y, si se descubre que un anuncio de alquiler es fraudulento, se elimina de inmediato", afirmó.
En su página de Internet, Zillow da advertencias para detectar estafas, como no proporcionar información personal o financiera a "propietarios" que no han tratado en persona; no enviar pagos a través de giros electrónicos; y evitar a quienes dicen estar en otro estado o país para excusarse.

"Cómo funciona la estafa: usted encuentra un buen alquiler (por lo general es demasiado bueno para ser verdad), pero el propietario se encuentra fuera del estado o del país", advierte Zillow.

Un vocero de Facebook se comprometió a enviar un comentario tras reconocer que este problema ocurre en su sección de Marketplace o Mercado, pero hasta el momento de la publicación de este artículo no se ha pronunciado.

Un fraude en aumento

Según la Comisión Federal de Comercio (FTC), uno de los cinco principales tipos de fraude ocurridos en 2018 está relacionados con los "servicios de Internet". En ese período hubo 57,907 quejas o el 28% del total, que representaron una pérdida de 36 millones de dólares. El robo promedio fue de 139 dólares.

Hace cuatro años, la FTC reportaba que hubo 40,106 denuncias de ese tipo.

Rigoberto Reyes, especialista del Departamento de Asuntos del Consumidor del condado de Los Ángeles, cree que pasará un tiempo para saber el tamaño de estas estafas de viviendas en Internet.

"Como es algo nuevo, las regulaciones a veces ni existen y no todos (las plataformas) van a tomar las medidas más restrictivas", explicó el funcionario y mencionó que la dependencia no ha recibido denuncias de ese tipo.

Reyes menciona que, por ahora, las víctimas más frecuentes son turistas que pagan por alojarse en viviendas durante el verano. Un caso común es donde siguen ofreciéndoles en Internet unidades de un complejo de apartamentos en Marina del Rey donde viven ancianos que reciben subsidios del gobierno.

Las autoridades han registrado tantos casos que hasta han colocado un letrero en la entrada del edificio advirtiendo que no se trata de viviendas disponibles. Esperan que los interesados lean ese mensaje al verificar el domicilio en Google Maps antes de viajar a esta metrópoli. Algunas víctimas han pagado más de 200 dólares confiadas en que ahí se alojarán durante un fin de semana.

"¿Quién está detrás de esa estafa? Es difícil determinarlo porque no están aquí", lamentó Reyes.

Las ciudades grandes más asequibles de Estados Unidos

Loading
Cargando galería
Publicidad