null: nullpx
Cárcel

Muere Samuel Little, el asesino en serie más sanguinario de la historia de Estados Unidos

El asesino, que cumplía cadena perpetua, murió en un hospital californiano, informó en un comunicado el Departamento de Correcciones y Rehabilitación de este estado, sin que se sepa de momento la causa.
31 Dic 2020 – 03:08 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Samuel Little, considerado como el asesino en serie más sanguinario de la historia de Estados Unidos, murió este miércoles en un hospital de California, a los 80 años de edad, sin que hasta ahora de conozca la causa del fallecimiento.

Little cumplía cadena perpetua por tres asesinatos cometidos entre a finales de los años 80, pero según propia confesión en 2018, pudo haber matado a más de 90 personas -la mayoría mujeres- a lo largo de cuatro décadas. El FBI ha confirmado al menos medio centenar de sus crímenes.

Autoridades del Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California confirmaron la muerte del asesino en serie en un comunicado dado a conocer por la noche.

Little fue arrestado en septiembre de 2012 en un albergue para personas sin hogar en Kentucky y extraditado a California, donde se le procesaba por delitos vinculados a drogas. AL analizar su ADN y compararlo con el material encontrado en los asesinatos de tres mujeres cometiedo entre 1987 y 1989, todas ellas estranguladas y arrojadas a un callejón, las autoridades determinaron la culpabilidad de Little. Por esas muertes, fue sentenciado a cadena perpetua.

Aquel hallazgo fue apenas el inicio de una larga investigación en la que el FBI destapó decenas de crímenes cometidos por sus propias manos, estrangulamientos, golpes y ahogamientos, que luego Little confesó con un detalle y frialdad espeluznantes.

Una vida nómada y criminal

Según los investigadores, Little abandonó su hogar familiar a finales de los años 50.

Desde entonces inició una estilo de vida nómada: cruzaba el país de punta a punta en pocos días, robaba de pueblo en pueblo para comprar drogas y alcohol, y ante sus primeros problemas con la autoridad cambiaba de lugar. Había sido boxeador y también se le conocía como Samuel McDowell.


Por el perfil de sus víctimas y la ausencia en aquel momento de pruebas de ADN, pudo cometer decenas de asesinatos y pasar desapercibido.

A pesar de ello, desde 1956 fue detenido 26 veces por robo, agresiones, violación, fraude, entre otros delitos.

"A veces los cuerpos no fueron identificados y sus muertes ni siquiera investigadas", detalló el FBI en un reporte de hace dos años sobre las actividades del asesino en serie.

Con los datos proporcionados por la policía, los investigadores comenzaron a atar cabos cuando encontraron "un alarmante patrón y nexos convincentes con muchos otros asesinatos", en su mayoría "mujeres vulnerables y marginadas" dedicadas a la prostitución y adictas a las drogas.

Confesiones y dibujos de sus víctimas

En 2018, los agentes del FBI entrevistaron a Little en la cárcel con el propósito de avanzar en las investigaciones. Lo que consiguieron fue a un asesino que no solo cooperó proporcionando datos de sus crímenes y de sus víctimas, sino que también les entregó dibujos de algunas de ellas, que recordaba al detalle.

"Repasó ciudades y estados y les entregó a los 'rangers' el número de personas que mató en cada lugar. Jackson, Misisipi, una; Cincinnati, Ohio, una; Phoenix, Arizona, tres; Las Vegas, Nevada, una", explicó el FBI en 2018.

Aunque él afirmaba haber asesinado al menos a 90 personas, el FBI tuvo suficientes indicios para pensar que todas sus confesiones fueron creíbles y corroborar al menos 50 de sus homicidios.

Little ofreció a las autoridades imágenes aterradoras dibujadas por él, la mayoría mujeres negras y marginadas sociales.


"Varias de las muertes de sus víctimas, sin embargo, fueron originalmente atribuidas a sobredosis, a causas accidentales o indeterminadas. Algunos cuerpos nunca se encontraron", escribió el FBI en una página web que armó con sus testimonios.

La agencia también difundió videos de algunas entrevistas en prisión con Little. Describió cómo estranguló a una mujer en 1993, y cómo la arrojó por una pendiente de un camino desolado.
“Escuché otro sonido en el camino y eso significaba que iba rodando cuesta abajo”, declaró.

En uno de los videos de la entrevista con los investigadores, Little describió a una víctima de Nueva Orleans. “Era bonita. De piel morena clara”, dijo con una pequeña sonrisa. “Era alta para ser mujer. De formas hermosa. Y, uh, amigable”. “Fue a la única que maté ahogándola”.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés